Magaly Fields – Dreaminder (2018)
espera un momento...

Magaly Fields – Dreaminder (2018)

Magaly Fields – Dreaminder (2018)

viernes 01 de marzo, 2019

Este artículo ha sido visitado 56 veces, de las cuales 1 han sido hoy

Escrito por: Fernanda Schell

Voces, una guitarra y batería, instrumentos esenciales para crear una banda que mete ruido como si fueran cuatro músicos. Así se forma Magaly Fields, un dúo que realiza explosiones en el rock and roll, con canciones sólidas que parecen haber sido construidas en segundos de inspiración.

Sonidos crudos, influenciados por intérpretes ingleses, obtienen un resultado: pura y descarnada furia. Esa es la fórmula que dio como resultado a «Dreaminder», el segundo álbum de los chilenos, Tomás Stewart y Diego Cifuentes. Esta dupla concibió una suma de canciones emocionantes que conforman un delicioso viaje por las montañas sonoras.

Una introducción corta, precisa y eléctrica da inicio a Dreaminder. «Fever» es un comienzo que ingresa a una aventura para bailar, entregando rapidez, fluidez, juventud y estilo. La pasión se calma con «Le Bijoux», pero no pierde su forma. Una clásica melodía en la percusión que integra a «Chasing UFO’s», canción que suena como una vuelta hacia los 60’s.

En la mitad del disco, ingresa «Deep Sur», un lado alternativo, pero con la esencia de Magaly. Al medio de la canción se une el rapero Bronko Yotte, otorgando una mezcla entre rap, guitarra ágil y una recia batería, donde pasan de ser un dúo a un trío eléctrico.

Se realiza un perfecto contraste con la exquisita exasperación de las voces y velocidad en «Skull Tunnel o Killer Shade». Si hablamos de sencillez, lo expresa «Nice Touch junto a Purple Eyes», temas que presentan juegos de coros, panderos que hacen su presencia entre pausas y se enlazan con los jugados riffs de guitarra, envolviéndose en un ambiente veraniego. Estos temas crean una brisa estival que nace en los mejores días de la década setentera de California y rejuvenece en la actualidad.

«Dreaminder» es una aventura de aproximadamente 42 minutos donde recuperan la esencia del rock and roll, sin endulzantes, ni preservantes. Magaly Fields ocupa de manera justa un buen puesto en las bandas de la escena chilena.

Este artículo ha sido visitado 56 veces, de las cuales 1 han sido hoy

Fernanda Schell
Otros artículos del mismo autor