The Telescopes – Third Wave (2021)
espera un momento...

The Telescopes – Third Wave (2021)

The Telescopes – Third Wave (2021)

lunes 17 de mayo, 2021

Este artículo ha sido visitado 19 veces, de las cuales 1 han sido hoy

Escrito por: Álvaro Molina

The Telescopes lanzó Third Wave originalmente en 2002 para romper casi 10 años de silencio. Fue un momento en el que sus líderes, los vocalistas y guitarristas Stephen Lawrie y Jo Doran, decidieron revivir el nombre de la banda para expandir sus intereses en la música electrónica. Después de más de dos décadas perdido en la nebulosa discográfica, finalmente el álbum es reeditado este año por el sello Weisskalt Records (Special Cases, La Horsa Bianca).

El misterio de esta agrupación comenzó a gestarse en 1986 desde la localidad de Burton-upon-Trent, Inglaterra. Sus miembros siguieron el camino pavimentado por artistas como The Jesus and Mary Chain y Spacemen 3 para crear un horizonte propio de vanguardia, estridencias electrónicas y experimentación neopsicodélica.

En 1989 lanzaron Taste, una oscura y ruidosa dedicatoria a la ansiedad adolescente. El disco homónimo (Untitled Second) de 1992 los mostró girando hacia modos más esotéricos y cercanos a la tradición de la psicodelia británica. Dos años después, The Telescopes se disolvió entre los últimos acordes disonantes del movimiento shoegaze.

Third Wave llegó como una extrañeza. tanto por la inesperada resurrección que Jo Doran y Stephen Lawrie le dieron a la banda, como por el desplazamiento a un sonido mucho más afín a la experimentación alucinógena.

En su minuto, el disco fue celebrado por la audacia en el sonido y su divergencia con respecto al resto del catálogo de The Telescopes. La innovación computacional, las mayores libertades creativas en la dupla Lawrie-Doran y una decidida vocación posmodernista hacen que la reciente reedición de Third Wave resuene como un álbum único en su especie.

Adentrarse en el mundo de este disco es como ponerle play a una película de David Lynch. No hay ningún esquema ni camino prestablecido sobre el que estas canciones transiten. Las sorpresas, curiosidades y extrañezas aparecen en cada una de las esquinas de Third Wave. El sonido lánguido de The Telescopes se mantiene en la apertura con “Cabin in the Sky”, pero en una clave mucho más dramática y oscura. Y luego todo cambia.

Los delirios electrónicos de “Tesla Death Ray” y “Moog Destroya” inmediatamente nos ponen en un escenario de ciencia ficción distópica e incómoda. El estilo downbeat plagado de samples y la producción deliberadamente experimental son un torrente que aturde en una especie de túnel musical vertiginoso.

La devoción por esta clase de vanguardismo hizo que, en esta ocasión, Stephen Lawrie y compañía optaran también por trabajar en espacios nuevos. Los bronces free jazzeros y el espíritu exótico de “Jesus Ashtray” inducen a un estado de trance alucinógeno. Mientras, “A Good Place To Hide” pareciera directamente extraída de alguna cinta perdida de David Lynch, con ecos de jazz trágico, sexy y sombrío.

Third Wave se manifiesta a sí mismo como un disco cuyos límites son difusos. Recoge el legado de una banda que se ha decidido a crear desde el anonimato, siempre rodeada por una niebla de misterio. Esa mística siempre los ha inclinado a encontrar espacios llenos de épica. En el caso de este álbum, «Winter #2» es la pieza clave de ese sobrecogimiento.

20 años después, la reedición de Third Wave nos recuerda a una agrupación que utiliza los espacios terrestres para experimentar, pero con la imaginación puesta en las galaxias más lejanas.

 

Este artículo ha sido visitado 19 veces, de las cuales 1 han sido hoy

Otros artículos del mismo autor