Cargando
La Otra Cara De La Moneda “En el Camino” (2017)
espera un momento...

La Otra Cara De La Moneda “En el Camino” (2017)

lunes 02 de abril, 2018

Este artículo ha sido visitado 165 veces, de las cuales 1 han sido hoy

Escrito por: Álvaro Molina

  • La Otra Cara De La Moneda
  • En el Camino (2017)
  • [Total:0    Promedio:0/5]

¿Hace cuánto tiempo que pensamos que “la carretera” y el “camino” son dos símbolos y fuentes de inspiración para la pureza del rock & roll? Ambos tópicos esenciales, aquellos en los cuales podemos relacionarnos fácilmente y tomarlos como propios. Casi todos los días caminamos a través de estos caminos o entre largas carreteras de la vida. Quizás una de las relaciones que podríamos decir que es la más común en la música (y en general) es mirar el camino o la carretera como una metáfora de la vida y el tener que aguantar con todos sus altos y bajos.

De alguna u otra manera, ‘En el Camino’, de los rock & rollers santiaguinos La Otra Cara de la Moneda, es uno de esos discos que no necesariamente añade algo “nuevo” o “refrescante” a la escena musical. Pero aquí no estamos mirando esa idea o pretensión. En vez de eso, las pesadas guitarras en la apertura de “Pecado Original” son fieles a las raíces del rock & roll, algo bastante común en las bandas chilenas y el estilo criollo.

Con una lírica que celebra la libertad y la búsqueda de ésta, sin dejar de lado la sinceridad y las ganas de luchar, la apertura de ‘En el Camino’ ya nos introduce en esta atmósfera de personalidad e intimidad que se trata a lo largo del disco.

Musicalmente, hay un profundo enraizamiento en las emociones, en riffs bañados en cerveza y la verdadera intención de mostrar lo que un grupo de amigos tiene para mostrar y gritarle al mundo con su música, a través de la pegajosa melodía de “Eros”, con sensualidad y letras sobre amores y desamores… ¿A quién no le ha pasado? “Y aunque tú ya no lo creas más, será difícil poderse detener”, todo y más en un tema sensualmente enérgico y con un título más que acertado. Otro punto alto; “Para no volver” nos muestra ahora un lado más díscolo y rebelde en clave de la pesadez y fuerza del grunge, con esas letras introspectivas sobre abrazar la libertad que da la carretera, su velocidad y la incertidumbre del tiempo, en donde más vale lanzarse que quedarse estático y desperdiciando los momentos.

Este es un grupo de canciones perfectamente escritas para quienes queremos sentirnos apegados a los valores de una vida simple, a la libertad, a emociones que realmente muestran cómo las cosas pueden mejorar en la carretera más larga que tenemos que recorrer; principalmente en canciones como “El Brindis” (con su alucinante solo de guitarra del más puro rock & roll clásico y la poderosa frase “En esta fiesta nuestros dolores son nuevo camino para andar”) y “Juan” (donde se muestra la potencia que LOCM tiene como banda, al mismo tiempo que cuenta una descarnada historia). Entonces, al final, siempre podemos encontrar un mejor camino en la vida, en donde la música nos sirve como una suerte de salvación simbólica y ritual. Tal y como queda plasmado en el ethos blusero de “Nunca fácil”: “Porque nunca ha sido fácil enfrentar la realidad, porque nunca ha sido fácil volverse a levantar”. Es la banda sonora perfecta para noches de emborracharse con los que realmente nos importan en la vida y abrazar el común denominador de la libertad. Al final, los buenos tiempos y una carretera más despejada es algo que podemos encontrar en la vida.

La Otra Cara de la Moneda – En el Camino (Inglés)

How many times should we be thinking about “the road” and “the highway” as endless symbols and fountains of rock & roll purity? These two landmark topics are the ones that people can easily relate to; almost everyday, we walk through these roads or ride in-between long highways. Maybe, one of the relations you could say is part of the most common things in rock & roll is staring at the road or highway as a resemblance of life and coping with all of its ups and downs.

One way or another, ‘En el Camino’, by Chilean rock & rollers La Otra Cara de la Moneda is one of those albums that doesn’t really add something new or “refreshing” to the musical landscape. But that’s not really what we’re looking for here. Instead, its heavy guitars on opener “Pecado Original” are true to origins and roots rock, something quite common for Chilean bands and the criollo style.

With lyrics that celebrate ultimate freedom and the search for it, along with feelings of honesty and the force to struggle, the opening track for ‘El Camino’ introduces us on an atmosphere of intimacy and open-hearted rock that feels homely for the rest of the album.

Musically, their album and music is deeply rooted in emotions, beer-drenched riffs and a true intention of showing what a group of friends have to show and shout with their music throughout the catchy melody of “Eros” and its sexuality and words about love and hate… Who hasn’t felt that before? “Y aunque tú ya no lo creas más, será difícil poderse detener”, all this and more in a sensually energetic song, with a really witty title. Another highlight; “Para no volver” shows us the band at its most fractious and rebellious, with grungy heaviness and strength. Its introspective lyrics tells us about embracing the freedom of the highway, the speed and the uncertainty of time. In situations like these, the band suggests us to throw ourselves to the road rather than being static and wasting life’s moments.

These are a bunch of songs perfectly written for those who want to stay true to the values of simple life, of freedom, of emotions that really show how things can get better in the longest highway we need to ride; mostly in songs like “El Brindis” (with a killer guitar solo of pure classic rock & roll and the powerful quote “En esta fiesta nuestros dolores son nuevo camino para andar”) and “Juan” (in which the band shows how awesome they can play alongside each other and, at the same time, tell us an uncanny and witty-eyed story on the lyrics). So, in the end, we can always find a better road in which music is some sort of symbolic saviour. Just like the bluesy ethos of “Nunca fácil” captures: “Porque nunca ha sido fácil enfrentar la realidad, porque nunca ha sido fácil volverse a levantar”. This is the perfect soundtrack for nights of getting drunk with those who really matter to us, embracing Liberty and freedom and finding that good times are always something to look forward to.

Este artículo ha sido visitado 165 veces, de las cuales 1 han sido hoy

Álvaro Molina
Otros artículos del mismo autor