The Fallacy – The Sleeping Moon (2013)
espera un momento...

The Fallacy – The Sleeping Moon (2013)

The Fallacy – The Sleeping Moon (2013)

lunes 29 de abril, 2019

Este artículo ha sido visitado 38 veces, de las cuales 1 han sido hoy

Escrito por: Fernanda Schell

La escena nacional cada vez se amplía en diferentes géneros, aunque hay uno que resplandece en la oscuridad, mostrando su delicadeza entre las notas musicales. El rock gótico es denso, pero tiene sentimientos que se desenvuelven solos. Eso lo expone “The Fallacy” con “The Sleeping Moon”, su primera producción acústica. Marco Cusato y Angie Bernini en las voces y guitarras, junto a Niko Arell en el bajo, crearon sus propias pasiones.

Este dúo siempre ha tenido la idea volver a las raíces del gótico, por ello sus líricas son en inglés, acompañados de sonidos sombríos, junto a una actitud que desborda en cada nota.

El disco emprende su camino con “Love Division”, versión homónima de su álbum anterior. Misterio envuelto al suspenso a través de la acústica. La dulce y delicada voz de Angie le otorga un toque de suavidad, mientras que Marco entra con sombría, erigiendo un lazo que hipnotiza en las notas de la guitarra. Los sentimientos continúan con “Mistaken Love”, tonada más densa en que la primera. Sus raíces del rock gótico se hacen presente, con un par de sintetizadores y tonos largos.

Entre una apasionada conversación que va estableciendo redes a través de cada tema, se encuentra “The Omen”, melodía que exhibe el protagonismo de la guitarra. Decir adiós es complicado, pero mediante estas melodías se crea otras perspectiva. “Angel Face” es una romántica tonada apodera de Angie, dejando su huella vocal en el cálido tema.

El suspenso creo un ambiente perfecto para “Other side”, camino que está compuesto por sentimientos que te llevan a otra órbita. La voz angelical de Angie juega con la densidad de Marco. “No dreams at home”, se expone un lóbrego contexto fundado por sus vocalistas, volviendo a enlazar sus voces, haciéndolo especial y único.

Siguiendo su misma línea acústica se ejecuta “Replicant” y “Twilight”, donde Bernini está en su aposento melódico, mientras se producen suaves notas realizadas por las seis cuerdas.

Este mágico y oscuro trayecto va cerrando con “Black Magic”, uno de los temas destacados, por su ejecución en el instrumento, la lírica, junto a las voces. El cierre es la melancolía en su salsa, “Neptune & the Girl”. Cusato se apodera de la canción, mientras que ella aparece en ciertas partes, estableciendo el sigilo y solidez que los caracteriza.

“The Fallacy” expone que la música puede mantenerse viva, evocando el pasado mediante el romanticismo. Desde las raíces hasta la actualidad, la agrupación chilena crea tonos góticos y tintes mágicos. Simplemente, “The Sleeping Moon” es un camino que se pavimenta a través de la oscuridad.

Este artículo ha sido visitado 38 veces, de las cuales 1 han sido hoy

Fernanda Schell
Otros artículos del mismo autor