Nubosidad Parcial – Latitudes (2019)
espera un momento...

Nubosidad Parcial – Latitudes (2019)

Nubosidad Parcial – Latitudes (2019)

martes 23 de abril, 2019

Este artículo ha sido visitado 75 veces, de las cuales 1 han sido hoy

Escrito por: Matías Burgos

  • Nubosidad Parcial
  • Latitudes
  • [Total:0    Promedio:0/5]

Desde lo que fue su primer trabajo en 2013 hasta ahora, Nubosidad Parcial varió considerablemente la forma y la sustancia de su música. En aquellos días de “Tomando Sol A Cuadritos”, la banda en ese entonces instrumental era más lúdica al aventurarse en texturas y ritmos que iban mutando, creciendo progresivamente en canciones con sonidos sobrecogedores, una lisergia nostálgica y contemplativa del cielo nuboso.

Pero eso no duró mucho. Con la inclusión de un vocalista y un ímpetu más directo, sus siguientes trabajos se enfocaron en rasguear con fuerza las guitarras, inyectando energía stoner y cruda donde antes se creaba la intensidad desde otras formas musicales, más elaboradas. En “Latitudes”, su nuevo disco, siguen guiados por las señales de humo, centrando los temas alrededor de la voz y las abundantes letras que tienen un rol predominante en este ensamble.

Ese es el tenor de “Cataclismo”, donde la banda golpea de lleno con un pesado combo de riffs alternados con una voz clamorosa, con ecos de folklore. “Alud” juega entre tranquilidad y breaks de pentatónicas bien potentes. “Combustión” es una canción más espacial y aventurada en la oscuridad, mientras que “Latitud” es una vuelta breve a sus arpegiados volones instrumentales, donde el tema agarra una atmósfera que le permite desenvolverse y hacer viajar al escucha.

“Acantilado” hace honor a su nombre y es una fuerte vuelta de cabeza a la realidad, donde la calma se rompe con un mambo rocanrol. El disco finaliza con “Asciende”, una secuencia de batería electrónica que va en ola creciente, sumando sonidos y voces, un vendaval que después se despeja para volver a su inicio.

Echar de menos el sonido “pasado” de una banda y compararla en base a eso es un juego peligroso, no solo por el riesgo a rechazar toda nueva propuesta, sino también porque es algo idiota, aunque inevitable. De todas formas, Nubosidad Parcial parece seguir ramificándose por varios suelos sonoros que mezclan con trabajada habilidad. Este álbum no se queda corto en intensidad ni experimentos, que derivan en varios momentos de originalidad que lo harán disfrutable para quienes se den el tiempo de escuchar.

Este artículo ha sido visitado 75 veces, de las cuales 1 han sido hoy

Matías Burgos
Otros artículos del mismo autor