Éntomos – Praxis (2022)
espera un momento...

Éntomos – Praxis (2022)

Éntomos – Praxis (2022)

miércoles 02 de febrero, 2022

Este artículo ha sido visitado 387 veces, de las cuales 1 han sido hoy

Escrito por: Francisco Quevedo

Tengo que reconocer que me llevé una grata sorpresa. El nuevo trabajo de Éntomos es una ráfaga de potencia cargada de riffs y recovecos que nutren la propuesta del grupo.

Eso sí, el cuarteto conformado por Pablo Nadinic en voz y guitarra, Danny Barrera en guitarra, Óscar Romero en bajo y Franco Mitchell en batería comienza su viaje de manera tranquila, entregando cobijo al oyente, para dar paso a un atronador golpetazo en que muestran todas sus credenciales, esas que les hicieron ser catalogados como la banda revelación hace unos años por la prensa nacional. “El Despertar” corresponde muy bien a su nombre.

Después, los balazos desenfundados con justa potencia, avasalladores, pero sin llegar al extremo. “Leviatán”, primer single del LP, es así. Las letras de Nadinic flotan entre los riffs y quiebres que componen la canción. En la misma línea están “El miserable poder del Ego” y “Cáncer” (segundo single del álbum): sólidos arreglos que apuntalan letras en que se deja entrever cierta crítica, enlazada con la existencia humana y sus distintas variantes cuando se relaciona con su entorno.

En “Hijos del Trastorno”, la banda baja las revoluciones, comenzando con una introducción introspectiva que deriva en la potencia habitual, pero con un “cambio menos”. A pesar de esto, nunca dejan de lado la esencia del álbum. Algo similar ocurre con “Alegorías”. Es, al mismo tiempo, una de las propuestas más arriesgadas del disco, pero, tal como destacamos en el párrafo anterior, sin dejar de lado su estilo. El trabajo de Romero en el bajo brilla con luces propias, llevando la batuta sonora de la canción.

“Devenir es Sangrar” destaca por sus letras (al igual que gran parte del álbum), combinadas con la potencia machacando sin decaer hasta alcanzar un final con pulcros solos de guitarra. En “Quintaesencia” se mantiene el sendero de la potencia, de lo atronador, teniendo nuevamente Romero un rol descollante. Los quiebres van y vienen, en una llamativa armonía que rematan de la mejor manera.

Con “Bios Theoretikos” volvemos de golpe a la calma, tan necesaria siempre entre tanto galope. Es la dosis justa de reflexión antes del gran final: “Acta Non Verba”. En una de las canciones más extensas (sólo superada por “Hijos del Trastorno”), Éntomos pone toda “la carne en la parrilla”, entregando un cierre de oro al disco. Los últimos minutos son brutales y demuestran, tal como es la tónica del álbum, es una propuesta novedosa sin desatender la esencia de la agrupación.

En general, “Praxis” es un trabajo bien logrado, con buenas canciones y temáticas enfocadas en el siempre complejo ser humano. De esta forma, el resultado es gratificante. Para este escribano, “Praxis” fue la puerta de entrada al sonido de Éntomos y, por ahora, no está buscando la puerta de salida.

 

Este artículo ha sido visitado 387 veces, de las cuales 1 han sido hoy

Otros artículos del mismo autor