Pascuala Ilabaca y Fauna- Rey Loj 2015
espera un momento...

Pascuala Ilabaca y Fauna- Rey Loj 2015

lunes 23 de noviembre, 2015

Este artículo ha sido visitado 228 veces, de las cuales 1 han sido hoy

Escrito por: Salvador Allende

Rey Loj es el último larga duración de la cantante Pascuala Ilabaca y su grupo Fauna, un anagrama que invita a cuestionar la temática del tiempo y la modernidad desde una perspectiva ecléctica y creativa, donde distintos estilos musicales convergen haciendo una relectura de ritmos clásicos como el bolero y el jazz e integrando cosas del world music desde una mirada actual y renovadora. Se trata de 10 canciones grabadas cuidadosamente con arreglos de gran fineza que hablan de una maduración compositiva, gran virtuosismo musical y un trabajo conceptual que se agradece a la hora de escuchar un disco que no solo aglutina canciones sino también les da sentido de obra.

La portada del disco estuvo a cargo del artista Samano, ilustración híbrida llena de contenido y colores que fusiona muy bien el imaginario que Pascuala Ilabaca traduce en sus canciones. Se trata del dibujo de un Rey que tiene el tiempo en sus manos, sin dudas una alegoría que intenta tomar elementos de distintas culturas para representar la vorágine del tiempo moderno y los vicios que conlleva dejarse llevar por este ritmo de maquinaria que tanto daño hace al quehacer cotidiano del hombre en el  planeta tierra.

Integrando elementos del jazz manouche, la cumbia, el bolero, música hindú y africana se teje una maraña potente de música inmersa en clave pop que por momentos tiene pasajes muy sicodélicos, principalmente aquellos desarrollados por la agrupación que acompaña a la cantante: Fauna (Christian Chiang en bajo, Miguel Razzouk en saxos-clarintet, Jaime Nuñez en guitarras y Jaime Frez en batería). Demuestra el largo camino que ha seguido Ilabaca donde claramente se notan las influencias de viajes y giras que los han llevado por distintos lugares de Latinoamérica, Europa, etc.

El disco comienza con “Ya no esperes más”, tema que se transformará en el primer single de Rey Loj, track ecléctico que tiene por protagonista la dulce voz de la cantautora mientras se va pasando de un jazz manouche a un ritmo brasilero y luego a la cumbia. Una canción que tiene mucho de influencias viajeras sin dudas experiencia que ha ido sumando la banda a lo largo de sus giras. Le sigue “La muerte en Quilagua”, cumbia sicodélica  que guarda una letra inspirada en las momias del desierto de Atacama. Movido y seductor, el ritmo de la canción es una invitación al baile desenfrenado con excelentes arreglos donde llama la atención la versatilidad de la batería. Continuamos con “El perdón”, un bolero-rock interesante y renovador, con piano y guitarra eléctrica tiene todo ese vaivén de ritmo porteño, melancólico y aguardentoso donde sobresale un saxo maravilloso que se luce en toda su dimensión.

Luego viene “Rey Loj”, tema que lleva el nombre del disco, canción sicodélica increíble que sintetiza de cierta manera la sonoridad del disco, bien eléctrico con una búsqueda interesante de ritmos y grandes arreglos instrumentales. Tal vez uno de las mejores canciones del LP, es un viaje profundo y algo oscuro a las entrañas del reinado del tiempo. Excelente.

Le siguen “Preguntas al Rey” y “Cueca de la mariposa”, dos tema de carácter intimista realizados con arreglos casi en su totalidad para piano y voz. Los dos temas unidos guardan mucha sutileza donde la suavidad de la voz de Pascuala resalta, recordando teclados inconfundibles como los de Los Jaivas o cosas del maestro Keith Jarret.

A partir de “Santa Caravana” el disco toma otros matices, más relacionados a la fusión donde ritmos como el funk, rock y la sicodelia se insertan con más fuerza tomando el disco un carácter más fuerte, claramente con retazos de música popular. “Caminito viejo” es otra cumbia festivalera para el disfrute, melodías que invitan a bailar encantados por el acordeón y el clarinete, es un tema lleno de una identidad particular y seductora que desde hace tiempo viene siendo el sello de Pascuala Ilabaca. Tema pegajoso y fino.

Por otro lado tenemos a “Nubes para los niños”, composición íntima y conmovedora, una especie de canción de cuna con matices sutiles y atmosféricos, con una letra marcada por una poesía contingente luego de ver las atrocidades que ocurren en un mundo desquiciado, con bombardeos y atentados que transformarán en ruinas el jardín de los niños del futuro. Le sigue “Sueño con un rayo”, con arreglos excelentes de parte de saxo y voz, el tema es una joya pulida. Tema muy jazz fusión deja entrever la maestría de los músicos que acompañan a Pascuala en esta aventura por el reinado del tiempo. Excelente.

“Yo nací en Chuqui”, es una composición que tiene por centro la reivindicación de la ciudad nortina de Chuquicamata, donde por años los mineros dieron su vida por el preciado mineral del cobre. Sin dudas la canción viene a parafrasear a la gran Violeta Parra por quién Pascuala ha dicho en numerosas ocasiones siente admiración, incluso al nivel de realiza versiones de sus temas. Llama la atención unas zampoñas que orquestan el tema en algunos pasajes dándole el aliño correspondiente a un tema que se sitúa en el norte geográfico del país. “Hombre sube al árbol” es una canción con un carácter más pausado, con cosas del tango y la balada, el tema que parte muy tranquilo va creciendo, donde se luce el teclado realmente genial.

Casi cerrando Rey Loj está “Extintos”, un tema en clave funk muy experimental que recuerda cosas de Fulano. Cambiando el piano por un órgano, con un sonido mucho más sintético, la composición sorprende por su personalidad y sonoridad muy jazz funk demostrando la increíble capacidad de estilos que puede abarcar la banda.
Por último está el increíble “Sabatanasa”, tema de casi 10 minutos de duración es una cosa de otro planeta. Track inspirado en la música hindú, funciona a modo de mantra sicodélico. Monótono con variaciones potentes y épicas demuestra la inteligencia musical detrás de cada una de las canciones del disco, dejando entrever el enorme abanico de posibilidades y vertientes que tiene Pascuala Ilabaca y Fauna para nutrirse creativamente y la capacidad para abrazar elementos tan disímiles a primera vista pero que de la mano de estos músicos la hacen parece plastilina.

Este artículo ha sido visitado 228 veces, de las cuales 1 han sido hoy

Salvador Allende
Otros artículos del mismo autor