Alásido: Alásido(2011)
espera un momento...

Alásido: Alásido(2011)

Alásido: Alásido(2011)

miércoles 13 de noviembre, 2013

Este artículo ha sido visitado 76 veces, de las cuales 1 han sido hoy

Escrito por: Matías Burgos

Sumergidos en el circuito underground independiente y con una actividad intermitente, Alásido aún no lanza en formato físico su álbum debut, grabado el 2011. Sin embargo, las 10 canciones que componen esta ácida combinación de punk, psicodelia y poesía han circulado en internet desde que la propia banda las hizo disponibles alguna vez para descarga gratuita. Lo anterior deja en evidencia una actitud sin pretensiones, sincera y cruda que se plasma en una música que no se compromete a nada, salvo la liberación interior por medio del sonido.

El disco abre con “No Van A Parar”, tema que declara de entrada que la banda mezcla sin restricciones: una guitarra acústica que termina electrizándose mientras la velocidad aumenta, el piano que danza incesante y claro, y armonías de voces portadoras de poesía agresiva y sincera. “La Furia De Dios” hace honor a su nombre, con un afilado riff y una patada punk desafiante: “Si vas por la calle, ¿qué vas a hacer? ¿Cruzar la vereda o mirarme los pies?”. Los pasajes más lentos y elevados, llevados con un desprolijo pero intenso dramatismo hacia rápidos ritmos, son cortesía de las teclas y la guitarra punzante. “Celosa Muerta” y la floydiana “Escribo Para Matar” son ejemplo de lo anterior, ambas composiciones que superan los 9 minutos. No hay solos complejos ni mucho cambio de acorde: lo de Alásido es escupir energía, el enojo y la felicidad del loco que se niega a vivir atado a los fantasmas de la sociedad, feliz chapoteando en el barro.

“La Línea”, tema con una sonoridad de danzante melancolía, lleva a presenciar la fatalidad de la vida de ciudad, el apocalipsis social en el que el ser humano se pierde de lo que es. La potencia de la lírica reside en su libre interpretación, aunque “Tierra De Hoja” da una pista al escucha en uno de los temas más ruidosos del disco. Cierra “La Peor Imagen”, un ondulante viaje en un piano que va de lo elegante al bailable ska – reggae, con paso acelerado y grandiosos sintetizadores. Se invoca el espíritu de Luca con una referencia directa a “Mejor No Hablar De Ciertas Cosas”, insertada y luego transformada en un climax de brillantes guitarras que sepultan el final.

Hace un par de meses que la banda hizo su retorno a las presentaciones en vivo, combinando y replanteando estas canciones por medio de la improvisación y experimentación con sonidos nuevos. Esperemos que esto sea sinónimo de que el disco verá la luz pronto, al menos en el mundo material. Mientras, hay  que hacer honor al espíritu punk y descargarlo gratis.

Este artículo ha sido visitado 76 veces, de las cuales 1 han sido hoy

Matías Burgos
Otros artículos del mismo autor