«El Universo paralelo» de Rosedal (Argentina)
espera un momento...

«El Universo paralelo» de Rosedal (Argentina)

«El Universo paralelo» de Rosedal (Argentina)

jueves 16 de abril, 2020

Este artículo ha sido visitado 143 veces, de las cuales 1 han sido hoy

Escrito por: Lucas Canalda

Desde Argentina, la banda de shoegaze y dream pop  Rosedal, conversa sobre su nuevo disco de edición internacional y la pandemia que atraviesa cada aspecto de la actividad musical.

Antes que la incertidumbre por la pandemia del COVID-19 sumiera a la mayoría del planeta tierra en un stop casi total, en Argentina apareció “Universo paralelo”, segundo disco del grupo shoegazer Rosedal.

El EP consistente de tres canciones fue publicado de manera internacional gracias a la unión de dos sellos: Gejitsu Stargazing Society, de Filipinas, y Remedio Casero Discos, de Argentina. “Universo paralelo” cuenta con una edición en cassette (como todo el catálogo de Remedio Casero) y está disponible en las plataformas de streaming y YouTube.

“Universo Paralelo”de Rosedal fue producido en conjunto por Martín Greco (Ex-Mi Nave) y Juan Albornoz, y llega en un tiempo de crecimiento para Rosedal, más allá del lockdown global que todo lo afecta. 2019 fue año de buena actividad para la banda, tocando de manera regular en Rosario, su ciudad natal, y emprendiendo las rutas hacia otras ciudades, para compartir fechas con bandas de La Plata y Buenos Aires.

 

2019 fue, además, un año de crecimiento en cuanto a la sonoridad de la banda. Luego del debut de “Portal” de 2018 (producido por Ignacio Molinos de Matilda, Tensión y N.Y.E.R.) en formato de cuarteto, Rosedal incorporó a la tecladista de Victoria Chairo, ampliando su espectro musical, llegando a texturas más climáticas. La llegada de Chairo funcionó como un elemento de equilibrio para el grupo que, especialmente en vivo, tendía a dejarse llevar hacia volúmenes desafiantes de los que muchas veces salían airosos, pero, en ocasiones, ponían en jaque el logro de todo el concierto. Con los teclados Rosedal encontró balance, optando por indagar en los moods, desarrollando más su costado dreampop. Desde entonces la banda se mantuvo constante en los vivos, dejando de lado la irregularidad.
A la grabación de “Universo paralelo” el grupo llegó preparado. A la consolidación lograda por ensayos dedicados y recitales, la banda agregó un periodo de pre producción especialmente dedicado a trabajar las guitarras.

Produciendo de manera cercana a Greco, ambas guitarras pudieron evolucionar, logrando un resultado satisfactorio para todas las partes.

Otro cambio que debe apuntarse es que, sobre finales del año pasado, ya con el material grabado, el grupo sobrellevó un cambio en su formación debido a un viaje de extensión anual del guitarrista y cantante Lisandro Navarro. Luego de reflexionar sobre parar por un tiempo y dedicarse solo a editar música nueva, Rosedal decidió seguir adelante. El grupo rearmó su formación y hoy está integrado por Martín Sintora (Bajo), Victoria Vico Chairo (Teclados), Leandro Paquez, Alfonso Almoguera (Guitarra y voz), Matías Orsi (Guitarra y voz).

Sobre el nuevo EP, la decisión de seguir adelante reformando la banda, la llegada de otros sonidos y el cráter que está produciendo la pandemia en el circuito musical independiente, conversan ahora Vico Chairo y Mati Orsi de Rosedal.

¿Cómo surgió la relación que entablaron hace años con el sello Gejitsu Stargazing Society?

Orsi: Todo empezó cuando Nadine (Integrante del grupo filipino Savedhistory) nos escuchó a través de Bandcamp. Le gustó mucho la banda y nos contactó. De hecho, hizo un cover de Rosedal en uno de sus shows, algo increíble. Ella se copó tanto, que quiso que el cassette que habíamos editado, “Portal”, salga también en su ciudad. Así que se contactó con Kurvine, del sello Genjitsu Stargazing Society, y nos editó el cassette allá. Se vendieron todos en dos días, fue genial. Para cuando estábamos grabando el EP nuevo, se contactó directamente el, y nos preguntó si podíamos editarlo en conjunto, y así fue. Ya salió allá, y los hizo en unos cassettes hermosos color lila, que los mandó a pedir a EEUU. Todo loquísimo.

¿Cómo fue el proceso de grabación junto a Martín Greco?

Chairo: Fue una gran experiencia. Era mi primera vez que grababa un EP en estudio y la verdad que me sentí muy cómoda y emocionada. Martín entendió claramente la esencia del EP y nos brindó ideas que nos sirvieron muchísimo. Se dispuso y compenetró totalmente, y en cada detalle con el proceso del disco, lo que nos dio muchísima seguridad.

Orsi: Fue muy bueno. Teníamos una idea bastante clara de lo que queríamos, y él lo entendió al toque. Creo que es también por las influencias que tenemos: él las conoce y entendió para qué lado iba el EP. Nos ayudó bastante con el tema producción, aportó data que dio una frescura importante al producto final. Siempre seguí a Mi Nave, es una de mis favoritas de la ciudad, y yo sabía que la data de Martin le iba a venir bien a Rosedal.

¿El trabajo de preproducción en guitarras cómo fue?

Orsi: Con Lisi siempre tuvimos una buena conexión, siempre supimos qué podíamos hacer y qué no. Dónde tocar y dónde no, en qué partes. En el primer disco, quizás, está más nivelada la participación de cada uno. Pero en este tratamos de darle más ruido, un poco más de distor, y que la guitarra que hace el arreglo quede bien al frente. Ambos tenemos guitarras que nos encantan, y como que le sacamos el sonido que realmente queríamos. Además, Andrés Yeah (guitarrista de Queridas) muy copado, nos prestó su Roland Jazzchorus, y fue como grabar con sonido soñado.

Vico, con tu incorporación Rosedal encontró un balance necesario, sobre todo en vivo. ¿Cómo fueron esos primeros tiempos con la banda? ¿Cuáles fueron los puntos específicos que trabajaron?

Chairo: La verdad que siempre me sentí muy cómoda y cuidada. A nivel musical estaba viviendo experiencias nuevas y la verdad que se fueron desenvolviendo de manera muy grata y divertida. Empezamos a trabajar con los temas de “Universo Paralelo” y con los que seguimos tocando en vivo del disco anterior enfocándonos en lograr pads con acordes y melodías con el sinte, buscando un sonido más bien ambiente y espacial. Jugamos con melodías de las guitarras permitiendo que éstas puedan tener un poco más de aire, también acompañándonos con el bajo.

¿Para el grupo ya armado cómo cambiaron las cosas con su llegada?

Orsi: Musicalmente, hizo que estemos más libres las guitarras, para que no siempre este sonando algo. Además, ella toca muy bien, e hizo unos dibujos muy piolas para cada tema, no solo para estos nuevos, donde ya participó a nivel compositivo, si no que le hizo unas teclas a los temas del 1er disco, los cuales no tienen teclas grabadas, pero así los pudimos adaptar al vivo. Después, a nivel humano, una masa. La verdad que estamos muy contentos. Aporta muchísimo a la banda, y nos pone muy contentos también que disfrute tocar con nosotros.

¿Con el viaje de Lisandro cómo se va a reconfigurar el grupo para seguir tocando? ¿En algún momento evaluaron parar?

Chairo: incorporamos a Fonso en voz y guitarra y estamos muy contentes, es un gran amigo de la banda. Conoce y entiende a Rosedal, así que en poco tiempo se dispuso y sacó los temas. Mati se sumó a cantar más. También estoy viendo si me animo a hacer coros. Estábamos ensayando y preparándonos para los próximos vivos, hasta que surgió la cuarentena. Más que pensar en parar, si bien, al comienzo, teníamos algunas incertidumbres lógicamente, sucedía que recién me incorporaba, sacábamos un EP, y la banda tiene un camino muy lindo recorrido a nivel humano y musical, y aún tiene mucho para dar así que valoramos todo eso y nos enfocamos en cómo seguir delante.

Orsi: en algún momento se nos cruzó parar, porque no teníamos conocimiento real de cuánto tiempo se iba. Después de charlarlo, decidimos seguir. Nos parecía que no estaba bien darle fin, más que nada con un EP recién salido. Hace unos meses entro Alfonso, a tocar la guitarra y cantar. Yo también me sumé al micrófono, así que ahora la banda está conformada y consolidada así. Por suerte Fonso es un amigo nuestro de hace muchos años, hemos compartido otras bandas con él, y fue muy fácil encontrar la química para llevar adelante Rosedal. Estamos muy agradecidos con él, porque se sacó los temas al toque y ya estábamos dejando todo a punto para empezar a pensar en salir a tocar, pero bueno, estamos todos en una cuarentena jamás pensada. Así que esperamos volver a ensayar para que apenas se active todo, podamos salir a tocar con la nueva formación.

Si bien venían tocando las canciones del EP en vivo durante los últimos 8 meses, estrenaron disco y cassette y se vino cuarentena. ¿De qué forma manejan el encierro y la abstinencia de tocar en vivo? ¿La cuarentena sirve para ir generando música nueva?

Orsi: Sí, creo que nos va a servir para componer cosas nuevas, también poder buscar bien el sonido de cada uno. Usamos muchos pedales y sonidos sónicos, que siempre requieren atención, no es fácil encontrarle la vuelta. Todos tenemos los instrumentos en sus respectivas casas, así que seguro para cuando termine esto tenemos un EP nuevo.

Chairo: musicalmente al encierro lo piloteamos produciendo y tocando en casa. Particularmente estoy buscando nuevos sonidos en las teclas y en un nuevo sinte que estoy investigando. Estamos generando música nueva, componiendo, para Rosedal y para otros proyectos que tenemos también cada une por fuera de la banda, y vamos hablando todos los días, compartimos e intercambiamos opiniones y data.

Con Remedio Casero vienen trabajando parejo en los últimos años, ahora con un equipo conformado. Además del trabajo en recitales, lanzamientos en cassettes justo habían lanzado un ciclo quincenal en Hevale (bar rosarino) con artistas del sello y DJs invitados. Eso tuvo que suspenderse por la cuarentena total ¿Cómo te parece que se va a reconfigurar toda la movida post cuarentena?

Orsi: Si, la verdad, que este último tiempo el sello es lo mejor que nos ha pasado. Es un colectivo importante en la ciudad, y se está notando que a nivel nacional también está teniendo un nombre. Nos quedaron en el tintero algunas cosas, por ejemplo, el ciclo «Como en casa». También quedó en stand by un ciclo que estábamos haciendo con Fuego Amigo de Buenos Aires. Estamos muy ansiosos de poder llevarlo a cabo. Creo que va a costar remontar todo. Ojalá no tengamos que esperar hasta el año que viene para que todo se normalice porque sería perder un montón de tiempo. Como sello, como bandas, y como propuestas para la ciudad.

Este artículo ha sido visitado 143 veces, de las cuales 1 han sido hoy

Lucas Canalda
Otros artículos del mismo autor