Kreen & Annwvyn – Indoctrinated in Sorrow (2019)
espera un momento...

Kreen & Annwvyn – Indoctrinated in Sorrow (2019)

Kreen & Annwvyn – Indoctrinated in Sorrow (2019)

viernes 18 de octubre, 2019

Este artículo ha sido visitado 41 veces, de las cuales 1 han sido hoy

Escrito por: Gonzalo Manzo

«Indoctrinated in Sorrow» lleva por nombre el rehersal split de estas dos bandas puntarenenses que confluyen en el metal doom, cada una a su manera, destacándose en ambas las atmósferas oscuras y la densidad sonora de su música. El título de este álbum fue concebido a través de la unión entre los nombres de la pista n°1 Adoctrinados en el Arte de lo Esteril de Kreen y la pista n°3 Winter Sorrow de Annwvyn.

Al, guitarrista, de ambas bandas conversó con Sonidos Ocultos, comentándonos un poco sobre su participación en estos proyectos. Su entrada a Kreen a 3 días de su primera presentación con ellos en el desaparecido pub Amsterdam de Punta Arenas, sirvió para abrir camino para Annwvyn, banda con la que lograron formar una alianza para caminar codo con codo en el sendero del metal magallánico, y por qué no, nacional.

Kreen:

“…Es el invierno que exige su tributo por cada antiguo que se degolló…”

Desde las profundidades de los témpanos australes bañados en sangre aborigen, surge el fonograma de esta banda que hace su debut en el circuito nacional bajo la consigna del metal doom y black. Su nombre se debe a la traducción en el idioma Selk’nam de “luna”, dios relacionado a lo femenino y a la noche, el mismo que fuera testigo del genocidio de los pueblos originarios de este territorio, parte de la historia no contada y que el cuarteto busca visibilizar a través de sus intransigentes guturales en español.

Provenientes de bandas antiguas que se desenvolvían entre los estilos mencionados, los miembros de Kreen, arraigados en el metal, han recibido una gran acogida en el circuito, tanto local como metropolitana y porteño, esto después de su gira de lanzamiento del álbum del presente año, compartiendo escenario junto a bandas destacadas en la escena como A Sad Bada y Thvnvtos, la que concluyó con su presentación en la Fiesta de la Cerveza Negra en Punta Arenas.

Influenciados tanto en el black metal clásico como en el moderno, además de otros géneros como el doom, el stoner y el sludge, Kreen se presenta a dos años de su formación en 2017 como una agrupación contracultural que busca amplificar el discurso de las devastadas culturas patagónicas, cuya multiplicidad de dioses fue reemplazada por una cruz opresora. Xenofóbica. Genocida. Tomando además como eje temático el destino de la humanidad, su posición y su relación para con la naturaleza en tiempos de crisis, siempre desde un escenario de catarsis y reflexión.
Adoctrinados en el Arte de lo Esteril y La Venganza de los Espíritus de Hielo dan cuenta de la problemática que Kreen aborda en su discurso musical, apelando a lo primitivo, a la autocrítica como seres humanos conscientes y sintientes en una época en la que la hegemonía política y económica se impone duramente, pero que, en espacios como el que este álbum genera, se puede encontrar una semilla de resiliencia y transmutación.

Annwyn:

“…Time doesn’t exist and the ethereal forests are my consolation.”
“El tiempo no existe y los bosques etéreos son mi consuelo”.

Debajo de la estepa, del frío y permanente invierno, entre las sombras de los infinitos bosques del extremo sur de Chile, surge el debut de este quinteto que cultiva un metal doom atmosférico ennegrecido, como nos cuenta Al, un estilo bastante ecléctico y nómade que abraza distintas influencias, siempre desde la vereda del metal.
Formado en 2018 en la ciudad de Punta Arenas, este conjunto refleja parte de la idiosincrasia austral desde la dimensión existencialista, con una fuerte relación con su medio ambiente, con la naturaleza, exponiendo explícitamente su representación con el clima duro y hostil en el que habitan sus integrantes.

Algunas de sus canciones poseen una sonoridad que podría enmarcarse dentro del género post black metal, sin alejarse de la oscuridad esencial del planteamiento inicial. Fuera de abordar temáticas relacionadas a dioses, demonios y otras entidades, se pone de manifiesto el afán por una búsqueda reflexiva y existencialista, la cual mantiene un vínculo estrecho con la raíz folclórica de la mitología galesa, desde donde esta banda obtiene su nombre: “El otro mundo”, significado de annwvyn, punto de partida para comprender la densidad y dureza de su música, según Al “Es esencialmente un mundo donde la juventud, la tranquilidad y los placeres son eternos”, tópico transversal a diversas culturas.

Este mundo de ultratumba es graficado a través de los dos cortes que componen la participación de Annwvyn en este rehersal split.

Mountains can Wait nos susurra sobre un eterno retorno, a donde queremos estar, descansar, rodeados de bosques eternos y montañas que esperan nuestra llegada. Aquí la visión de la muerte es concebida como retorno a los elementos. Como lo que somos. Como carne y agua.

Winter sorrow se presenta con mayor densidad. El tema del dolor es evidenciado a través de una atmósfera “invfernal”. El encierro frente a condiciones climáticas hostiles se condice con un encierro sicológico, en el que la mente pernocta erra con el espíritu y las emociones. Esto sumado a las pocas horas de luz en esta tierra patagónica, son también limitantes que coartan la prosperidad de sus habitantes.

El hielo es omnipresente, tangible, se vuelve parte de la piel, y es a través de la música, que Annwvyn logra canalizar estas adversidades intercalando sus solemnes e imponentes riffs con paisajes lúgubres y llenos de destellos de luz y armonía, cual bosque laberíntico bajo los ancestros astrales.

Este artículo ha sido visitado 41 veces, de las cuales 1 han sido hoy

Gonzalo Manzo
Otros artículos del mismo autor