Maff – Kriyam (2021)
espera un momento...

Maff – Kriyam (2021)

Maff – Kriyam (2021)

lunes 17 de mayo, 2021

Este artículo ha sido visitado 175 veces, de las cuales 1 han sido hoy

Escrito por: Álvaro Molina

En su primer disco homónimo (2015) y posterior EP Melaniña (2018), Maff exploró los nuevos bríos del shoegaze y noise pop. Estos trabajos fueron influidos por la escuela anglosajona del estilo e incluían ecos a referentes como My Bloody Valentine, Slowdive, The Jesus and Mary Chain o el álbum Distortion, de The Magnetic Fields.

En este segundo álbum de estudio, Kriyam, el sonido de Maff da un giro en 180 grados. Atrás quedaron los muros de distorsión. Ahora, la banda pisa el freno hacia un mundo musical más íntimo y ambiental para optar por un estilo cercano al post rock e indie cerebral de los años noventa.

El disco se compone de seis canciones instrumentales que forman un acróstico de su título. El tema de apertura, «K», abre la puerta hacia un sonido nítido que inmediatamente despliega un aura cautivante. Las resonancias frescas de Maff construyen un ambiente cálido y vigorizante, pero de una forma distinta a la de sus trabajos anteriores.

«R» e «I» seducen con su alma reflexiva y melancólica, en la que priman las melodías y expansiones vocales. Las voces son sutiles, atmosféricas, sin pretensiones de protagonismo alguno.

A medida que el disco avanza, aparecen con delicadeza nuevos motivos que complejizan la música elaborada por Maff. En «Y» se revelan ecos a agrupaciones como The Sea and Cake o los chilenos de Congelador.

Si bien pareciera que Kriyam está atravesado por una aparente simpleza instrumental, la ambientación orquestada por la banda devela un ánimo de innovación. «M», el tema que cierra el álbum, introduce una exquisita mezcla entre dub y post rock, con un sample al mítico discurso «I Have a Dream» de Martin Luther King Jr. 

Este segundo álbum de Maff deja atrás el empuje del noise pop, pero lo hace en favor de algo que revela una faceta mucho más matizada de su sonido. Kriyam es un lanzamiento que invita a una introspección en un entorno musical sincero. Un acierto para una banda honesta que, sin pretensiones ni aspavientos, logra crear paisajes conmovedores. 

Este artículo ha sido visitado 175 veces, de las cuales 1 han sido hoy

Otros artículos del mismo autor