Brian Johnson: El buen Brian
espera un momento...

Brian Johnson: El buen Brian

Brian Johnson: El buen Brian

lunes 29 de noviembre, 2021

Este artículo ha sido visitado 219 veces, de las cuales 3 han sido hoy

Escrito por: Sonidos Ocultos

Cuando se anunció que la última placa de AC/DC, titulada “Power Up”, traía de regreso a Brian Johnson y Phil Rudd, creo pensar que fue emotivo para miles de fanáticos del grupo. Se reunía la formación estelar, exceptuando al soldado Malcolm, abatido en 2017.

¿A qué viene todo esto? A qué durante el “Rock or Bust World Tour” de 2016, el buen Brian tuvo que abandonar el buque por problemas auditivos y dejó su lugar a Axl Rose, quien fue un suplente mediocre, pero ayudó a la banda a concluir la gira. La ausencia de Brian Johnson no hizo más que confirmar que su lugar en la historia lo tiene ganado con creces. Y eso que llegó después de Bon Scott, uno de los mejores frontman de la historia.

Brian Francis Johnson nació el 5 de octubre de 1947 en Dunston, Inglaterra. Desde pequeño tuvo aptitudes musicales participando en coros de la iglesia de su pueblo y, más tarde, en obras de teatro. Sin embargo, el éxito se le hizo esquivo en sus comienzos.

El primer grupo conocido en que militó fue Geordie, aunque nunca alcanzaron fama a un alto nivel. El origen de Geordie está en otra agrupación, llamada Jasper Hart Band, que tocaba en cabarets. Tras aquella experiencia, decidieron fundar Geordie. Con la banda, Johnson grabó cuatro discos, además de la publicación posterior de algunos compilatorios durante la década de los ochenta y una pequeña gira de reunión en el año 2001.

Su viaje con AC/DC

No fue hasta el año 1980, cuando su camino se cruzó con AC/DC de manera formal. Después de la inesperada muerte de Bon Scott en febrero de ese año, el grupo quedó algunas semanas en estado de shock. Pese a la terrible pérdida, decidieron continuar en honor a fallecido vocalista. Encontrar a su reemplazante no fue nada fácil. Se presentaron variados cantantes, pero ninguno llenaba el gusto de la banda.

Aunque hay algunas teorías que explican cómo Brian Johnson se quedó con el puesto, por ejemplo que un fanático les envío un VHS a los hermanos Young explicándoles que “ese vocalista” le gustaba a Bon Scott, la versión más conocida señala que Angus Young recordó que alguna vez en Australia, Bon Scott les había contado que en Inglaterra, durante alguna gira, había visto a un vocalista al “más puro estilo de Little Richard”. La leyenda cuenta que en ese momento decidieron tratar de encontrar a ese vocalista.

Para fines de marzo de 1980, Brian Johnson recibió una llamada para asistir a una audición en Londres. La sorpresa fue total para los miembros de AC/DC cuando, al preguntarse por qué Johnson no llegaba y estaba una hora atrasado, él estaba de juerga ahí mismo. “Es él, el que está jugando pool con los roadies”, les dijeron. De entrada, causó una grata impresión. Si a esto sumamos que fue de los pocos que no pidió “Smoke on the Water” de Deep Purple para interpretar en la audición y, en cambio, solicitó “Nutbush City Limits” de Ike y Tina Turner, más la emoción por la muerte de Bon Scott, no hicieron más que lograr quedarse con el trabajo. El 1 de abril, la noticia de oficializó. Después todo sería una montaña rusa.

De inmediato comenzaron las sesiones para dar vida al sucesor de “Highway to Hell”. El resultado después de dos meses de grabaciones el resultado fue “Back in Black”, el título más exitoso en toda la carrera de AC/DC. En aquel disco, la voz de Brian Johnson aportó frescura y un estilo más estridente a lo que se conocía del grupo en su etapa con Scott. Ese álbum está plagado de hits, tanto que perfectamente se podría considerar un “grandes éxitos”, medio en broma, medio en serio. Fue tal el éxito que está entre los discos más vendidos de todos los tiempos. Sobre el proceso en el estudio, Johnson entregó algunos detalles de la primera canción que grabó: “El tema era ‘You Shook Me All Night Long’. Ellos me dijeron cómo se llamaba el tema y yo les contesté: ‘Vaya, qué título más largo’. Lo que es cierto es que lo que había grabado era, simplemente, un track muy básico. Es gracioso porque, incluso a día de hoy, Angus sigue diciendo que ‘Back in Black’ fue la primera canción que grabamos, pero yo recuerdo que fue ‘You Shook Me All Night Long’. Recuerdo sentarme ahí y pensar: ‘Bueno, ¿qué tengo que perder? Por lo menos, tengo una semana de vacaciones en Las Bahamas’. Compuse la letra en unos 20 minutos, para serte honesto, y me dije: ‘Ya está’. Se la enseñé al día siguiente y me pidieron que cantara lo que tenía”, rememoró en alguna entrevista.

Tras ese fenómeno mundial, AC/DC editó durante la década de los ochenta “For Those About you Rock” (1981), “Flick of the Switch” (1983), “Fly on the Wall” (1985) y “Blow Up your Video” de 1988. Solamente el primero y el último fueron exitosos, mientras que los otros dos fueron recibidos con timidez por la crítica. Entre todas esas producciones, se editó “Who Made Who” (1986), soundtrack para la película de Stephen King, “Maximum Overdrive”. Ese fue el otro golpe de la década.

Los noventa comenzaron con todo: “The Razor Edge” de 1990 fue un éxito en ventas y dejó clásico inmortales, siendo “Thunderstruck” el emblema. Durante las sesiones de grabación, Johnson tuvo que ausentarse por un tiempo debido a que tramitaba su divorcio de Carol, quien era su esposa desde 1968 y madre de sus hijas: Joanne y Kala. Por tal motivo, dejo de aportar con las letras de las canciones. Años más tarde, Johnson reconocería que fue un alivio dejar de componer letras porque no quería cargar más con esa presión. Toda la gira, una de las más grandes del grupo, sería resumida en un poderoso disco doble titulado “Live” (1992), que también fue un éxito en ventas.

Posteriormente, Johnson y la banda editaron “Ballbreaker” en 1995 y “Stiff Upper Lip” en 2000. Ambos discos fueron promocionados con sendas giras, destacando el hecho de que para el “Ballbreaker World Tour” de 1996 visitaron Chile por primera y, a la larga, única vez.

Recién en 2008, la agrupación publicó un nuevo disco: “Black Ice”. Y nuevamente una gira monumental, con la banda y Johnson dejando todo en cada escenario. Ese tour será recordado como el último en que la banda estuvo en plenitud de sus capacidades físicas. Para mayor claridad, se editó un disco y DVD de los shows ofrecidos por la banda en Argentina, titulado “AC/DC: Live at River Plate”. Tiempo después, el buen Brian presentaría problemas auditivos y Malcolm acentuaría sus problemas de salud. Estas dificultades también se notarían posteriormente en la publicación de “Rock or Bust” de 2014.

Sus otras aficiones

Brian Johnson desarrolló múltiples proyectos en paralelo a su viaje con AC/DC. Una de sus más grandes pasiones son los autos. De hecho, programas de televisión (uno es transmitido en Chile por la televisión por cable). Aparte de eso, fue el primer músico que compitió en las “Rolex 24 at Daytona”, rematando la carrera en el puesto número 12. Esta afición fue una de las culpables de sus problemas auditivos. Según él mismo confidenció en el show de Howard Stern, al no usar tapones para estas carreras, se le perforó su tímpano izquierdo. Así, descartó que haya sido por su carrera con AC/DC.

Además, es un reconocido fanático del Newcastle United, club inglés de fútbol. Tanto, que durante los ochentas le ofrecieron invertir en la institución, propuesta que Johnson desechó. Por si fuera poco, fue reconocido con el grado honorario de Doctor en Música por la Universidad de Northumbria en Newcastle Upon Tyne allá por el 2014.

El buen Brian fue, es y será un buen tipo. Desde sus orígenes musicales hasta en los momentos en que convivió con el éxito de AC/DC, su estilo ha marcado generaciones llegando a estar incluido en numerosos rankings de vocalistas influyentes de la música.

Larga vida al buen Brian.

Este artículo ha sido visitado 219 veces, de las cuales 3 han sido hoy

Otros artículos del mismo autor