Alto Voltaje – Manifiesto (2023)
espera un momento...

Alto Voltaje – Manifiesto (2023)

Alto Voltaje – Manifiesto (2023)

miércoles 21 de febrero, 2024

Este artículo ha sido visitado 163 veces, de las cuales 1 han sido hoy

Escrito por: Equipo SO

  • Alto Voltaje
  • Manifiesto (2023)
  • ¡Haz clic para puntuar esta entrada!
    (Votos: 10 Promedio: 5)
  • Escucha nuestra música

Por Francisco Quevedo.

Una ráfaga, un garrotazo, un tornado que azota por casi 45 minutos. “Manifiesto” hace honor a su nombre: una declaración de ideas o principios con los que Alto Voltaje busca describir la sociedad chilena actual con sus claros y sus oscuros, tratando de hacer una denuncia veraz y afilada de lo que vivimos como país. “Manifiesto” intenta ser una cruda radiografía del Chile de hoy.

“Welcome to Chile”, tercer track del álbum, describe “al hueso” y “sin rodeos” como funciona la sociedad chilena actual. El vocalista Víctor Escobar lo resume en una frase, decidora, por lo demás: “Paraíso de la mentira”. Y le apunta medio a medio, puesto que vivimos rodeados de mentiras, promesas incumplidas y anuncios de falsas soluciones. Desigualdad, consumo, superficialidad, entre otros problemas, son descritos por Alto Voltaje. Canciones como “Mueres por ser pobre” (en la que hacen un guiño a Jorge González) o “Vidas Rotas” van en la misma dirección, hurgando en las miserias y precariedades que viven diferentes segmentos de la población y que “a nadie le importan”, como canta con fuerza (y mucha razón) Escobar.

Así se van sucediendo los temas, cada uno abordando, cavando en situaciones sociales y criticando a distintos estamentos de la sociedad chilena. Las clases sociales, la Iglesia, el abandono de los niños, los trabajos invisibilizados, el consumo de drogas, la pérdida de los barrios, el cansancio por el abuso…en fin, las denuncias se amontonan con fluidez entregándole una consistencia lírica al álbum. Toda la declamación está acompañada por la música, una sólida propuesta interpretada con sobriedad y excelencia por Ery López en bajo, Pedro Muñoz en batería y la dupla de guitarras: José Canales y Fabrizio Acuña. Gran trabajo de ambos guitarras, llegando a puntos altos con los solos durante toda la placa.

El ítem denuncia social es un tópico recurrente en el mundo de la música. En “Manifiesto” el tema es central, pero hay un “no sé qué” que lo hace más cercano, más palpable, más real, en el sentido de que, después de escuchar el álbum, en la próxima salida a la calle, uno verá los problemas expuestos en el disco…los que vio siempre y los que no había visto nunca (o no había querido ver).

Ese bien podría ser uno de los puntos más fuertes del nuevo trabajo de Alto Voltaje. Este cúmulo de desencanto, graficado en cada situación descrita a lo largo del disco, pareciera que no tiene vuelta, no tiene solución. En el fondo, se da cuenta de que la situación que afecta a miles de personas no le importa a quienes deberían velar por solucionarlas. Otra injusticia más y que, por cierto, está dentro de las denuncias de Escobar y compañía.

Por lo mismo, el cierre a cargo de “Esperando la muerte” es tan revelador, a juicio de este escribano. Lo es porque una forma significativa de concluir un disco que denuncia abusos es con las personas mayores. Estos seres humanos que ya deambulan fuera del sistema y viven abandonados a su suerte se reflejan en la historia relatada de una persona anciana que sólo espera el “día final”, una situación tan, pero tan representativa como decidora. ¿Significa que, bajo este sistema, esta sociedad, el hecho de llegar a viejo no vale de nada y es sinónimo de morir solo y sin esperanza? Bajo la mirada de Alto Voltaje, es así.

“Manifiesto” es un trabajo sólido y bien logrado. Sin caer en excesos, exponen una realidad que nos afecta como sociedad, lo queramos o no. Y frente a eso, no hay muchas más vueltas que darle. Es también, no está demás decirlo, la confirmación de la madurez en la carrera de Alto Voltaje.

Es que 25 años de carrera no son en vano.

 

Este artículo ha sido visitado 163 veces, de las cuales 1 han sido hoy

Otros artículos del mismo autor