Carretera austral intersección Estocolmo: Hielo Negro y The Hellacopters
espera un momento...

Carretera austral intersección Estocolmo: Hielo Negro y The Hellacopters

Carretera austral intersección Estocolmo: Hielo Negro y The Hellacopters

lunes 24 de febrero, 2020

Este artículo ha sido visitado 233 veces, de las cuales 1 han sido hoy

Escrito por: Gonzalo Manzo

…Sabio es el viento… Atravesando el tiempo va la locomotora del rock, estandarte entre tinieblas abismales. Creyente en la redención y en el poder de la música…

Inspirado en lo que ocurre en su entorno, en la ocultura y en lo impalpable, Marcelo Palma lleva la insignia del demonio parlante perpetua de cara a las altas mareas que dan tregua este 12 de marzo, fecha en que ruge el motor desenfrenado del as de espadas, Hielo Negro, tridente de la muerte que conmemora un cuarto de siglo de existencia bajo la cruz del sur.

Un verdadero tótem de resiliencia y resistencia en la vereda subterránea, desde las catacumbas del underground latinoamericano. Se trata de uno de los principales referentes del llamado stoner rock junto a los trasandinos Los Natas y los nacionales Yajaira, banda hermana con quienes compartiera escenario junto a los norteamericanos emblemas del género Kyuss Lives, en 2011, aunque cabe señalar que stoner rock es una mera etiqueta pero que si se quiere puede servir para generar un atisbo acerca del abanico sonoro de la agrupación con orígenes patagónicos cuyo lenguaje musical deambula entre el rock clásico, el punk rock, el blues y el heavy metal.

A punta de su disco debut “Demonio Parlante” y el sencillo “Cemento”, canción que, a modo de declaración de principios, retrata el brusco cambio de ambiente, paisaje y cultura de un magallánico que emigra hacia la capital del país; con un trabajo de estudio compuesto por 9 obras, Hielo Negro ha sabido cultivar un estilo propio y único que no reniega sus raíces ni sus influencias, las cuales oscilan entre Pappo’s Blues, Black Sabbath, Motörhead y el quinteto sueco de hardrock The Hellacopters, para quienes abrirán el show debut en Chile, en club Blondie.

Con una voz áspera, una actitud cruda pero entrañable, y un contenido sincero en sus líricas, Marcelo “Chelo” Palma, fundador, vocalista, guitarrista, compositor y letrista de Hielo Negro conversó con Sonidos Ocultos en miras de su enérgica vuelta a las pistas, abriendo nuevamente un show internacional, tal como lo hicieran para los británicos Motörhead en 2011.

G: ¿Qué se siente compartir escenario con una banda de la talla de Hellacopters?

M: Se siente una gran alegría, es una banda que escuchamos hace muchos años, es más, te diría que tiene harta influencia en Hielo Negro, sobre todo en los primeros años. También es una sensación sobre la constancia, jamás hubiera imaginado en esos años que abriría para ellos, un honor.

G: ¿Qué podemos esperar para su presentación ese día? ¿Y para este 2020?

M: Lo que Hielo Negro sabe hacer, dejar todo sobre el escenario para tocar un rock crudo y directo desde nuestro corazón. Para este 2020 estamos dispuestos a tocar lo más posible.

G: ¿Cómo describirías el estilo y la música de Hielo Negro actualmente?

M: Bueno, siempre he pensado que tocamos hard rock, con sonido brutal, y eso no ha cambiado. El lenguaje es el mismo, solo que ha pasado tiempo y, claro, a lo mejor cambia para los que escuchan, pero eso ya es algo subjetivo.

G: ¿Cómo ves la música hoy en día a nivel nacional?

M: Primero que nada, aclarar que no soy una persona muy estudiosa de lo que acontece, desde mi punto de vista, hay mucha música; siempre escarbo el pasado y encuentro sorpresas, y actuales también. A lo mejor hablando de rock es una época de mucho remake, o las bandas salen con un propósito muy cargado a una banda, por ejemplo, Greta Van Fleet, no me agrada mucho aquello, pienso que siempre uno puede hacer algo más propio desde las influencias que uno tenga.

G: ¿Puedes enviar un saludo a Sonidos Ocultos y a los seguidores de Hielo Negro?

Un gran saludo afectuoso a Sonidos Ocultos por la perseverancia y la gran importancia que le han dado a la música chilena. ¡La de verdad, no la de la tele! Gracias por su apoyo, muy agradecido de la gente que sigue a Hielo Negro, antiguos y más nuevos, son sin duda parte fundamental de esta lucha que significa ser músico en Chile… ¡Muchas gracias!

Obrero de la escena independiente, Hielo Negro eleva la consigna de la autogestión hacia el firmamento, una ofrenda hacia los precursores, que, como ellos, hicieron de su voz y sus riffs, un arma potente de expresión contra las adversidades y hostilidades de una sociedad impersonal, poniendo así un granito de arena que ha logrado trascender espacios y épocas, constituyendo un referente positivo para las siguientes generaciones y habitantes de esta tierra que arde pero que aún estamos a tiempo de salvar, pensando dos veces y volviendo a pensar.

Este artículo ha sido visitado 233 veces, de las cuales 1 han sido hoy

Gonzalo Manzo
Otros artículos del mismo autor