Fiskales Ad Hok – El Flagelo (2019)
espera un momento...

Fiskales Ad Hok – El Flagelo (2019)

Fiskales Ad Hok – El Flagelo (2019)

jueves 19 de diciembre, 2019

Este artículo ha sido visitado 580 veces, de las cuales 1 han sido hoy

Escrito por: Matías Burgos

En un 2019 que terminó siendo el año en que Chile se desbordó en la mierda acumulada desde hace décadas, Fiskales Ad Hok comenzaron en marzo su primera manifestación sobre el escenario de Lollapalooza. Ahí, dieron una presentación que le ardió hasta al gobierno, desde donde pidieron “respeto” después de que la banda tocó con una animación a pantalla gigante de las caras del presidente, el ministro del Interior y otros fascistas del país con lanzas sacándoles los ojos.

Ese mismo día, lanzaron el videoclip de “El Canto”, primer single de “El Flagelo”, disco editado a través de Pulpa Discos tras más de una década sin publicar material original. Con melodías punzantes y sobre el galope punk, las cuerdas anticipan la rabia contra la pasividad que suelta la voz de Álvaro España, apuntando contra los que miran para el lado mientras otros viven la injusticia.

Siguiendo con ese mismo vuelo, “Mal” no baja la guardia y mantiene la vibra de urgencia oscura en sus acordes. “Música De Mierda”, más que alegar sobre algún estilo, se va contra la hipnosis del ritmo fácil que idiotiza a las masas en los medios de comunicación. El bajo a todo fuzz abre “No Va A Pasar”, un lindo sueño despierto de justicia en sangre contra el asesino, el ideólogo de la miseria, el golpeador, el violador, lo que nunca veremos suceder si las cosas siguen como van.

Con un vaivén latino, en “Se Nos Va” el conjunto propone nuevos empujes en su dinámica que luego se vuelven una marcha lenta con humos fatalistas en “Humanidad”, donde suman los vientos de Sonora de Llegar a un funeral de la extinción, con armonías de guitarras mortuorias. Con otra colaboración, esta vez del vocalista de Nuclear, Matías Leoncio, se denuncia la valentía de grupo en “La Manada” que inevitablemente se siente bien heavy metal a momentos.

Conocido es el gusto por el rock alternativo ochentero de los miembros de Fiskales, lo que explica el cover de The Smiths que es llevado al español, “Dulce y Tierno Hooligan”. Sonando fiel a la original, pero con el tono bajo en las cuerdas que pone todo sombrío, la versión es más que justa y le da un sentido renovado a la letra que versa sobre violencia contra la mujer.

Otro de los singles es “Palo Sin Bandera”, la dosis de antipatriotismo explícito que bien podría ser el mejor tema del álbum y donde las pensiones, la salud y otros negocios se explican como orígenes del odio contra la elite. En “Falso”, suena como que la banda escupe contra los trolls de internet que los han golpeado recientemente, una respuesta con mucha ira y de dientes apretados.

Bien a la antigua, “Pastillas De Cabrón” revienta desde el inicio con todo, tanto que podría ser parte del legendario “Traga” con su menos de minuto y medio de potencia. Hacia el fin, bajo un velo de lamentos pesimistas, “Vienen Por El Agua” advierte el saqueo de la sequía, la privatización de la naturaleza y el conocimiento, pero también la respuesta del pueblo con lluvias de piedras sobre las cabezas cuadradas.

Es imposible hablar de premonición en este caso, donde las temáticas del disco parecen más vigentes que nunca, ya que el punk siempre estuvo alertando, denunciando, en la primera línea del arte contra la opresión. Pero Fiskales Ad Hok logró un trabajo remarcable que, aunque carece del impulso primitivo de años atrás, de igual forma resuena y convoca a la revuelta que nunca ACABa.

Este artículo ha sido visitado 580 veces, de las cuales 1 han sido hoy

Matías Burgos
Otros artículos del mismo autor