3er Piso – Parte de Nosotros (2020)
espera un momento...

3er Piso – Parte de Nosotros (2020)

3er Piso – Parte de Nosotros (2020)

jueves 14 de mayo, 2020

Este artículo ha sido visitado 159 veces, de las cuales 1 han sido hoy

Escrito por: Gonzalo Manzo

3er Piso "Parte de Nosotros" 2020 www.sonidosocultos.com
  • 3er Piso
  • Parte de Nosotros (2020)
  • [Total:0    Promedio:0/5]

El primero de enero del presente año ve la luz el primer trabajo de larga duración de la banda de rock alternativo y psicodelia 3er Piso, que cumple 7 años de vida este 2020, habiendo pisado importantes escenarios regionales como Patagonia Clandesta, Festival Desde el Ruido Austral y Sesiones Cervantes en 2018. Tienen a su haber 2 videoclips, “Blues Asesino” de 2014 y “Fantasma del Espacio” de 2015.

El primer corte del disco corresponde a «El Fantasma», un entretenido y ácido rock and roll en clave surf que ya desde este momento deja en evidencia la excelente calidad sonora con la que cuenta el debut del cuarteto puntarenense. La hablante lírica nos describe a un espectro hecho de moralinas que con la música de fondo pareciese ir surfeando, sorteando los obstáculos del ser “primitivo” para alcanzar la perfección. ¡Por dios! ¿Para qué tan grave?¡Hay que permitirse ser un animal de vez en cuando!, ¿No? ¡En un buen sentido de la palabra, por supuesto! Ja ja”, exclama Paulina Derpic al hablar con Sonidos Ocultos sobre su primer registro fonográfico. Frente a un sol que solo entrega luz (cuando no está nublado), más no, calor, suaves y gélidas brisas se dejan sentir en Costanera, escenario recurrente y lugar de infinidad de historias e inspiración para la creación local. Se vienen a la mente las guitarras “salvadoras del rock” de The Strokes (denominación de la revista Rolling Stone, refiriéndose al disco Is This It de 2001). Se siente esa vibra garaje de un estilo sencillo y con una personalidad original que hace que las canciones suenen únicas y diferentes entre sí, y al mismo tiempo, similares. No cualquier banda logra esto sin caer en desgastar la fórmula y esto se puede observar en «John Limón», narración que aborda la imagen idolatrada y mercantilizada de un inmortal John Lennon, a 40 años de su partida. Derpic habla de la postmodernidad en la cual vivimos inmersos socioculturalmente en una dimensión desechable, relativista e impersonal, donde [email protected] se quedan en la comodidad de lo vago, lo etéreo, desentendiéndose totalmente de lo terrenal, sin lograr encontrar un equilibrio.

«Como un Domingo» le hace cómodos honores a su título. Enmarcado en una esfera dominical, este apacible blues contrasta con su potente letra. Es un acuoso manifiesto existencial que nos remonta a un sonido similar al de Luis Alberto Spinetta en “Los Libros de la Buena Memoria” (El Jardín de los Presentes, 1976), lo cual es seguido por el peregrino Fumanji, que goza de un elemento rítmico que deambula entre diversos parajes, a ratos selvático, a ratos punkrockeros, destacándose interesantes juegos de guitarras. No soy dueño ni dios: consigna que elevan [email protected] catárticos vocalistas y cuyos orígenes podemos encontrar en la génesis de la agrupación.

El sonido noventero que se sitúa dentro de las influencias de 3er Piso se hace presente con «100 Pesos», que obtiene su nombre por el filme nacional “Johnny 100 Pesos” de 1995. En este sexto track, encontramos una apasionada vocalista que es enfática a la hora de expresarnos su interioridad, dando paso a un clima auditivo tenue, dispuesta ahora a doblegar nuestros sentidos desde una errante «Requiem», una suite rockera que deambula rodeada de finos arreglos y sutiles colores. Es surrealista la nutrida cascada de timbres que encontramos en esta pieza, donde es pertinente referirnos a las innegables influencias del guitarrista, bajista y arreglista Mauricio Mayorga, adepto a Queens of the Stone Age, Foo Fighters y The Beatles, por nombrar algunas bandas que resuenan desde lejos dentro de esta entidad western cuando ya nos vamos dirigiendo hacia el cierre de esta sesión de nuevas ondas sonoras, donde nos encontramos cara a cara con «Parte de Nosotros» , que despega y nos aterriza con su ritmo funky que ondea con percusiones latinas dentro de un trance percusivo que es a ratos contenido y luego liberado mientras la voz saluda a los pueblos originarios en una narración en la que también toca temáticas sobrenaturales como los objetos voladores no identificados.

«Deja Abierto al Salir»: La banda nos despide agradecida, primero desde la batería de Francisco Burgos que hace la llamada que nos recuerda al inicio de No Excuses de Alice in Chains del disco Jars with Flies de 1994. Desde la poesía, Derpic enuncia: Respuestas dentro de un frasco. No quiero ver. Resucitar. Esquiva la razón. Caretas naufragar. Podemos apreciar cómo la profundidad convive en perfecta armonía con la simpleza, elementos difíciles de unificar a la hora de crear. Si hay algo en la música popular que se ha vuelto un tema delicado de abordar y poco explorado es el autoguiño, vale decir, la capacidad de remitirse a elementos musicales o extramusicales existentes en creaciones propias previas, lo cual es ejecutado de forma magistral cuando el conjunto nos revive su frase “No soy dueño ni dios”, que previamente oímos en Fumanji, cuya repetición subraya esta declaración de principios, además dándonos la sensación de que el disco fuera una sola composición larga que pulula por diferentes etapas.

A seis años de su formación como banda, podemos decir que la espera ha valido totalmente dado el nivel de producción conseguido a manos de Klaus Scholtbach en su estudio Klaus de Pirque, quien tomara el lugar que Paulina dejara en la súper banda Los Klasky. Todo pasando en el extremo sur del país, punto geográfico de factura discográfica que no para de regalarnos material de gran calidad tanto creativa como auditiva. Una excelente manera de comenzar este año movido en todo sentido y un gran regalo musical para sobrellevar la contingencia.

Este artículo ha sido visitado 159 veces, de las cuales 1 han sido hoy

Gonzalo Manzo
Otros artículos del mismo autor