Elefante Guerrero “Psíquico Ancestral” (2014)
espera un momento...

Elefante Guerrero “Psíquico Ancestral” (2014)

Elefante Guerrero “Psíquico Ancestral” (2014)

jueves 28 de mayo, 2015

Este artículo ha sido visitado 135 veces, de las cuales 1 han sido hoy

Escrito por: Rama Rodriguez

Elefante Guerrero es una banda instrumental con la combinación perfecta de hard rock, stoner y psicodelia a la vena. Un vaivén de riffs pesados y rockeros con baterías bien marcadas e influencias progresivas. Se me imagina algo así como The Re-Stoned sudamericano con trances bien altos y bajos que te hacen viajar de manera muy amena.

«Caleidoscopio” es el single con que parte el disco. Entra desgarradoramente con un riff con la escuela de “Sabbath”, intenso y lleno de energía que te darán ganas de seguir escuchando  sin parar de menear la cabeza. La canción contiene unos pasajes tranquilos acompañados con un solo de guitarra de maravilla para luego volver y terminar de manera agresiva como de un principio. Lo sigue “Entre dos mundos (La última batalla de la serpiente y el escorpión)”, con un inicio bien ligado al “stoner”, luego da paso a un riff rápido y viajero para volverse loco. La tónica vuelve a ser densa casi como si nos estuviéramos derritiendo.

“La venganza de los zombies II” es el tercer tema del EP de la banda proveniente de Buenos Aires, Argentina. Parte con un durísimo riff de guitarra, desgarrador de mente, ideal para cabecear concentrada y lentamente. Luego explota toda la lisergia, sube el tiempo de la canción y comienzan los  cabeceos  más rápidos, llenos de onda. Esa es la tónica de la rola, de altos y bajos marcados  con pasajes “grooveros”. Es el turno de “Viaje a Marte en La Menor”, una canción lenta y media desconsoladora en un principio. Creo que es uno de los temas más progresivos del disco hasta que retoma el camino principal de sonidos crudos y pastosos.

“Crisálida” es el quinto tema del trabajo discográfico de la banda. Comienza un bajo bien armonioso, acompañado de una guitarra para crear una atmosfera de delicadeza. Cinco minutos de tranquilidad. Perfectamente podríamos dejar sonando el reproductor de música para invocar el sueño, rompiendo toda la tónica anterior, más ruidosa. Para cerrar tenemos a “Emperador elefante”, un tema explosivo y ácido. Con una potencia alucinante con un sinfín de psicodelia al estilo de Elefante Guerrero. Una pincelada de música ambiente y más progresiva. Volvemos a la dureza, y los solos lisérgicos se apoderan de nuestra mente.

La banda está compuesta por Eduardo Torales en guitarra, Mauro Albornoz en batería y Juan Ricossa en bajo. También cuenta con un pequeño equipo técnico compuesto por Daniel Espinoza encargado de diseño y visuales, Mario Corvatta como fotógrafo y realizador audiovisual y por último Javier D´Agostino a cargo de la iluminación.

Este artículo ha sido visitado 135 veces, de las cuales 1 han sido hoy

Rama Rodriguez
Otros artículos del mismo autor