Conejo Esquizoide – Kyon (2021)
espera un momento...

Conejo Esquizoide – Kyon (2021)

Conejo Esquizoide – Kyon (2021)

martes 14 de septiembre, 2021

Este artículo ha sido visitado 86 veces, de las cuales 1 han sido hoy

Escrito por: Jorge Cortes

La quinta región es la cuna de grandes músicos y esta vez lo vuelve a ser para dar a luz Kyon, el último lanzamiento de Conejo Esquizoide. Un disco con influencias math, postrock y progrock que logran permutarse con toda libertad durante los veinte minutos del disco que tiene la dualidad de ser poderoso, pero a la vez suave al oyente nuevo.

El nuevo EP de Conejo Esquizoide es un alarde de trabajo bien elaborado, listo para convertirse en una banda de exportación si es que encuentra los apoyos necesarios. Una banda que, sin abusar de ningún tipo de distorsión, logra una fuerza en la interpretación que resalta en todas sus líneas. Está claro que la banda sabe que integrante toma el rol protagónico en cada fase de las composiciones, no hay una pelea de volúmenes, esto es una conversación empática entre instrumentos con alma. Un lanzamiento de seis momentos musicales que son la suma de cuatro canciones, una introducción y un epílogo.

“Regresiva” es la introducción que insinúa la línea melódica inicial de “Ascendente”. Este track plantea el manifiesto al cual se apega el disco, entrando en el juego de dinámicas expresivas con una estructura no lineal, finalmente. Un punto alto es saber combinar y expresar una frase musical de ocho pulsos dividiendo en tres secciones: 3+3+2 suman ocho. El otro punto alto es incluir el bello matiz de un bajo fretless, brillante acierto en el desarrollo de nuevas texturas melódicas y que Conejo Esquizoide sabe mantener a lo largo del disco.

“Andrómeda” tiene el característico sonido de las bandas de math japonesas más reconocidas y también cuenta con la espacialidad sonora que ya es un sello de la banda. La línea melódica de la guitarra acompañada por el cambio de acento en el ritmo de la batería hace que cambie la percepción de la rapidez de la canción. Un discurso sensiblemente robótico cierra el track, dando el pase a la canción que Conejo Esquizoide eligió para darle el nombre al disco.

“Kyon” parte dibujando un paisaje sonoro digno de una autopista futurista, para luego enlazar con un intermedio cargado a los bajos con timbres de slap. Una guitarra haciendo melodías virtuosas y otra haciendo ambiente es el complemento perfecto para presentar la sección final del collage, un movimiento postrock rápido y suave que se extiende hasta el final.

El disco llega a su primer cierre rozando el spacerock mas ambiental. El glissando digital de la guitarra y un redoble corto marcan los primeros checkpoints de “Constelación”, que pareciera ser una pintura de acuarela sobre un concepto espacial dibujado por instrumentos musicales. Por supuesto, eso no sería eterno, ya que al parecer Conejo Esquizoide ama el desarrollo de las ideas y todas sus ramificaciones posibles como si se tratara de construir universos paralelos en una partitura. Y lo hacen bastante bien, después de todo ¿quién necesita seguir escuchando la misma estructura de canción pop? El tema termina abruptamente para cerrar el disco con “Nova”, su epílogo de final tonal abierto

Conejo Esquizoide está alejada de la tendencia sencilla de hacer música para grandes masas, apostando por mantener el esfuerzo artístico en una resistencia experimental que se mantiene incólume y alegre. Pueden acceder a Kyon a través de bandcamp, bajo la modalidad de name your price y encontrarlo en las principales plataformas de streaming.

Inglés

The fifth region is the cradle of great musicians and this time it is again to give birth to Kyon, the latest release from Conejo Esquizoide (Schizoid Rabbit). An album with math, postrock and progrock influences that manage to be freely permuted during the twenty minutes of the album that has the duality of being powerful, but at the same time soft to the new listener.

The new Conejo Esquizoide EPs is a show of well-crafted work, ready to become an export band if it finds the necessary backing. A band that, without abusing any type of distortion, achieves a strength in interpretation that stands out in all its lines. It is clear that the band knows which member takes the leading role in each phase of the compositions, there is not a fight of volumes, this is an empathic conversation between instruments with a soul. A release of six musical moments that are the sum of four songs, one introduction and epilogue.

«Regresiva» is the intro that hints the initial melodic line of «Ascendente». This track raises the manifesto to which the album is attached, entering the game of expressive dynamics with a non-linear structure. The high point is to combine and express a musical phrase of eight pulses dividing into three sections: 3 + 3 + 2 equal to eight. The other high point is to include the beautiful nuance of a fretless bass, a brilliant success in the development of new melodic textures and which Conejo Esquizoide knows how to maintain throughout the album.

«Andrómeda» has the characteristic sound of the most recognized Japanese mathrock bands and also has the space sound that is already a hallmark of the band. The melodic line of the guitar accompanied by the change of accent in the rhythm of the drums, changes the perception of the song speed. A sensibly robotic speech closes the track, giving the pass to the song that Conejo Esquizoide chose to give the album´s name.

«Kyon» starts out by drawing a soundscape worthy of a futuristic highway, and then connects with an slap bass tones bridge. A guitar playing skills melodies and another making ambience is the perfect complement to present the final section of the collage, a fast and smooth postrock movement that extends at the end.

The album reaches its first close, touching the most ambient spacerock. The digital glissando guitar´s and a short drumroll mark the first checkpoints of “Constellation”, which appears to be a watercolor painting of a space concept drawn by musical instruments. Of course, that would not be eternal, since apparently Conejo Esquizoide loves the development of ideas and all its possible ramifications as if it were to build parallel universes. And they do it pretty well, after all, who needs to keep hearing the same pop song structure? The song ends abruptly to close the album with “Nova”, the epilogue with an open tonal ending.

Conejo Esquizoide is far from the simple trend of making music for large masses, betting on maintaining the artistic effort in an experimental resistance that remains unharmed and happy. You can access Kyon through bandcamp, under the name your price mode and find it on the main streaming platforms.

 

Este artículo ha sido visitado 86 veces, de las cuales 1 han sido hoy

Otros artículos del mismo autor