NO SATISFACTORIO (Argentina): “Siempre habrá espacio para el viejo rocanrol» 2022
espera un momento...

NO SATISFACTORIO (Argentina): “Siempre habrá espacio para el viejo rocanrol» 2022

NO SATISFACTORIO (Argentina): “Siempre habrá espacio para el viejo rocanrol» 2022

viernes 08 de julio, 2022

Este artículo ha sido visitado 57 veces, de las cuales 1 han sido hoy

Escrito por: Lucas Canalda

Fundada en 2009 por un grupo de amigos, No Satisfactorio es una banda de rock alternativo de la ciudad de la provincia de Santa Fe, litoral argentino. Sus miembros son Nicolás Vall en batería, Gino Capiglioni en guitarra, Nicolas Carrieres en bajo y Facundo Panizo en guitarra y voz.​

Su nuevo EP se titula Nadando en Ciudad y está compuesto por seis canciones, con letras que reflejan la sociedad actual y la introspección personal de sus integrantes.​

El trabajo mantiene la impronta rockera habitual del grupo mientras aflorar influencias guitarreras de Tom Verlaine y Richard Lloyd filtradas por Skay Beilinson, el principal referente de esa sonoridad en Argentina, primero con Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota, luego en su camino solista. El ataque más feroz de No Satisfactorio, deja de lado la distorsión post grunge para intentar llegar a una combustión más temprana, algo que roza el primer rock alternativo de los 80, algo de Kusker Du que terminó en oídos de Massacre.​

En el EP del cuarteto se destaca un punto interesante: mientras que en esfuerzos anteriores como “Umbral” del 2019, la banda venía haciendo canciones más rockeras y ruidosas, acá bajan el volumen aunque todo se siente más intenso.​ Al final, el trabajo de los argentinos se percibe como sincero: un resultado para los amantes del rock que mantienen viva la llama. El cuarteto no se preocupa por agradar o estar en la cresta de la modernidad, No Satisfactorio pretende mejorar su propuesta desde su núcleo interior, sin traicionar su identidad y sin dejar de lado aquello que los hizo convertirse en una banda de rock hace años.​

Nadando en Ciudad se puede escuchar en las plataformas digitales habituales desde febrero de 2022. ​

A continuación, la banda responde algunas preguntas de Sonidos Ocultos.

-¿Cuándo y cómo fueron escribiendo el nuevo material?

Nadando en ciudad fue craneado hace unos cuatro años, aproximadamente después de haber vuelto de un receso bastante largo y de la partida de nuestro anterior guitarrista, Augusto, el cual hoy día tiene una hermosa carrera como DJ y productor (August Francis).

El nuevo sonido de la banda es el resultado de una búsqueda por sonar un poco más coherentes entre canción y canción para que el proyecto sea más enfocado, decidimos bajarle un poco a las distorsiones generales y buscar un sonido más alternativo. No nos gusta mucho la palabra indie porque ya no significa nada hoy día, pero se puede relacionar también, y un poco a bandas como Television, como decías que son las influencias con las que más estamos de acuerdo entre todos los integrantes sin olvidarnos de las raíces rockeras de nuestros inicios.

-¿Cómo fue el proceso de trabajo para el disco? ¿De qué forma funcionó esa química laboral con el productor Martín Panda Miguez?

El disco en sí lo grabamos casi todo de forma casera. Maratónicas jornadas de grabación de lo de Paol, los conocimientos de Nicho ayudaron mucho a la tarea. Con todo el material grabado fuimos con el Panda que se encargó de la parte de mezcla, también tuvimos un trabajo largo con él para dejar a punto todas las grabaciones. Además, algunas de sus ideas han quedado plasmadas en el álbum. A pesar de nosotros tener unas ideas muy
claras de cómo queríamos que sonara, la intervención del Panda fue el cuchillo que untó la manteca en el pan que ahora es Nadando en ciudad. Un reconocimiento también a Fermín Sagarduy que hizo la parte de mastering y también le agregó un condimento hermoso al álbum.

-Nadando en ciudad logra una evolución de la banda. ¿Cómo repercute eso en las canciones del ciclo anterior? ¿Ya estuvieron reimaginando las canciones viejas?

Si bien en algunas de las canciones viejas está ese componente de protesta este disco nos encuentra más grandes a todos y tenemos ganas de hablar de, por ejemplo, cómo el capitalismo predador nos está llevando de a poco a la extinción antes que de Jack el destripador como antes y es natural porque las anteriores canciones las compusimos
teniendo entre 17 y 20 años ahora con casi 30 tenemos otras cosas que contar, otras inquietudes internas como se ve en “Hambre» o “Umbral» o que ya estamos cansados de varios mecanismos que se perpetúan desde que comenzamos a tocar en la ciudad de Rosario.

Con respecto a las canciones viejas ya casi no las estamos ensayando salvo algún golpe de nostalgia que nos agarra, está la idea de reversionar o llevarlas por lo menos al sonido actual, pero todavía no hay nada concreto.

– ¿De qué forman componen? ¿Desarrollan las canciones de forma conjunta o llegan a la sala habiendo sido compuestas por alguno de ustedes?

Es raro que las canciones lleguen cerradas a la sala generalmente son ideas que se van desarrollando en los ensayos. Muchas de las canciones de Nadando en ciudad son muy distintas a como las empezamos a trabajar y fue el proceso de tocarlas varias veces e ir reformándolas entre todos, las letras por otro lado fueron casi delegadas a faka porque es el que las canta jajaja

-¿Cómo se sienten siendo una banda joven de rock en un tiempo en que el rock parece ser una expresión minoritaria?

Es cierto que en el mainstream y las tendencias de hoy en día el rock quedó bastante relegado, pero es algo que tampoco nos quita el sueño porque jamás estuvimos en el mainstream tampoco. A su vez es difícil también encontrar un circuito cuando las expresiones hoy en día pasan por otro lado, pero en Rosario hay para todos los gustos y
colores, siempre habrá un espacio para el viejo rocanrol y gente a la que le sigan emocionando los solos de guitarra

-Ahora que la pandemia aflojó y el circuito recitalero volvió a cierta normalidad, qué preparan para la banda? Cuáles son los siguientes movimientos?

La banda no se caracteriza por tener un extenso calendario de fechas, todavía no hemos podido presentar el disco a pesar de haberlo tocado casi en su totalidad en el Galpón de la Música, pero tenemos muchas ganas de presentarlo y reencontrarnos con todes en las tablas. Estamos en las tratativas para poder volver, pero después de la pandemia muchos lugares para tocar se han visto obligados a cerrar o reducir sus capacidades de dar espectáculos así que no está siendo tarea fácil. Pronto se volverá a agitar el avispero y los cuatro jinetes van a salir al ruedo de vuelta.

Este artículo ha sido visitado 57 veces, de las cuales 1 han sido hoy

Otros artículos del mismo autor