Lanzamiento LP Lagunas Mentales (29 marzo)
espera un momento...

Lanzamiento LP Lagunas Mentales (29 marzo)

lunes 02 de abril, 2018

Este artículo ha sido visitado 198 veces, de las cuales 1 han sido hoy

Escrito por: Felipe Gonzalez

El pasado jueves 29 de marzo la banda nacional Lagunas Mentales lanzó su álbum debut homónimo en la sala SCD de Plaza Egaña en una jornada marcada por temas hipnóticos y simples, una atmósfera psicodélica y mucho pelo sacado de los años sesenta.

Un poco pasadas las 9 de la noche, se paran en el escenario cuatro chascones, con pelos y barbas largas, camisas desabotonadas y actitud relajada, entre medio del humo que inunda el espacio teñido de rojo y morado por las luces, en silencio. El público de la SCD espera expectante mientras Gouch (guitarra y voz) prueba que los efectos de su guitarra estén bien nivelados, antes de comenzar con los arpegios iniciales de “Tomorrow I don’t know”, tema que también abre el disco. La guitarra mantiene todo en vilo por unos compases, hasta que la batería de Lilo da la entrada al resto de los instrumentos: un bajo a cargo de Yoryi, y una segunda guitarra y teclados a cargo de Jose, quien se integró recientemente a la banda y que no estuvo para cuando se grabó el disco en el 2016.

Gouch canta sobre nadar en lagos de la mente mientras esa es la propuesta del show: es íntimo, es envolvente y es hipnótico. Para lograr este efecto, la banda se vale de guitarras secas, sintetizadores que a ratos tiran secuencias espaciales, un bajo minimalista, y una batería que acompaña con ritmos sólidos los riffs y las repeticiones largas de acordes. Todo concluye en una experiencia mántrica para ellos y el público.

Los propios músicos definen su estilo como Easy rock (en referencia al minimalismo de sus temas y a lo fácil que es escucharlos) y eso lo demuestran no sólo en sus composiciones, sino también en su propuesta escénica y en sus personalidades arriba del escenario. Con pocas y breves interacciones entre ellos y con el público, la banda se mantuvo inmersa en sus canciones. La escenografía era sobria y tenía lo justo y necesario para crear una atmósfera que no dejara indiferente a nadie: los instrumentos, un par de atriles, luces de colores fuertes, y humo, mucho humo. Las energías no eran para hablar ni entregar mensajes fuera de la música, todo se iba en el trance que creaban para ellos y los asistentes. El show buscaba la intensidad en la simpleza.

El disco tiene seis temas, en los que se ve una clara influencia a las canciones guitarreras y llevables de Neil Young, a la estética de la psicodelia setentera y a referentes actuales como Kurt Vile (de quien se declaran seguidores), pero en el show de lanzamiento tocaron diez. Incluyeron cuatro composiciones extra que aún no serán lanzadas y que se agrupaban fácilmente con las otras por el efecto que causaban y por la estética que las movía.

El show se hizo corto y se sintió como un viaje sin muchos entremedios, el punto alto fue la cuarta canción y la única del disco que había sido publicada antes: “La Penita”.

Con un show minimalista e hipnótico Lagunas Mentales coronó la publicación de su primer álbum, que viene a entregar psicodelia guitarrera para abrirse paso en la industria nacional con un sonido definido y oreja. Ahora, que las canciones están afuera y prometen un buen futuro para esta banda que busca trances y viajes mentales, habrá que estar atentos.

Fotos y Review por Felipe González (Staff SO)

Este artículo ha sido visitado 198 veces, de las cuales 1 han sido hoy

Felipe Gonzalez
Otros artículos del mismo autor