Ale Méndez – Dakota: Lado B (2020)
espera un momento...

Ale Méndez – Dakota: Lado B (2020)

Ale Méndez – Dakota: Lado B (2020)

viernes 16 de octubre, 2020

Este artículo ha sido visitado 314 veces, de las cuales 35 han sido hoy

Escrito por: Sonidos Ocultos

Ale Méndez regresa para completar el círculo de su pacto satánico. El nuevo EP Dakota: Lado B cierra el ciclo que se inició en junio con su respectiva primera cara y enseñó un retorno a las raíces viscerales del delta y al sonido rural en tonos sepia. Hay algo de descaro en su forma de ver la vida, pero con su espíritu de sinceridad el músico se las arregla para que su proyecto sea un paseo por las muchas vertientes y carreteras que llevan hacia el folk y blues de tradición.

La segunda cara de Dakota muestra a Méndez con nuevas perspectivas matizadas e inquietas, sin quedarse dormido en la comodidad de optar por un trabajo liso que sólo desparrama la devoción por un sonido en particular. “El Vaso Medio Lleno” abre esta colección de cinco canciones con la característica guitarra slide que inmediatamente esparce sobre el lienzo los colores del country blues. La música es cantinera y entrañable, atravesada por las diabólicas melodías de un órgano que le suman una cuota de nostalgia. La sensación de añoranza se quiebra con la energía de “El Riff del Diablo”, el tema insignia para el concepto de Dakota. Aquí la voz encarna al coludo para relatar la clásica historia en la que el demonio tasa el alma del renegado músico de blues, repleta de referencias al folclor que rodea al mito: “Detrás de la higuera tú me puedes encontrar / Silbando canciones que nadie quiere escuchar / Te vas o te quedas el fuego te va a quemar”.

“No Se Diga Más” es la canción que se desmarca de la rutina y encuentra espacios más nítidos para mostrar la versátil personalidad musical de Méndez. No es sólo blues, hay trazos de funk acústico desgarrado por un bajo saturado en fuzz y el espíritu rabioso para llevar a Dakota un paso más allá de lo predecible. La espectral voz de Catalina Blanco en medio de la atmósfera psicodélica es una sorpresa para cerrar el tema más ambicioso del EP.

Dakota: Lado B puede tener su propia fórmula precisa para despertar la añoranza por el sonido rústico del blues. Ale Méndez ya es un experto en llevarnos hacia esos caminos sucios con el sabor del polvo en la boca. Su voz raspada y fervor por la crudeza del género no se queda sólo en comer y bailar de la mano del diablo. Tiene personalidad y da la cara. Y eso nadie se lo puede quitar.

(Reseña en inglés)

Ale Méndez returns to complete the circle of his satanic pact. The new EP Dakota: Lado B closes the cycle that began in June with its respective first side and showed a return to the visceral roots of the delta and the rural sound in sepia tones. There is some impudence in his way of seeing life, but with his spirit of sincerity the musician manages to make his project a walk through the many slopes and roads that lead to traditional folk and blues.

Dakota’s second side shows Méndez with new nuanced and restless perspectives, without falling asleep in the comfort of opting for a smooth work that only spreads devotion for a particular sound. «El Vaso Medio Lleno« opens this collection of five songs with the characteristic slide guitar that immediately spreads the colors of country blues on the canvas. The music is cantinera and endearing, crossed by the diabolical melodies of an organ that add a quota of nostalgia. The sense of longing is shattered by the energy of «El Riff del Diablo« the flagship theme for the concept behind Dakota. Here the voice incarnates Satan to tell the classic story in which the devil appraises the soul of the renegade blues musician, full of references to the folklore that surrounds the myth: “Detrás de la higuera tú me puedes encontrar / Silbando canciones que nadie quiere escuchar / Te vas o te quedas el fuego te va a quemar”(Behind the fig tree you can find me / Whistling songs that nobody wants listen / You go or you stay, the fire is going to burn you).

«No Se Diga Más« is the song that stands out from the routine and finds clearer spaces to show the versatile musical personality of Méndez. It’s not just blues, there are traces of acoustic funk ripped apart by fuzzy bass and the raging spirit to take Dakota a step beyond predictability. The spectral voice of Catalina Blanco in the middle of the psychedelic atmosphere is a surprise to close the most ambitious theme of the EP.

Dakota: Lado B may have its own precise formula to awaken longing for the rustic sound of the blues. Ale Méndez is already an expert in taking us down those dirty roads with the taste of powder in our mouths. His raspy voice and fervor for the rawness of the genre is not just eating and dancing hand in hand with the devil. Has personality and shows face. And that no one can take away.

Este artículo ha sido visitado 314 veces, de las cuales 35 han sido hoy

Sonidos Ocultos
Otros artículos del mismo autor