Enzamvle- «Rokisdet» (2016)
espera un momento...

Enzamvle- «Rokisdet» (2016)

Enzamvle- «Rokisdet» (2016)

lunes 18 de julio, 2016

Este artículo ha sido visitado 61 veces, de las cuales 1 han sido hoy

Escrito por: Sonidos Ocultos

Un álbum que suena a tocata puede atraer a muchos y espantar a otros, siendo una estética arriesgada, que puede sonar demasiado borroso para quienes están acostumbrados a la limpieza de la música digital hoy en día.

Darle un juicio de valor a dicha situación no corresponde, sin embargo, es necesario destacar la importancia de mantener trabajos de este tipo, los cuales representan una estética underground que se esfuerza en proponer una alternativa válida a una escena musical cada vez más preocupada de las apariencias. En este caso los músicos se definen a sí mismos como experimentales, parte de un rock psicodélico con tintes Folk, siendo lo segundo mucho más marcado en la composición que el primero.

La banda ubicada en La Serena está conformada por Maximiliano Marinkovic en la percusión, Marco Duran en guitarra y Ruth del Pinco en el bajo, siendo estos dos últimos quienes se encargan de poner la voz al interior del disco.

El primer tema se titula “Jaubuti”, el cual comienza, con una guitarra de garaje que empieza a perfilar el disco, produciendo una aceleración en el compás que puede ser algo asfixiante para el oyente pero funciona bien. Por otro lado, el punteo marca una medida que baja la intensidad del tema, aprovechando otros matices dentro del mismo disco.

Es seguida por el corte “Si no lo creo”, en el que el disco gira hacia una pauta mucho más vertiginosa, por lo que la batería gana más protagonismo. La voz queda a cargo por completo de la bajista, la cual calza mucho mejor con la temática del disco.

En “Nueva campaña” se avanza a un sonido más industrial, si bien está marcado por unos solos de guitarra que intentan aproximarse más hacia un estilo progresivo, quedando algo aislados con respecto al resto de los instrumentos. La canción hace una reflexión acerca de la intervención obscena del humano sobre su ambiente, contaminando igual que lo hace cualquier enfermedad pandémica.

“Apertura” se percibe como la canción más sencilla del disco, quizás por repetir demasiado las pautas ya utilizadas. Sin embargo, se debe destacar su coro, el cual resulta bastante pegajoso.

Finalmente, “No supongo” se titula la canción que cierra el álbum, la cual genera un buen ambiente que explota con el cambio de voz. Rotan las voces en la canción, dejando bien clara la propuesta que acabamos de escuchar.

Una grabación que puede resultar algo sucia, quizás por lo difícil que es producir un EP en Chile, pero que le sobran argumentos a través de un sonido de pesadumbre que es difícil de encontrar hoy en día.

Este artículo ha sido visitado 61 veces, de las cuales 1 han sido hoy

Sonidos Ocultos
Otros artículos del mismo autor