La Curda – Malos Hábitos
espera un momento...

La Curda – Malos Hábitos

La Curda – Malos Hábitos

martes 11 de octubre, 2011

Este artículo ha sido visitado 49 veces, de las cuales 1 han sido hoy

Escrito por: Juane Chomon

La Curda - Malos Hábitos

Si alguna vez dije que eran rockeros al callo, hoy lo vuelvo a confirmar. La segunda entrega de los nacionales La Curda vuelve a impresionar con la calidad, fiato y hermetismo de su sonido. Pulcro, directo y con una gran cuota de groove en un hard rock “renguero”. A diferencia de su entrega anterior, “Malos Hábitos”, la violencia en sus letras es más evidente. No burda, pero si notoria. Es un disco lleno de desgarradores relatos e historias enfadadas.

La producción nuevamente estuvo en manos de Jorge Fortune (Estudios Triana). No es menor, pareciera ser el cuarto integrante. Sin duda se agradece la gran calidad del disco. Sin querer sonar zalamero, podría ser en una proporción mucho menor, lo que fue en otrora George Martin para Lennon, McCartney y compañía.

La tendencia del disco rescata un rock a ratos metalizado pero con tintes bluseros (‘Manos Rotas’), con varias intervenciones bastante progresivas (‘Vivo o muerto’ o ‘Baco’) y sincrónicas (‘Cerdos’), pero aun así, de una lectura honesta, simple y tremendamente concisa. La voz de Solari recuerda esa pronunciación media salival y descansada a lo Hendrix, pero a la vez no deja de lado la teatralidad e intención de Chizzo de La Renga (‘Baco’) o Ricardo Mollo en Divididos.

El oficio de Sayonara en el bajo no hace más que rememorar grandes entes silenciosos del rock, como Dave Ellefson (Megadeth), una figura fuera de lo mainstream. Es el peón capaz de darle ese “noseque” a una canción, para que suene memorable. Qué sería ‘Symphony of destruction’ sin bajo, o, sin ir más lejos ‘Peace sells… but who’s buying’. ¿Qué sería ‘El candidato’ o ‘7 Kilómetros’ sin Sayonara, por ejemplo?. De todos modos, está claro que en toda comparación hay que guardar proporciones.

De todos modos, tras las voces, las potentes líricas y un sólido concepto de disco. Las guitarras aparecen secundando en prioridades. Si bien los entretenidos riffs (‘Se acabó todo’) son la batuta que guía la narrativa musical, las letras son infranqueables (‘Malos hábitos’) y se toman el primer lugar. El estilo de Solari es único, pero se acerca a un crossover entre John Frusciante (‘No somos nada’), Pappo (‘Manos rotas’) y a ratos con Dave Mustaine (‘El Candidato’). Es casi un camaleón que se transforma en cada track.

Tony Vendetta por su parte es la convicción que la da un carril por donde transitar, a la voz. Impone la intención rítmica de un Sean Kinney (Alice in Chains), con la portentosa sincronía y pulcritud de un Phil Rudd (AC/DC). Está claro que en un grado que aún está en desarrollo pero evidentemente bien encaminado. Es así como se completa un prontuario de grandes elementos  que resumen “Malos Hábitos” y una banda tan llena de energía, como La Curda.

A modo, muy de opinión personal, me parece que son pocas las cosas que aun quedan por mejorar. La dicción de la voz, la sincronía de la batería que si no fuera por poco, sería perfecta. Y al parecer paramos de contar. No hay detalle que valga como amenaza al fiato incuestionable que La Curda ha alcanzado por estos días.

Sobre todo admirable en la madurez compositiva y la novedosa estructura rítmica que proponen, que si bien utiliza elementos ultra repetidos, La Curda logra ensamblarlos a su manera. Es verdad que a primera vista, pecan de clichés y es cierto, el formato de power trío, el rock más purista que profesan es una fórmula «re contra probada» y que a más de alguno tiene cansado.

Es un disco que refresca los ánimos del rock más medular y purista, y que comprende influencias claras del rock clásico setentero, con un rock lleno de groove y riffs enfadados. Darle una oportunidad es más que suficiente para no arrepentirse. Basta tomarse cuarenta minutos y terminar con la sensación de haber escuchado un disco digno de añadir a la biblioteca personal.

Este artículo ha sido visitado 49 veces, de las cuales 1 han sido hoy

Otros artículos del mismo autor