Cola de Zorro “Khaikha” (2015)
espera un momento...

Cola de Zorro “Khaikha” (2015)

Cola de Zorro “Khaikha” (2015)

miércoles 03 de junio, 2015

Este artículo ha sido visitado 41 veces, de las cuales 1 han sido hoy

Escrito por: Rama Rodriguez

Cola de Zorro es una banda de rock experimental e instrumental con varios cambios de estado. Trilizan sintetizadores y teclados que hacer perder la cordura, mientras estamos recién viendo en que nos adentramos. El “Microkorg”, una especie de sintetizador que me hace recordar ese clásico sonidos de videojuegos antiguos, más o menos de la onda de Nintendo pero más distorsionados y locos combinados con samples que simulan sonidos ambientales, fauna y otros.

“Sauce” es el tema que abre el disco de la banda proveniente de Valparaíso, Chile. Un tema que comienza muy calmado, como si estuviéramos en lo profundo del océano. Luego de unos segundos un bajo eléctrico entra con fuerza, acompañado de una batería viajera con sonidos de guitarra, encargados de crear un universo como si estuviéramos navegando mar adentro. Poco a poco el día comienza a distorsionarse para dar paso a una tormenta, incluso podríamos hasta perder el control.

Cola de Zorro“Allá va” es el segundo single de “Khaikha”, el segundo trabajo de estudio de Cola de Zorro después de su Ep publicado en 2012 denominado “Can Can B”. Este tema es muy particular, ya que es una especie de introducción o interludio, no dura más de un minuto. Comienza de forma agresiva con unos pasajes medios “jaivianos” entre medio (por decirlo de alguna forma). Es un estado de gran intensidad para luego volver a la calma con “Janeiros”, tercer tema del disco. La canción parte de forma muy misteriosa, como si fuéramos a escondidas para asesinar a alguien por la espalda con el filo de una navaja. Mientras el tema más se acelera más nos acercamos a nuestra víctima.
Luego la composición nos sorprende con un giro por completo. Nos adentramos en una especia de nada, algo así como si estuviéramos en el espacio. Poco a poco la canción va agarrando energía y comenzamos a viajar gracias a los sonidos distorsionados del bajo y la guitarra acompañados de una batería llevadera, sin querer detenerse hasta que llegamos a un momento en que abrimos y cerramos los ojos y todo termina.

“Animita” es el cuarto tema encargado de volver al equilibrio. Los sintetizadores hacen su trabajo, crean una atmosfera espacial, nos volvemos a elevar. Poco a poco comenzamos a subir, entre medio de acordes de guitarra, bajo y sintetizadores. Nos adentramos en un mundo como si fuera el “viejo oeste”, medio abandonado, silencioso y sintiendo el viento por la espalda. Síntomas de calma perseguidas por la lisergia musical de cada integrante de la banda.

“Khaikha” es el quinto tema que le da el nombre al disco. Es un trance de principio a fin, como si fuera utilizado como en alguna especie de ceremonia o celebración. Sonidos densos y rápidos son los que envuelven la onda del tema. Me imagino escuchando la banda en vivo mientras todo gira alrededor. Luces y colores alocados serían la fórmula ideal para acompañar (igual que todos pero con este es para volverse frenético) este tema, un trance musical de gran magnitud en donde todo va muy rápido y en un abrir y cerrar de ojos todo se acaba dejándonos suspendido en el aire.

“Gato=trébol” es el penúltimo tema del disco. Parte de forma muy relajada con un riff de bajo acompañado de batería y percusiones bien ligadas al jazz. La guitarra se mete de forma muy llenadora, como si fuera una especia de guía dentro del viaje. Un sonido que nos podría hacer recordar a los Blops o a los Jaivas en su etapa más cargada a la psicodelia. La canción llega a su máximo punto para retomar la tranquilidad rápidamente.

“Puente de madera” es el séptimo y último tema de “Khaikha”, obra creada por Pablo Rivera en batería, César Bernal en las cuatro cuerdas, sintetizadores y Felipe Medina en guitarra y teclados. Tiene una duración de cuatro minutos de viaje, comenzando de manera muy tranquila. Poco a poco volvemos a tomar el viaje, quedándonos pegados un rato en la subida. Los teclados hacen su trabajo y nos trasladan a un mundo retro, con sonidos muy atrapantes como si fueran de video juego antiguo hasta algo bizarro. Este tema junto a todos los demás del disco fueron grabados en 2014 en Estudio Armonico-Pro en Valaraíso de Chile.

Este artículo ha sido visitado 41 veces, de las cuales 1 han sido hoy

Rama Rodriguez
Otros artículos del mismo autor