Cristóbal Urrutia (Chile Clásico):” hay un espacio muy grande para la entrada de sellos de música clásica chilena que se vinculen de forma moderna con las audiencias”
espera un momento...

Cristóbal Urrutia (Chile Clásico):” hay un espacio muy grande para la entrada de sellos de música clásica chilena que se vinculen de forma moderna con las audiencias”

Cristóbal Urrutia (Chile Clásico):” hay un espacio muy grande para la entrada de sellos de música clásica chilena que se vinculen de forma moderna con las audiencias”

jueves 10 de marzo, 2022

Este artículo ha sido visitado 228 veces, de las cuales 1 han sido hoy

Escrito por: Jorge Cortes

El 21 de octubre del 2021 se lanzó oficialmente el sello Chile Clásico, uno centrado netamente en cubrir obras de música docta y géneros a fines. Actualmente cuenta con más de diez artistas, entre intérpretes y compositores, y un catálogo que comienza a tener cada vez más volumen. En su plana directiva está conformado por Germán Torres como director general, Gabriel García como director artístico y Cristóbal Urrutia, quien concedió la entrevista, como director artístico.

 ¿Cómo surge la idea del sello Chile Clásico?

La idea parte de Germán Torres, actual presidente de IMICHILE y también director de IGED Records. Germán tiene una formación de música clásica proveniente de la licenciatura en música de la Universidad de Chile, así que siempre ha estado entre ambos mundos. Nosotros coincidimos en una delegación del Consejo de Cultura para una feria llamada Circulart en Medellín, Colombia el 2015, que es una feria de música popular que se hace todos los años. Ahí Germán me comenzó a comentar la idea de un sello de música clásica. Luego coincidimos en Fluvial Valdivia y me volvió a insistir con la idea. Finalmente, el 2018 me llama preguntando si me podían sumar a un proyecto que estaba postulando, en el cual ya estaba Gabriel García, el otro socio, que se hace cargo de la dirección técnica del sello.

 Tener un sello es entrar completamente a la industria musical. ¿Cuál es tu opinión sobre la industria musical?

Lo encuentro bastante entretenido e interesante, hablando de industria de la música popular. Si hablamos de lo clásico, la industria es prácticamente inexistente. Es difícil hablar de la industria en música clásica, no existen dinámicas constitutivas de industria, no se dan de forma ordenada todas las etapas de la cadena de valor, de la cadena productiva. Mientras que en música popular sí. Yo veo el manejo que tiene Germán en esto y sabe exactamente todo lo que hay que hacer en cada paso. Entiendo que esos pasos en la industria de la música popular son un lenguaje común, pero en el medio de la música clásica no sé cuántas personas se manejarán con eso. En el caso de nosotros tenemos una gran ventaja, la piedra angular, que es que Germán conoce al revés y al derecho como funciona la industria. De hecho, IGED tiene un trato con Warner y ese trato lo hicimos extensivo a Chile Clásico. Germán habló con ellos para que Warner también haga la distribución de los discos de chile clásico.

 ¿Dónde entra la música docta en la industria musical actual?

Es algo que tengo que estudiar aún para saber cuánto hay o que tan poco hay. En medios está la radio Beethoven, imagino que fuera de Santiago hay radios locales que transmiten música clásica, como la radio de la UACH o como la de la USACH.

En discos está el sello SVR, ellos tienen cerca de 100 trabajos en su catálogo y Aula records. Yo creo, hablando bien desde la ignorancia, que se producen muchos discos gracias fondos concursables, de los cuales se deben fabricar unas 300 copias pero que no es posible venderlos porque algunos fondos no permiten la venta. Esos discos terminan regalándose a familias y otros quedan en cajas guardando polvo. Es una iniciativa del interprete o del compositor, “yo quiero tener un disco, una muestra”. Tampoco suele haber un curatoría muy refinada porque cuando el intérprete quiere grabar algo muchas veces la intención del intérprete es simplemente mostrar su trabajo, y eso, desde el punto de vista de la industria musical no es muy interesante. Estas son apreciaciones muy superficiales desde la impresión que tengo, de los discos que me llegan de repente. Creo que esta situación es bastante precaria con muy honrosas excepciones.

Para que la industria musical funcione se necesitan auditores, consumidores, melómanos que estén dispuestos a comprar el contenido de diferentes sellos. Las audiencias, en ese caso, son necesarias ¿Ha resultado la creación de audiencias de música clásica?

Partiendo desde Chile y pensando específicamente en la radio o desde el enfoque de los sellos discográficos, no creo que pueda decir que haya resultado porque no creo que haya actos intencionales de formar audiencias de música clásica envasada. Hay políticas de estado y las organizaciones culturales grandes también tiene sus políticas de desarrollo de audiencias. Eso está a alza desde hace 15 años quizás. Es un ámbito que se está desarrollando. Seminarios de desarrollo de audiencia se hacen por lo menos 1 al año organizados por el ministerio. Ahora, en cuanto a la música clásica no lo tengo tan claro. Pero repito, estas son apreciaciones sin gran conocimiento.
En una entrevista que le hicimos a Gonzalo Cuadra, el encargado de la investigación de nuestro disco de ópera, él se acordaba de un presentador de un programa de música clásica en una radio de Montevideo que cuando empezaba su programa el presentador decía “Música Oculta” (imita voz de ultra tumba) con una voz muy tenebrosa. Gonzalo nos comentaba que él en ese momento habría apagado la radio. Lamentablemente esa tiende a ser la forma en que se presenta la música clásica de formatos envasados, se presentan de forma muy poco atractiva, lúgubre, que espantan a público potencial. Ahí hay un trabajo que hay que hacer para hacer los contenidos más atractivos.

¿Cuáles son las ventajas de un sello discográfico por sobre la autonomía de las plataformas como distrokid, cd baby, route note, tune core, etc?

Entiendo que no son necesariamente incompatibles, los sellos también pueden trabajar con plataformas de ese tipo. Se pueden hacer alianzas virtuosas. De todas maneras, nosotros ya estamos en spotify, a pesar de que no sea la plataforma más natural para la música clásica, pero si lo es para el público.

¿Han tomado experiencias de otros sellos musicales de música clásica?

Hemos estado mirando modelos de muchos ámbitos. Para el trabajo de diseño gráfico hicimos un barrido de los sellos principales. A diferencia de los sellos de música popular, el sello es muy importante en la línea gráfica en música clásica ya que se puede reconocer perfectamente a que sello pertenece un disco solo con ver su portada, es una estampa que pertenece más al sello que al artista. Por ejemplo, en Deutsche Grammophon siempre vas a ver el escudo del sello en la parte superior central. Nosotros hicimos esa revisión en la parte de diseño gráfico y también la hicimos para spotify. Tuvimos que revisar como subir un disco de música clásica a spotify, ya que hay más información de obra, intérprete, compositor, director. Hay que fijarse mucho en esos estándares.
Queremos hablar también con otros sellos más pequeños de Europa oriental como Polonia, república Checa. Yo he estado en una feria que se hace en Holanda llamada Clasical Next y es de industria musical clásica. Van generalmente los productores, los ejecutivos los directores de sellos, etc. Ahí van muchas delegaciones de sellos de Europa oriental y seguramente ahí encontraremos modelos que se acerquen a los nuestros.

¿Cómo es la forma de financiamiento de Chile Clásico? ¿Postulaciones a proyectos? ¿Capitales privados?

Una parte son los fondos concursables, pero es bueno llegar a un modelo mixto. Si es que se puede llegar a un nivel de autonomía que tenga sustentabilidad comercial sería interesante. No sabemos si es realista. Sabemos que se están vendiendo los discos, pero aún no sabemos si esos ingresos sirven para financiar el siguiente disco. Nosotros consideramos la posibilidad que se pueda llegar a un modelo de negocia autosustentable, pero ciertamente no estamos en esto por el dinero. Lo hacemos porque nos interesa mostrar la música chilena, si además en el proceso se genera un modelo de negocios que pueda generar un mínimo de ingreso para los socios y que permita contratar un equipo de trabajo, sería fantástico.

¿Qué consejos les darían a las personas que quieren formar un sello?

Primero tiene que haber un propósito, una misión muy clara. Aquí el concepto fundacional del sello es clarísimo. Hay que enfocarlo en doble perspectiva, una del mercado y otra de interés patrimonial. Aquí había un nicho claro que detectó Germán, hay un espacio muy grande para la entrada de sellos de música clásica chilena que se vinculen de forma moderna con las audiencias. Ese es el espacio que ocupamos nosotros.

También es súper bueno tener un socio que conozca la industria y un equipo de trabajo que se complemente. En el caso de nosotros nos complementamos bien: alguien que conozca la industria, alguien que conozca de producción y alguien que conozca el medio. Sobre todo, tiene que haber alguien que conozca la industria porque hay códigos muy específicos y que no es tan fácil aprender.

Este artículo ha sido visitado 228 veces, de las cuales 1 han sido hoy