Hendrix, bestialmente efímero
espera un momento...

Hendrix, bestialmente efímero

Hendrix, bestialmente efímero

domingo 12 de diciembre, 2021

Este artículo ha sido visitado 262 veces, de las cuales 1 han sido hoy

Escrito por: Sonidos Ocultos

«De Hendrix, por ejemplo, sigo siendo apasionadamente fan. Es solamente la música. A mí no me importa mucho la chafalonería de lo que le pasó, si tomaba drogas y se ahogó con su vómito y lo que sea. Vos cuando lo escuchás, sabés todo».

Luis Alberto Spinetta

“Jimmy never died! Earth was just part of his tour!!!!!!” (sic). Este es un comentario en un video en Youtube de la versión en vivo de Foxey Lady de la presentación de Jimi Hendrix en Maui, Hawai, el año 1970. Este posteo es un ejemplo del mito que gira en torno a la figura del músico: la de un ser cósmico, un tipo extraterrestre que vino de otra galaxia y que trascendió más que nadie antes de “supuestamente” morir justamente en 1970.

La carrera de Jimi Hendrix fue breve, apenas cuatro años entre 1966 y 1970. Esa es la carrera formal con sus proyectos musicales, aunque él ya venía con rodaje y había trabajado con variados artistas durante la ardiente escena sesentera.

Johnny, James, Jimmy…Jimi

Hendrix es oriundo de Seattle, estado de Washington que limita con Canadá (¡Vaya cuna de músicos que ha sido Seattle!). Nació el 27 de noviembre de 1942 en el seno de una familia afroamericana y fue bautizado como Johnny Allen Hendrix. Al momento de nacer, su padre Al era recluta del Ejército norteamericano y por tal motivo recién pudo conocer a su primogénito tres años después. Durante esos años, Johnny vivió con tíos y amigos, quienes ayudaban a su madre Lucille con los cuidados.

Al regresar Al a reencontrarse con Lucille, la situación familiar estuvo alejado del modelo de una “familia feliz”. Ambos tenían problemas con el alcohol, cuadro que se agravaba por las peleas y las dificultades de Al para encontrar trabajo. Esta inestabilidad familiar fue uno de los factores que más marcó la personalidad de Hendrix, quien forjó un “carácter tímido, desconfiado y sensible que terminó de cristalizarse cuando a sus nueve años sus padres finalmente se divorciaron”, describió Charles Cross, biógrafo del artista y que recogió una nota de La Nación, Argentina. Tras el divorcio, su padre se quedó con la custodia de Johnny y Leon, su hermano menor. Ya con la tutela, su padre lo rebautizó como James Marshall Hendrix. En 1958, su madre Lucille moría debido a complicaciones derivadas de una cirrosis.

El imberbe James ya demostraba cierta fascinación con la guitarra, instrumento que emulaba con una escoba en los pasillos escolares. A los 15 años compró su primera guitarra acústica, pero recién en 1959 su padre le regaló su primera guitarra eléctrica. Jimi Hendrix fue un autodidacta, no tuvo estudios musicales y todo su aprendizaje fue por méritos personales. Tampoco sabía leer partituras.

A los 19 años, Jimi Hendrix entró al Ejército. No fue por una desbordante vocación de servicio patrio, no…fue la opción que le ofrecieron para no ir a la cárcel después de que ser descubierto manejando autos robados. Su estadía bajo aquel régimen no fue de las mejores. No aguantó el extenuante entrenamiento físico y, a través de cartas, le clamó a su padre que le enviara su guitarra, gestión que su padre realizó. Este gesto fue muy valorado por Jimi Hendrix y permitió reforzar el vínculo padre-hijo.

En el Ejército también conoció a Billy Cox, con quien entabló una amistad gracias a la música. Cox tocaba bajo e integraron una banda llamada The Casuals, con la que se presentaron ocasionalmente en clubes de bases militares a fines de 1961. En junio de 1962, Jimi Hendrix fue licenciado del Ejército.

Ascenso vertiginoso sin retorno

En 1963, y ya fuera del Ejército, formó la banda King Kasuals con su amigo Cox. Comenzaron a rotar en diversos locales hasta que consiguieron estabilizarse. En paralelo, Hendrix fue músico de apoyo para varios artistas de la escena del momento, como Wilson Pickett, Slim Harpo, Sam Cooke o Jackie Wilson. A comienzos de 1964 se mudó a Harlem en busca nuevos desafíos. Gracias a que ganó un concurso de talentos en el Teatro Apollo y tocar con numerosos grupos, Hendrix terminó sumándose como guitarrista de la banda que acompañaba a The Isley Brothers. Estuvo con ellos todo ese año, pero renunció para integrarse en 1965 a The Upsetters, agrupación soporte de Little Richard para sus conciertos. El mismo año se unió a la banda R&B Curtis Knight & The Squires, agrupación que, sin saberlo, sería su trampolín al estrellato.

Mayo de 1966 fue, quizás, el mes clave para el despegue de Jimi Hendrix. Curtis Knight & The Squires se presentaba en The Cheetah Club. Entre el público figuraba Linda Keith, entonces novia del ya famoso guitarrista de The Rolling Stones, Keith Richards, y quien quedó fascinada con la performance del joven guitarrista afroamericano. Para Hendrix, Linda Keith fue la puerta de entrada a las drogas (LSD), al universo de Bob Dylan y su primera ruta hacia Inglaterra, lugar donde alcanzaría primero el éxito. Según Charles Cross, para Hendrix, “quizás lo más impresionante era que Linda era por entonces la novia de Keith Richards». Fue la propia Linda quien recomendó a Chas Chandler, ex bajista de The Animals y quien andaba buscando nuevos talentos para producirlos, que se fijara en Hendrix. Después de escuchar “Hey Joe”, Chandler no tuvo dudas. El 23 de septiembre de 1966, viajaron a Londres y de inmediato comenzaron las audiciones para The Jimi Hendrix Experience. Fue Chandler quien le aconsejó reemplazar el nombre Jimmy por Jimi.

Los seleccionados fueron el guitarrista Noel Redding, pero que asumió como bajista, y Mitch Mitchell en las baquetas. El primer concierto oficial de la nueva agrupación fue el 13 de octubre de 1966 en el Novelty de Evreux, Francia. “Hey Joe” fue el primer single del grupo publicándose ese mismo octubre y “Purple Haze” fue el segundo. Ambos tuvieron éxito en las listas de ventas británicas. El disco “Are you Experienced” se publicó en mayo de 1967 y escaló hasta el puesto número dos en la lista de ventas, sólo superado por Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band de The Beatles. Como se puede confirmar, en un año se consumó el ascenso vertiginoso sin retorno.

El álbum “Are you Experienced” marcó un antes y un después, siendo catalogado por algunos críticos como un disco que agitó y cambió el mundo para siempre. Después del debut, la banda participó en uno de los sucesos históricos en la historia del rock: la presentación en el Monterey Pop Festival de 1967. No sólo fueron patrocinados por Paul McCartney, sino que gracias a su actuación en vivo lograron adentrarse con más fuerza en el mercado norteamericano. Además, porque al final del show Hendrix prendió fuego a su guitarra y se arrodilló frente a ella, recreando un ritual. Esa imagen se convirtió en una de las más icónicas de la historia de la música popular. Ese show les generó una serie de contratos para futuros presentaciones. Una ganancia desde todo punto de vista.

Después, The Jimi Hendrix Experience publicaría dos álbumes más. En “Axis: Bold As Love” de fines de 1967, la banda experimentó, pero los resultados no fueron tan exitosos como el disco debut. Sin embargo, en 1968 publicaron “Electric Ladyland”, un trabajo aún más experimental en que Jimi Hendrix grabó largas sesiones musicales con variados invitados de reputado nivel, como por ejemplo Steve Winwood de Traffic. El disco fue el más exitoso de Hendrix y fue, además, el único que alcanzó el número uno. Incluyó el cover de “All Along the Watchtower” de Bob Dylan que se transformó en un éxito, a tal nivel que el propio Dylan reconoció que es mejor que su versión y que en vivo la interpreta según la adaptación de Hendrix para rendirle honores.

En 1969, el ambiente en The Jimi Hendrix Experience estaba tenso como consecuencia de los roces internos del grupo, en especial entre Redding y Hendrix. Redding ya no aguantó más la manera de trabajar del guitarrista y decidió dejar la banda. El último show con la formación original fue el 29 de junio de 1969, semanas antes del festival de Woodstock.

Al mencionado festival, realizado en agosto de 1969, Jimi Hendrix llegaba como el músico mejor pagado en aquel momento. La banda se presentó el lunes, último día del festival, a las ocho de la mañana. Se cree que Hendrix lo quiso así para presentarse ante un menor número de personas, ya que actuar frente a multitudes no le gustaba (la asistencia al festival bordeó las 400.000 mil personas). Ese show es recordado por la explosiva interpretación de Hendrix de “The Star-Spangled Banner”, himno de los Estados Unidos.

El ocaso del mito

Durante este período, la relación de Jimi Hendrix con las drogas y el alcohol era problemática. Desde que probó el LSD en casa de Linda Keith en 1966, el artista fumó cannabis y hachís de forma cotidiana, además de consumir anfetaminas y LSD, especialmente durante las giras. El consumo de alcohol desataba y liberada a un Hendrix violento, muy similar a lo que quizás ocurría con sus padres.

Cerrado el capítulo de The Experience, Hendrix formó Band of Gypsys con su buen amigo Billy Cox y Buddy Miles en batería. El resultado fue la publicación de un disco que sintetizó presentaciones en directo que la banda efectuó en el Filmore East. La agrupación se acabó de golpe después de que Hendrix abandonara el escenario en medio de un show n el Madison Square Garden de Nueva York. Muchos atribuyeron la responsabilidad por esa actitud errante del músico al manager Michael Jeffery.

A estas alturas de su carrera, Jimi Hendrix estaba más desconectado que nunca. Su desinterés por las giras era casi total, abandonado escenarios y dando señales muy poco alentadoras. Su última presentación en vivo fue el 16 de septiembre de 1970, ante una audiencia reducida acompañando a la banda War. Hendrix murió el 18 de septiembre por aspirar su propio vómito que derivó en una asfixia por intoxicación de barbitúricos. Tenía cortos 27 años. Sobre su muerte hay múltiples teorías conspirativas que incluyen desde planes de la CIA, hasta que su manager contrató un sicario o que la mafia lo asesinó por deudas que tenía con ellos.

Tras su fallecimiento, su legado no ha dejado de crecer con publicaciones de discos póstumos, rarezas y conciertos, además de las peleas legales de sus familiares. Pero lo medular es unánime: Jimi Hendrix fue un adelantado, llevó a la guitarra a un nuevo nivel de desarrollo, le dio personalidad y carácter, además de entregar algunos de los momentos más emblemáticos de la música popular. El difunto músico argentino Luis Alberto Spinetta definió con precisión a Hendrix: “cuando lo escuchas, ya sabes todo”.

Este artículo ha sido visitado 262 veces, de las cuales 1 han sido hoy

Otros artículos del mismo autor