PECOS «El principal diferenciador entre mi música y la del resto es que ésta tiene marcada mi identidad»
espera un momento...

PECOS «El principal diferenciador entre mi música y la del resto es que ésta tiene marcada mi identidad»

PECOS «El principal diferenciador entre mi música y la del resto es que ésta tiene marcada mi identidad»

lunes 07 de noviembre, 2022

Este artículo ha sido visitado 361 veces, de las cuales 1 han sido hoy

Escrito por: Rodrigo Damiani

Sonidos Ocultos es una plataforma web periodística que cumple 12 años este 2022. Dentro de una de las misiones de nuestra plataforma es mostrar sonidos que valen la pena escuchar, ya sea de bandas o solistas de Chile y todo el mundo. En esta oportunidad tuvimos la oportunidad de conversar con PECOS, artista, productor y songwriter chileno actualmente radicado en los Estados Unidos quien acaba de lanzar su primer single profesional  «What is the Feeling». A continuación conocemos un poco más de PECOS y su interesante trayectoria:

Cómo nace tu amor a la música

Mi amor por la música nació al observar a otras personas tocando algún instrumento.  Mi primera memoria de un episodio de estos fue viendo a un cuarteto de cuerdas tocando en un barco. Yo me detuve a mirar y pensaba: «cómo puede ser que un ser humano pueda hacer eso.» Mi familia estaba ansiosa por seguir recorriendo el barco, pero yo no quería parar de observar, fue amor a primera vista con la experiencia del músico que toca en vivo.

Con el tiempo, quise aprender violín pero no me gustó, así que luego quise cambiarme a piano pero mi hermano que ya tocaba piano me dijo «estoy harto que me copies en todo lo que hago, así que vas a tocar guitarra.» Estas palabras fueron bastante afortunadas ya que por esta fecha se van cumpliendo 19 años desde que comencé con el instrumento.

Cuándo decidiste que querías vivir de esto.

Cuando escuchaba los discos de AC/DC, Bon Jovi, Aerosmith, Led Zeppelin, Jimi Hendrix, Ozzy Osbourne, y todos aquellos grandes profetas, yo solo pensaba en que quería hacer lo que ellos hacían, tocar en lugares llenos como en los que ellos han tocado, vivir de la música como ellos lo han hecho. Debió haber sido a los 14 años cuando comencé a pensarlo seriamente, pero luego me metí a estudiar cine y no fue sino a los 2 años y medio en aquella carrera que me di cuenta que, en realidad, lo que yo debía hacer era estudiar música. No había nada más en el mundo que tuviera sentido y aquella convicción fue la que hizo entender a mi familia y amigos que ese era el camino que yo debía, y debo, seguir.

Con respecto a tu trayectoria, cuéntanos un poco de tu biografía musical.

Yo comencé con la guitarra a los 9 años y siempre me gustó mucho aprender del instrumento y de la teoría de la música. Luego hubo un tiempo en que dejé de ser buen estudiante en las clases particulares, pero siempre estuve escuchando harta música y sacando nuevas canciones. A la vez, por ahí a los 13 o 14 fue que comencé a componer mis primeros temas y escribir mis primeras letras, grabando con Garage Band. 

Fue también a esa edad que toqué por primera vez en una banda con la artista chilena Catalina. Luego también toqué con amigos de por ahí hasta que, cuando entré a estudiar cine, conocí a Benjamín Faz, con quien nos juntábamos todos los viernes por interminables horas a tocar, sin falta. Hacíamos covers a dúo, él en batería y yo en guitarra y voz, y a veces alternando, de canciones de Blops, Los Jaivas, Spinetta, Charly, Sol y Lluvia, etc, todas en un estilo medio rock alternativo. Luego se nos unió Leonardo Gaido en el teclado (el Leo) haciendo algo así como lo que hacía Ray Manzarek en The Doors, y posteriormente, cuando entré a la Projazz, se unió el mítico Ciro Rubio en el bajo. Ahí fue que completamos el cuarteto Matolabanda. Los 4 estuvimos activos durante unos 4 años pero nunca sacamos nada. Tenemos un tema grabado completamente y un montón de demos guardados en el baúl de los recuerdos.

Luego, a los 24 años me fui a estudiar a Berklee College of Music en Boston, donde hice doble especialización en producción y escritura contemporánea junto con composición. Aquellos años fueron de mucho estudio, escritura y exploración, de trabajar con gente increíble y de maravillarse todos los días.

Hoy en día vivo en Los Angeles, California, donde estoy realizando mi proyecto como PECOS, con el cual acabo de lanzar mi primer single «What is the Feeling», a la vez que trabajo con el productor y artista Jake Knox, y con la songwriter Claudia Brant y el productor e ingeniero Daniel «Vago» Galindo en Brantones Studio.

Cuantas canciones has podido componer, cuantos discos tienes (Demo, EP o larga duración).

Como PECOS, tengo compuestas unas 8 o 10 canciones, de las cuáles he lanzado «What is the Feeling» y el 2 de Diciembre se viene el lanzamiento de mi siguiente single, cuyo nombre no revelaré todavía. «What is the Feeling» es una canción en inglés que habla de cómo me sentía por ahí en el 2020. Aquel fue un año muy duro para todos y yo me estaba tomando la universidad muy en serio, durmiendo muy poco y estudiando mucho. Eso, junto con tratar de llevar una vida social desequilibró mi salud mental y me hizo entrar en un estado en el que no sentía nada, entonces la canción es como una especie de carta a la vida, contándole lo que sucede y pidiendo un consejo y haciendo la pregunta, «what is the feeling when you’re not feeling anymore», que en español significa «cuál es el sentimiento cuando no estás sintiendo nada.» Y creo que lo interesante es que la ambigüedad de la pregunta va de la mano con la del sentimiento.

Como productor, durante este tiempo en Los Ángeles he estado trabajando de la mano con Jake Knox, con quien hemos estado involucrados en producciones de artistas como Bipolar Sunshine a la vez que trabajando en el siguiente álbum de Jake. También, he estado metido en el manejo del estudio de Claudia Brant, Brantones Studio, junto a Daniel «Vago» Galindo, dos grandes figuras de la industria Latina aquí en Los Ángeles. En Boston, fui el productor del EP «Lunas» de PES, un artista y amigo muy talentoso de Perú que conocí en Berklee y también la canción ¨For We Deserve Life» de Maha Alkurdi. Como songwriter estuve involucrado en la canción «Volver a Verte» de David Miranda, pero en ese ámbito me dedico más a mis propias canciones.

Un aspecto de mí el cual no comento mucho es que también soy compositor y he compuesto piezas contemporáneas, clásicas y también barrocas, de las cuales hay varias que estoy muy contento, sobre todo una pieza de orquesta que hice y una pieza vocal con acompañamiento de piano. Mis composiciones no están publicadas y lo hago más que nada por estudio y entretención, aunque eventualmente me gustaría tener publicaciones.

Cuáles son tus planes a corto y a largo plazo

Mis planes a corto plazo consisten en seguir lanzando música con la mayor frecuencia posible para poder seguir expresándome con mi arte y seguir haciendo crecer mi fanbase. A la vez, quiero comenzar a tocar cada vez más en vivo y luego poder armar tours y tocar en festivales, una vez que mi progreso me lo permita. De la mano, seguir trabajando con artistas y creciendo dentro de la industria como productor y compositor. A largo plazo mi plan es poder dar vuelta la balanza de tal manera que la música que hago me permita vivir de ella, con una carrera como músico estable y con una base de fans importante, manejando mayores presupuestos para poder hacer proyectos más ambiciosos.

Cómo es la industria musical en el país en el cual estas viviendo, seria genial nos cuentes detalles de como vez dicha escena, ya sea con sus cosas buenas y malas.

La industria en Estados Unidos va variando de ciudad en ciudad. Por ejemplo, donde vivía antes, en Boston, había una mayor cantidad de música clásica, pero tampoco había una escena musical muy grande más allá de las universidades. En cambio, en Los Ángeles, la escena musical es como nunca había visto antes. La cantidad de trabajos disponibles para los músicos acá es muy grande y el catálogo es muy variado, debido a que la música se presenta fuerte en la industria del entretenimiento en general. Entonces no es solo la gran escena de artistas, sino también todo lo que es la producción, ingeniería, y todos los trabajos que están ligados a las otras aristas de la industria del entretenimiento, como la post producción de audio o la creación de música para niños. De todas formas, si bien la cantidad de oferta es muy grande, la cantidad de demanda es aún mayor y por ende la competencia es brutal. En Los Ángeles, a pesar de todo el trabajo que hay para los músicos, es un camino largo para poder posicionarse ya que uno compite directamente con gente de todo el mundo y demasiada de esa gente es increíblemente talentosa, pero eso a la vez se puede ver como algo positivo, ya que uno, al rodearse de tal nivel de talento, se vuelve más ambicioso por salir adelante y se va volviendo más fuerte e inteligente para pavimentar el camino. Es importante mencionar que este camino, al no ser uno simple, es abandonado por mucha gente que no soporta la presión de la frustración que a veces se asoma.

Cómo crees que internet ha cambiado a la industria musical

Para mí, este momento que vivimos en la historia de la música es uno de los más cambiantes que se ha vivido. Si bien me parece que este tipo de dinámica comienza con la capacidad de distribuir la música a nivel mundial con las grandes distribuidoras en el siglo pasado, hoy cualquiera puede pagar 30 dólares por año para subir toda la música que quiera a todas las plataformas de streaming a través de un distribuidor digital. Esto genera una especie de «sobrepoblación musical», lo cual tiene tanto cosas positivas como negativas. Quizás algo negativo que le vea a eso es que no hay filtro, por lo que cualquier cosa puede estar en digital. Pero al mismo tiempo eso se puede ver como algo positivo ya que, realmente, siempre hay gente para todo, y por ende mayor libertad de elección del catálogo, ya que lo que escuchamos no depende al cien por ciento de las grandes distribuidoras. Esto ha cambiado la manera de cómo un artista se hace conocido y ha generado cambios que ya todos conocemos en cómo un artista genera dinero. Para concluir, como artista independiente creo que la facilidad que los medios de nuestra era nos han dado traen un cambio en la industria que es más positivo que negativo, por la diversidad y el acceso a música que antes era restringido y más caro.

Cuáles son los principales elementos diferenciadores de tu música, con respeto a otros intérpretes de Chile y el mundo.

La verdad creo que el principal diferenciador entre mi música y el resto de la música es que ésta tiene marcada mi identidad. Toda la música tiene marcada la identidad de alguien o de algún género, por lo cual toda la música va variando, es decir, todos los artistas son únicos. Y si bien dentro de los estilos las canciones de artistas diferentes pueden sonar similares, lo que es importante es encontrar qué nos quiere contar el artista o el proyecto, qué mensaje nos quieren dar y tratar de dejarnos influenciar por aquello.

En mi caso, PECOS es un proyecto cien por ciento independiente en el cual me ayudan mi polola, mi familia y mis amigos, pero yo soy el que planea y ejecuta todas las ideas, soy mi propio productor y mánager, lo cual me da la libertad de hacer exactamente lo que yo desee y expresarme tal como soy, y eso se refleja en los acordes que uso, la estética de mis imágenes, y los mensajes en las letras de mis canciones, todo lo cual viene de mis influencias que hoy considero más importantes, como Charly García (Sui Generis, Seru Giran, La Maquina de Hacer Pájaros, solista), Luis Alberto Spinetta (Almendra, Pescado Rabioso, Spinetta Jade, solista), Pink Floyd, AC/DC, Led Zeppelin, Jimi Hendrix, entre otros.

Hay que tener cuidado igual con esta perspectiva del artista independiente ya que el proceso es muy lento. Toca aprender a hacer todo lo que se hace en un proyecto artístico y tener cuidado con desviarse en el camino. Uno no nace sabiendo manejar un proyecto, sino que hay que aprender y educarse, y con tanta información no es fácil hacerlo de una manera guiada y progresiva. Pero de que se puede, se puede y hay que pasarlo bien en el camino, porque eso es al final lo mejor de todo este proceso.

Cuáles son las principales plataformas de música que consumes y por qué.

Las principales plataformas de música que consumo son Apple Music, YouTube y Spotify, en ese orden. Apple Music la utilizo por el cariño que le tengo a mi colección de discos de pequeño, los cuales tengo todos en mi librería y yo me dedicaba a importar todos los discos, asegurarme de que los títulos estuvieran bien escritos y que tengan la carátula del álbum correcta. A la vez hice eso con la música que me descargaba. YouTube la utilizo por los videos musicales (y para aprender a manejar mi proyecto), ya que ahí se encuentra todo. Spotify la utilizo más que nada para chequear estadísticas. He intentado sentarme a escuchar música en Spotify, pero realmente siento que la calidad de streaming es muy inferior a la de Apple Music. Bajo esa misma premisa, si pudiera pagar Tidal, lo haría.

 

Este artículo ha sido visitado 361 veces, de las cuales 1 han sido hoy