Seidú: “A los medios, por no saber encasillarnos en un estilo, les da MIEDO”
espera un momento...

Seidú: “A los medios, por no saber encasillarnos en un estilo, les da MIEDO”

Seidú: “A los medios, por no saber encasillarnos en un estilo, les da MIEDO”

jueves 17 de enero, 2013

Este artículo ha sido visitado 231 veces, de las cuales 1 han sido hoy

Escrito por: Jorge Rubio

Seidú desde La Ligua

A los medios, por no saber encasillarnos en un estilo, les da MIEDO”

Seidú es una de esas bandas que tienen todo para ser grande, pero lamentablemente, los medios masivos no tienen idea de su existencia. Sin embargo, Seidú se hizo de un nombre y será parte de la nueva camada de artistas que el Sello Azul saca a la luz cada año. Esta vez fue gracias al concurso “Peugeot Music” donde la banda, originaria de La Ligua, se adueñó del primer lugar con una propuesta musical basada en la fusión de estilos, cosa a la que no muchos están acostumbrados a escuchar.

Hablamos con Pablo Quezada, también conocido como Pablo Seidú, compositor y guitarrista de esta agrupación que el año venidero dará mucho que hablar.

Qué es Seidú?

Seidú es principalmente un nombre. Un vocablo para «nombrar» algo que proviene de África. En algún momento del viaje de mi vida lo escuché. Cumple los requisitos que tenia para nombrar el proyecto, en el sentido que fuera un vocablo con una sonoridad universal, que no fuera folclórico, ni andino, ni gringo, etc. como por ejemplo el grupo AHÁ.

He tratado de averiguar el origen de la palabra pero no he encontrado respuestas, así que nosotros le daremos el significado.

En este caso, Seidú es fusión de diversos implementos sonoros ¿Cómo se crea este sonido?

La mezcla que intenta representar Seidú comienza mucho antes del nacimiento del proyecto mismo. Proviene de todo un movimiento cultural que parte en 1973 con la llegada de mi padre a la Ligua. Él creó como profesor una academia de arqueología de estudiantes, lo que sería el inicio de lo que hoy es el Museo de La Ligua como un centro cultural que convoca múltiples disciplinas como historia, música, artes, etc. Entonces, siempre giré en torno a este movimiento de constante búsqueda de raíces e identidad, pero con miras hacia el futuro, desde una mirada amplia sin ser folclóricos ni indigenistas.

Musicalmente pasé por muchas influencias desde el rock de los 70 hasta la electrónica. Una de las ideas base de Seidú era simplemente recrear electrónicamente sonidos o ritmos ancestrales. Que un malambo sonara con baterías poderosas como las de Bjork, o que un tema como «Baila Caporal» de Illapú sonara como Fear Factory. Así que las primeras demos son totalmente electrónicas que coincide con la llegada de los software gratis y masivos año 2001 como cubase, fruity loops, reason, plug-ons, todo eso en función de la música americana.

Después de mucho tiempo que el proyecto estuvo «guardado» lo lleve a una banda hace unos 3 años, ahí se tomaron las ideas pero en forma más cruda, más rock. Finalmente, el disco mezcla un poco de los dos mundos.

¿Cuáles han sido los obstáculos que han sorteado para lograr salir del «silencio» que aqueja a los músicos autogestionados?

Hay muchos factores que están influyendo hoy en el mundo de la música, por un lado están los medios masivos que solo promueven a las megaestrellas que pagan las grandes corporaciones, como Lady Gaga, lo cual deja nula la presencia de música hoy en día por ejemplo en la tv. No hay programas que promuevan la creación musical ni la diversidad de estilos. Por otro lado está el mundo abierto de las redes sociales, donde todo es gratis y bello, pero es tan fácil abrir una cuenta de soundcloud o myspace, que sucede todo lo contrario que en la tv, hay millones de millones de bandas y proyectos.

Es un mundo desconocido y bello, pero ¿qué hacer contra los grandes consolidados? Hablan de solidaridad musical, pero se aseguran los mejores conciertos, actividades…

Habría que ver si es culpa de ellos, de los artistas que siempre van a querer tocar y seguir exponiendo su trabajo. No los culpo, siempre pareciera que la plata es lo que se interpone. Por ejemplo, nosotros presentamos dos veces proyecto Fondart con nuestro disco y una vez el sello azul. En el Fondart pedíamos 5 palos para hacerlo así se ha retrasado nuestra producción. Ahora nos ganamos el concurso Peugeot 2012 y todo saldrá gratis, pero igual hay bandas que llegan y graban en sus casas, suben un tema y les va la raja.

Yo diría que lo más difícil para los artistas es el poder soltarse de las garras del sistema esclavizante y poder tener tiempo para trabajar en lo suyo. Ahí depende de cuales sean las intenciones de la banda.

Tú crees entonces que el camino para darse a conocer es trabajar independiente, alejados de la «máquina de moler carne»

Si tu intención es ser nro. 1 en el ranking, tienes que meterte en el tema radios y ahí como en todo medio la cosa es lo que vende y eso lo designa el mercado, los medios, los locales, todos tienen miedo, miedo de que sus jefes los reten por poner música que no sea «conocida», pero ¿cómo se hace «conocida»? Ellos mismo lo deciden. A nosotros, con Seidú, nos pasa ene de que por no saber encasillarnos en un estilo les da MIEDO. Esa es la palabra MIEDO. El chileno es muy así tiene que ver que se la música venga «aprobada» desde afuera para decir si le gusta o no, ahora si quieres meterte a rankings y los megaconciertos tienes que meterte con la «máquina de moler».

¿Es necesario crear conciencia cultural respecto a lo que está sonando en Chile?

En Chile, hay mucha música que se está haciendo día a día, la gente como está metida con los vergonzosos medios escritos masivos y la farándula cada vez más indigna, no se da cuenta de lo que está pasando.

Igual cada vez hay más gente que escucha música chilena, pero las cifras son aun horripilantes. En el sentido de que una banda que junta 200 personas en un local puede ser un gran triunfo, pero comparado con media hora de alguien de un reality, por ejemplo, la convocatoria es de miles de personas y varios ceros de diferencia.

Cultura es cultivar, ver que va saliendo, que te gusta, que no, disfrutar, discutir, analizar. Así se va mejorando. Internet parece ser el único medio que permite que esto avance, porque los medios masivos, olvídalo.

Y los encuentros presenciales como tocatas, por supuesto.

Excelente respuesta. Ahora, la carta de presentación de Seidú será su disco ¿Cuando tendremos el honor de escucharlo?

El disco de seidú se ha fraguado lentamente y pasado por varias etapas. Este año pensábamos lanzarlo, pero nos pillo lo del concurso, y el hecho de que tenga que salir por Sello Azul 2013. Así que finalmente verá la luz, si Dios quiere y la virgen santísima en abril de 2013, junto con los demás nuevos artistas de Sello Azul.

¿Ese pase se lo ganaron con lo del Concurso Peugeot?

Ese era el premio, en realidad. Para entrar a Sello Azul tienes que postular con un disco ya grabado. Ellos lo toman, lo masterizan, lo multiplican, distribuyen y difunden. El premio era grabar el disco, y con eso entrar a todo el proceso. Por lo tanto, pasamos de autogestión a un apoyo estatal y privado también. Todo vino de «Peugeot Music”.

Y de la mano de un gran video.

Claro, si te refieres al video de «fue Legal», lo hizo nuestro vocal Arturo. Es diseñador audiovisual.

Ha sido una gran carta de presentación del proyecto. Ahora estamos en proceso de 2 videos más. Uno es «Nube de sangre» con imágenes en vivo, del cual hemos publicado algunos adelantos, y ahora nos embarcamos en el gran proyecto del video de «Santa Ascensión» el que será filmado en enero, también dirigido por Arturo, más conocido en el mundo musical como OLD DEIVID.

Llaman la atención en sus letras la constante crítica a la sociedad en general ¿Qué inspira a Seidú?

Creo que en su mayoría no son críticas, si no como se ven las cosas desde distintos personajes. Intentamos no juzgar y todas las humanidades nos maravillan. Puede ser un punkie, o un militar o un oficinista. Todos tienen algo que decir, no culpamos a nadie por ser quien es. El primer disco creo que está fuertemente influenciado por la maravilla de las mujeres y casi todas están basadas en alguna historia de mujer, mujer matriarca como en el caso de “Santa Ascensión”, Jovencita que explota como “Fue Legal”, la contienda infinita de las relaciones de parejas como en «Gong”, el despecho y rabia de «No sentir el fuego», la niña que resiste la destrucción de un mundo como «Fueza chinita», pero a través de esas historias se refleja todo lo demás.

El segundo disco se vendrá mucho más duro en letra crítica de la mal llamada sociedad.

Ya tienen pensado el concepto del segundo disco por lo q veo.

Sí, ya está bastante avanzado. Se expande en distintas direcciones. Por un lado, hay temas bien potentes tipo masivos (África/dance/metal) y, por otro, más canción folclor experimental, pero enfocado hacia el despertar que creemos o queremos creer que está sucediendo en la humanidad. El abrir los ojos y ver el mecano gigante como se mueve ante nuestras narices y tener esperanza de que con el solo y simple hecho de ponernos de acuerdo en dejar de alimentarlo. Avancemos un paso más hacia la humanidad en armonía con el universo.

Este artículo ha sido visitado 231 veces, de las cuales 1 han sido hoy

Jorge Rubio
Otros artículos del mismo autor