Floating Points, Pharoah Sanders & The London Symphony Orchestra – Promises (2021)
espera un momento...

Floating Points, Pharoah Sanders & The London Symphony Orchestra – Promises (2021)

Floating Points, Pharoah Sanders & The London Symphony Orchestra – Promises (2021)

viernes 16 de abril, 2021

Este artículo ha sido visitado 225 veces, de las cuales 1 han sido hoy

Escrito por: Álvaro Molina

En una entrevista para el portal The Quietus en 2019, Sam Shepherd – conocido por su proyecto de electrónica Floating Points – adelantó que estaba buscando nuevos rumbos para su trabajo. “Las ideas que tengo en mi cabeza y quiero desarrollar no involucran música electrónica. Usan arpas, cuerdas y ese tipo de cosas. Estoy yendo hacia una dirección completamente distinta”.

El DJ y productor, que además posee un doctorado en neurociencia, había creado hasta el momento un estilo cerebral y complejo. Algo así como experimentos neuronales para la pista de baile. Y esa idea que deslizó hace dos años, hoy se materializa en el disco Promises, una extraordinaria colaboración junto al legendario saxofonista Pharoah Sanders y la Orquesta Sinfónica de Londres

Compuesta por nueve movimientos, Promises es una amalgama de emociones y sentimientos que recogen lo más expresivo del estilo de cada uno de los músicos participantes. No es jazz, ni electrónica, ni música clásica. Hay algo más profundo que se transmite de una forma única.

Además del motivo y las variaciones elaboradas por Shepherd desde el primer minuto, la figura de Pharoah Sanders se erige como un ente mitológico. A sus 80 años, el saxofonista – colaborador y compañero de John y Alice Coltrane – recoge influencias del blues y el jazz de corte espiritual. A ratos, sus soplos son de melodías delicadas. En otros pasajes sale a flote su esencia vanguardista, aunque lejos de los resoplidos agresivos y exaltados que lo caracterizan.

En ciertos fragmentos (“Movement 4”) se le escucha balbucear, murmurar y tararear, como si fuera un acto de meditación.  Una práctica que Sanders ha explorado a lo largo de su carrera y que alcanzó el clímax en “The Creator Has a Master Plan” (1969), junto al vocalista Leon Thomas.

Lo que Promises encierra y transmite es un cruce de estilos donde lo que prima es la espiritualidad de la música. A medida que la composición avanza, los acompañamientos sutiles de la Sinfónica de Londres, condensados en lo atmosférico, pasan a ser los protagonistas en “Movement 6”, quizás el movimiento más emocionante de todos. Las cuerdas alcanzan un nivel épico y envolvente que recuerda a los trabajos de la “tercera corriente” del jazz. Más aún, ceden espacio para que aparezca la inmortal influencia de Alice Coltrane y sus experimentos entre el jazz de vanguardia y la música clásica (World Galaxy o Lord of Lords).

Impresionante por donde se le vea – o escuche –, Promises es un trabajo trascendental que tardó casi cinco años en materializarse. La preocupación por el detalle – se pueden incluso escuchar los dedos de Sam Shepherd presionando las teclas – y los alcances musicales y emocionales de cada una de sus piezas, convierten a este disco en un esencial escape de contemplación y éxtasis.

Este artículo ha sido visitado 225 veces, de las cuales 1 han sido hoy

Otros artículos del mismo autor