Polímetro – Retrospectiva (2019)
espera un momento...

Polímetro – Retrospectiva (2019)

Polímetro – Retrospectiva (2019)

martes 07 de mayo, 2019

Este artículo ha sido visitado 178 veces, de las cuales 1 han sido hoy

Escrito por: Fernanda Schell

  • Polimetro
  • “Retrospectiva” (2019)
  • [Total:0    Promedio:0/5]

Historia, rock y narración conceptual que termina en un álbum lleno de dolor, oscuro, generando claustrofobia. Por otro lado, existe la angustia generada por una familia separada tras el golpe y dictadura chilena en el año 1973. Esto son los relatos creados por Polímetro, clásica agrupación nacional de metal progresivo, quienes vuelven a las pistas con su tercer disco «Retrospectiva».

Esta producción consta de 14 temas que viajan a través de imágenes de la mente, ángeles y demonios en escenarios surrealistas de la vida.

Unas dulces melodías que entran en un camino medieval, llevando recuerdos del pasado y combinándolos con el presente.Las intros de “Semilla Consciente” y “Sueños”, se enlazan en tonos pesados. La historia se va narrando a través de una melódica voz.

Mediante pesados riffs de guitarra, una voz atormentada, seguida por una percusión que otorga todo el ritmo a “Fragmentos”, un heavy metal moderno,  aguerrido y valiente. Este narra la valentía que tiene un personaje ante las situaciones que ocurren en su transcurso. Tras la tormenta de notas densas, llega “Destino 09.11”,  un estado melancólico reflejado en un inicio melodías folclóricas, pero que van tomando potencia. Estás comentan el dolor de una mujer luego de perder a sus familiares.

El camino nublado continúa en “Noviembre”, tonada que recorre los peores temores que se van haciendo realidad. A su vez, está acompañada de tonadas progresivas, notas largas, creando baladas. Esto da un salto hacia el encierro de siete minutos, “El cubo” es el tema donde los instrumentos son los protagonistas.

Potencia ante la nubosidad. “Iluminados” se presentan los teclados de Mauricio Eyzaguirre, junto a un ritmo trepidante de Patricio Esquivel, quienes se encargan de crear tonos modernos, sin dejar las marcas de  Carlos Esquivel, y el contraste en las voces de Susarte. A la vez, el bajo de Alonso Poblete, plasma sus huellas.

El suspenso se apodera de “Visiones”. Polimetro crea una gran muestra del estilo utilizado en las cuerdas, mientras la voz sigue el relato, para luego romper con otra sección instrumental. La resignación queda ante la neblina, pero pasan un par de segundos y aparece, “Renacer”, una reencarnación en la fortaleza, demostrando que la batalla continuará.

Una especie de contraste se da en “Todos Morirán”, melodía abrupta, simple, pero directa, que está acompañada de coros. La densidad se sostiene a partir de “Desaparecer”, donde se vuelven a encontrar con testimonios intensos, armoniosos que hacen un adiós. Nuevamente utilizan teclados que se enlazan a suaves riffs.

“Deja Vú” es vanguardista, novedoso, metalero, pero su ritmo. “El Fantasma de la Esperanza”, es la canción más densa, por el relato que cuenta con una vida que se apaga sin tener respuestas de lo sucedido.

Finalmente, el tema “homónimo” cierra la historia, poniendo el dolor a flor de piel. Nuevamente los tonos pesados hacen su trabajo, aunque son apoderados de recursos progresivos.

Polímetro es una banda que se atreve a tomar riesgos, para crear cosas diferentes y lograr su propia marca. Si hablamos de historia, trayecto y una excelente producción, debemos mencionarlos. En catorce canciones crearon un relato que se va narrando a través de cada melodía. “Retrospectiva” es más que música, es un libro armónico.

Este artículo ha sido visitado 178 veces, de las cuales 1 han sido hoy

Fernanda Schell
Otros artículos del mismo autor