Caro Salinas – Sesión en estudio Aplauso – La hermosura del Caos
espera un momento...

Caro Salinas – Sesión en estudio Aplauso – La hermosura del Caos

Caro Salinas – Sesión en estudio Aplauso – La hermosura del Caos

domingo 01 de mayo, 2022

Este artículo ha sido visitado 240 veces, de las cuales 1 han sido hoy

Escrito por: Jorge Cortes

Las personas que viven o han vivido en el sur de Chile, saben perfectamente que el entorno doblega al cuerpo y pone de rodillas al alma de la gente más creativa. ¿Cómo no? La inmensidad de la selva humedad es refugio de muchos impulsos creativos que pueden a ratos desbordarse como un caudal torrentoso y arrasar con todo. Aunque puede ser que el mismo paisaje produzca en la inspiración una calma que camina lentamente a paso taciturno. Es por eso que el sur es una tierra tan fértil en creadoras/es, cuyo arte es suficientemente robusto para hacerse escuchar, aunque quizás no tanto para llegar a la ruidosa capital nacional. Eso, por supuesto, no puede recaer en los hombros de las artistas. Eso debería ser parte de las políticas de descentralización por parte del estado.

El sábado 30 de abril la guitarrista valdiviana, Caro Salinas, dejo entrever parte de lo que será su primer EP solista en una sesión de estudio en vivo, grabada en el reconocido Estudio Aplauso, que estuvo a cargo de la producción en sonido. La producción audiovisual y registro en video estuvo a cargo de Estudio ISMO. Caro Salinas es guitarrista de la reconocida banda “Sortilegio Trío”, una agrupación de largo andar en las lluviosas tierras de la capital regional de los ríos, por lo que su trabajo musical tiene mucha historia. Sin embargo, aún no se había aventurado en el plano solista, por lo que está sesión sirve como un primer aleteo de lo que, ojalá sea, un largo vuelo.

Caro Salinas toma toda la inspiración posible de los bellos paisajes naturales valdivianos para intentar replicar esas sensaciones en no más de once minutos de sesión, algo que parece difícil de conjugar, pero que ella lo logra gracias a sus rasgueos y acordes inmersivos, acompañados sólo por un delay. Se suma a esta hermosa ecuación el baterista Daniel Meneses, que conoce perfectamente que elementos sonoros ocupar para complementar el sonido general. Esta sesión está compuesta por cuatro composiciones que abarcan diferentes estilos instrumentales pero que sutilmente están hilados por la habilidad compositiva de Caro Salinas y toda su exploración sonora.

“Tormenta” es la composición que parte esta sesión. Una canción contada en cinco, ágil, con cierto gusto al frenesí lluvioso, ese que ocurre cuando una nube negra se ensaña con las personas que salen sin paragua y no hay algodón que absorba tanta humedad. Aun así, entendiendo el vivir cotidiano del sur, a ratos es bastante disfrutable y esa es la parte que puede retratar esta canción. Una canción que, en el estilo de Caro Salinas puede ser considerada Mathfolk, o Folk Matea´o en dialecto chilensis. Lo que sigue es lo opuesto, “Dragón de viento” es una vuelta de página en otro cuento aparte, mucho más calmado, más contemplativo, permite pensar y quedarse absorto escuchando, así como al eco del viento en una enrome galería hueca. Produce una sensación muy similar “Agua”, la tercera canción de la sesión. La guitarra de Caro Salinas se extiende gracias al delay generando un mantra atmosférico difícil de pasar por alto. Sumado a eso, el Yaibahar adaptado de Daniel Meneses genera un golpe suave, pero de resonancia fuerte, que de alguna forma resalta el contenido de la obra. Por último, aparece la canción que la da el nombre a la sesión, “La hermosura del Caos”. Una creación con más elementos rítmicos y que toma elementos de ese minimalismo criollo mostrado en las canciones anteriores, donde Caro Salinas toma más tiempo para desarrollar la idea de la observación de todo lo aleatorio que puede generar la naturaleza cuando impone toda su existencia.

Esta sesión es un excelente adelanto de lo que vendrá en el EP de Caro Salinas, una producción que tiene a bastantes personas esperándola desde su primera presentación en el festival Fotorock de la ciudad de Valdivia. Además, esta iniciativa fue una gran oportunidad para demostrar que la industria audiovisual local está para grandes cosas. Con todo esto, Caro Salinas se afianza como una exponente versátil e innovadora de la música folk experimental con raíz emotiva y con valoración de lo natural.

Ingles

People who live or have lived in the south of Chile know perfectly well that the environment bends the body and brings the soul to its knees of the most creative people. How not? The immensity of the Valdivia jungle is a refuge for many creative impulses that can at times overflow like a torrential flow and destroy everything. Although, it may be that the same landscape produces in the artist’s inspiration a calm that walks slowly at a taciturn pace. That is why the south is such a fertile land of creators, whose art is robust enough to make itself heard, although perhaps not enough to reach the noisy national capital. That, of course, cannot fall on the shoulders of the artists. That should be part of the decentralization policies by the state.

On Saturday, April 30, the Valdivian guitarist, Caro Salinas, revealed part of what will be her first solo EP in a live studio session, recorded at the renowned Estudio Aplauso, which was in charge of the sound production. The audiovisual production and video recording was in charge of Estudio ISMO. Caro Salinas is a guitarist for the renowned band “Sortilegio Trío”, a long-standing group in the rainy lands of the regional capital of Los Ríos, so his musical work has a long history. However, he had not yet ventured into the solo plane, so this session serves as the first flutter of what, hopefully, a long flight.

Caro Salinas takes as much inspiration as possible from the beautiful Valdivian natural landscapes to try to replicate those sensations in no more than eleven minutes of session, something that seems difficult to combine, but that she achieves thanks to her immersive strums and chords, accompanied only by a delay. Added to this beautiful equation is drummer Daniel Meneses, who knows perfectly what sound elements to use to complement the general sound.
This session is made up of four compositions that encompass different instrumental styles but are subtly woven together by the compositional skill of Caro Salinas and all her sound exploration.

“Tormenta” is the composition that starts this session. A song counted in five, agile, with a certain taste of rainy frenzy, the kind that occurs when a black cloud rages on people who go out without an umbrella and there is no cotton to absorb so much moisture. Even so, understanding the daily life of the south, at times it is quite enjoyable and that is the part that this song can portray. A song that, in the style of Caro Salinas, can be considered Mathfolk, or Folk Matea’o in the Chilean dialect. What follows is the opposite, «Wind Dragon» is a page turn in another separate story, much calmer, more contemplative, allows you to think and stay absorbed listening, as well as the echo of the wind in a huge hollow gallery. It produces a very similar sensation “Agua”, the third song of the session. Caro Salinas’s guitar extends thanks to the delay, generating an atmospheric mantra that is difficult to ignore. Added to that, the Yaibahar adapted by Daniel Meneses generates a soft hit, but with a strong resonance, which somehow highlights the content of the work. Finally, the song that gives the name to the session appears, “La hermosura del Caos”. A creation with more rhythmic elements and that takes elements of that Creole minimalism shown in the previous songs, where Caro Salinas takes more time to develop the idea of observing everything random that nature can generate when it imposes its entire existence.

This session is an excellent preview of what is to come on Caro Salinas’ EP, a production that has many people waiting for it since its first performance at the Fotorock festival in the city of Valdivia. In addition, this initiative was a great opportunity to demonstrate that the local audiovisual industry is up for great things. With all this, Caro Salinas establishes herself as a versatile and innovative exponent of experimental folk music with emotional roots and an appreciation of nature.

Este artículo ha sido visitado 240 veces, de las cuales 1 han sido hoy

Otros artículos del mismo autor