Cuando diga libertad, diga Mike Patton
espera un momento...

Cuando diga libertad, diga Mike Patton

Cuando diga libertad, diga Mike Patton

jueves 18 de abril, 2024

Este artículo ha sido visitado 338 veces, de las cuales 1 han sido hoy

Escrito por: Equipo SO

Por Francisco Quevedo.

Poseedor de un estilo único, el artista ha incursionado en una amplia variedad de proyectos, desde el metal hasta canciones italianas de mediados del siglo pasado. Ante todo, Mike Patton  vocalista de Mr. Bungle y Faith No More cree en la libertad sin miramientos.

“Y verás cómo quieren en Chile al amigo cuando es forastero”, cantaban los Huasos Quincheros en 1942. Bonito lema, bonito principio, mas no sabemos si se cumple con todos los extranjeros. Sin embargo, existe pocos casos en que sí se cumple: Mike Patton es uno de esos casos. El multifacético artista es un asiduo de estas latitudes, ha venido a tocar con casi todos sus proyectos y es un visitante recurrente. Basta con hacer una búsqueda rápida en Internet para encontrar varios episodios protagonizados por Patton que van más allá de su performance sobre el escenario. Por ejemplo: visitas a una peluquería, a playas, a barrios tradicionales, en la Teletón 2010 cuando le besó la mano a Don Francisco y le dijo “gracias a ti, Don Corleone” …y así se pueden enumerar algunos más.

Una de las razones que explicaría, a vuelo de pájaro, su arraigo en tierras nacionales podría tener que ver con su amplia y versátil trayectoria. Dueño de una variedad de recursos, Mike Patton ha despuntado con muchos de sus emprendimientos artísticos. Unos han acertado desde la masividad (Faith No More), otros desde lo delirante (Fantomas), otros desde lo curioso (Mondo Cane)…y eso que quedan en la lista Tomahawk, Mr. Bungle -su banda madre- Dead Cross o Pepping Tom, por citar los más rimbombantes. Con varios ha venido a Chile y su horda de seguidores ha dicho presente en cada ocasión. Junto a Iron Maiden y Megadeth (solo por nombrar un par) la lealtad local hacia Patton -en especial cuando ha venido junto a Faith No More- se sitúa entre las más fuertes uniones artista-Chile.

Es que Patton es una caja de sorpresas, un espectáculo en sí mismo, un Dark Horse. Cada lanzamiento, anuncio, canción nueva o noticia sobre su figura es seguida con atención puesto que cualquier cosa que haga puede ser cualquier cosa. Con Mike Patton no hay límites y la libertad es el actor principal de la obra.

Todos los caminos llevan a Patton

Michael Allan Patton nació el 27 de enero de 1968 en Eureka, California. Eureka es un pueblo bastante particular y del cual el músico no guarda los mejores recuerdos. “Era: ‘Campesinos sureños contra madereros: ¿de qué lado estás?’ Y yo estaba como: ‘¡No me importa! ¡Los odio a todos! En un sentido artístico, no había nada. Llegaba una banda, como Fishbone (los rockeros funk de Los Ángeles), que influyó mucho en Mr. Bungle, y luego veíamos algunas bandas de punk, y teníamos que tocar con ellas y fusionarnos”, reveló a The Guardian en 2022.

Quizás lo más relevante a la hora de los recuentos, es que en Eureka conoció a Trevor Dunn y Trey Spruance, amigos con los que fundaría Mr. Bungle a mediados de los 80s. Muchas personas creen que Faith No More fue el primer grupo de Patton, pero no, no, no…Mr. Bungle fue el comienzo de todo. El trío, al que se unió el baterista Jed Watts, creó el grupo en 1984. Durante el resto de la década lanzaron cuatro demos hasta el esperado debut oficial homónimo editado recién en 1991. Le seguirían “Disco Volante” (1995) y “California” de 1999, disco que estuvo en la polémica por un nuevo capítulo del cruce histórico entre Mike Patton y Anthony Kiedis, vocalista de Red Hot Chili Peppers (el que bien vale un texto aparte).

Mientras tanto, Patton, inquieto y experimental, fue llamado por Faith No More (FNM), banda que estaba en busca de un nuevo vocalista tras la partida de Chuck Mosley. Audicionó en 1988 y al año siguiente fue oficializado. El álbum “The Real Thing” fue despachado ese 1989, año crucial en la carrera de la banda. Durante la gira de promoción de este disco pisaron la Quinta Vergara en la edición del festival de Viña del Mar del año 1991, la que fue su primera visita al país y que, de seguro, es uno de los momentos más surrealistas, desenfrenados, libres y épicos de la historia del certamen. Luego vendrían otros tres discos (“Angel Dust” (1992), “King for a day…fool for a lifetime” (1995) y “Album of the Year” de 1997) hasta que FNM se separó en 1998. En 2009 se fraguó una gira -que pasó dos veces por Chile, incluyendo la citada Teletón 2010- para luego editar un nuevo disco titulado “Sol Invictus”, el que fue lanzado en 2015.

“Creo que surgió de una cuestión de amistad, una cuestión de compañerismo más que nada. Antes de la música. Creo que surgió de un punto de amistad y no de música (…) Me mantuve al día con nuestro bajista Bill (Gould), y salimos una noche, comimos y tomamos algunas bebidas, y él dijo: «Oye, ¿te gustaría escuchar algunas cosas en las que he estado trabajando?» Y no pensé que fuera Faith No More en absoluto. Realmente no lo hice. Sin embargo, lo estoy escuchando y pienso: «Dios mío. Está bien, veo a dónde vas aquí y…oh vaya». Me puso un poco en apuros, pero dije: «Oye, estoy abajo. Hagámoslo. Cueste lo que cueste. Tomará un tiempo porque todos estamos ocupados y no hay límite de tiempo aquí». Esa fue parte de la razón por la que quería hacerlo también, porque no había esa nube negra colgando sobre nuestras cabezas, lo que significaba una etiqueta que decía: «Oye, entrega esto para entonces». No teníamos plazos. Puedo decir que realmente fue algo abierto, hermoso y genuino: un esfuerzo genuino y creativo. Así empezó todo esto”, relató Patton sobre la reunión de FNM al sitio NPR (2015).

En el periodo fuera de FNM, Patton hizo de todo. Giró con muchos proyectos suyos, grabó y lanzó discos, colaboró con un sinfín de músicos y artistas, se casó, se separó, volvió, las vivió todas. Sin ir muy atrás en el tiempo, el año 2022, Patton visitó Chile con Mr. Bungle y se presentó en el festival Knotfest. Fue el primer concierto del grupo en el país y uno de los primeros de Patton tras dejar atrás “algunos problemas de salud mental” que lo afectaron post pandemia y en los cuales ahondaremos un poco en algunos párrafos más adelante.

Otro de sus trabajos emblemáticos es su sociedad con el saxofonista John Zorn. Patton ha sido parte de seis álbumes de estudio de Zorn y juntos crearon Hemophiliac, instancia en la que continuaron la experimentación. Patton también ha desarrollado su veta metalera con éxito: además de Mr. Bungle (el demo “The Raging Wrath of the Easter Bunny” de 1986; regrabado y relanzado en 2020 es una piedra angular), el colectivo Dead Cross es una clara muestra de que el metal es uno de los cimientos musicales del músico (Venom, Possessed y Sodom fueron algunas influencias durante su juventud).

Tomahawk y Fantomas transitan por otros caminos (un “poco” más convencional el primero; el segundo roza lo trastornado e inclasificable), mientras Peeping Tom explora muchos caminos del mismo laberinto y Mondo Cane hurga en las raíces italianas de Patton, rescatando canciones de la década de los 50 y 60s. Cada proyecto es una extensión de Patton, una búsqueda, una osadía, pero siempre intentando romper los límites, esos que para él no existen.

Salud mental

Mike Patton siempre ha sido un espectáculo en vivo, un show capaz de “salir con cualquier cosa”. Máscaras, trajes típicos, disfraces, pueden y han sido usados por él en muchas presentaciones. Por lo mismo y por el hecho de poseer una personalidad extravagante y auténtica, sus revelaciones acerca de sus problemas de salud mental fueron una sorpresa. ¿Cómo un personaje así puede tener esos problemas? Parece una pregunta un poco estúpida, pero Patton tuvo explicación para todo. “Es fácil echarle la culpa a la pandemia. Pero seré honesto: al comienzo de la pandemia, pensé: “Esto es jodidamente genial. Puedo quedarme en casa y grabar”. Tengo un estudio en casa. Entonces pensé: «Sí, ¿cuál es el problema?» Y entonces algo hizo clic y me quedé completamente aislado y casi antisocial [y] temeroso de la gente. Ese tipo de ansiedad, o como quieras llamarla, me llevó a otros problemas, que prefiero no discutir. Pero conté con la ayuda de algunos profesionales y ahora me siento mejor y cada vez más cerca de volver a sumergirme. Hacia fin de año, haré mis primeros shows en como dos años, que es el tiempo más largo. Desde que comencé a hacer esto, he estado fuera del juego”, confidenció a Rolling Stone en julio de 2022. Esos “primeros shows en como dos años” fueron los de Mr. Bungle a fines de ese año en Sudamérica. “(…) Básicamente me diagnosticaron agorafobia; Como si tuviera miedo de la gente. Me asusté estar rodeado de gente. Y tal vez eso se debió a que pasé dos años básicamente en el interior durante Covid. No sé. Quizás reforzó sentimientos que ya tenía. Pero el simple hecho de saberlo y hablar de ello realmente ayudó”, afirmó al mismo medio. “(…) No quería estar frente a la gente, lo cual es extraño porque pasé la mitad de mi vida haciendo eso”, explicó. Estos problemas llevaron a la cancelación de conciertos de FNM y Mr. Bungle.

Mike Patton es humano y se enferma como cualquiera, aunque se podría creer en la teoría de que es un marciano. Eso es más entretenido y tiene un encanto (no salió en la pantalla de vigilancia de Men In black en 1997, pero eso no significa que no sea extraterrestre). Y, como buen humano, Mike Patton tiene su librito de recetas. “Para mí, fue una colección gradual de fracasos lo que me llevó a darme cuenta de que tal vez podría hacer esto. Quiero decir, cantar. Mi primer concierto como cantante fue porque el cantante no apareció. La banda de un amigo mío, así que ahí lo tienes. No es como lo pensé. Simplemente sucedió, así que yo estaba allí y me convertí en cantante. Para mí, eso es algo fundamental. Entender que no es necesario tener un plan. Para los niños o lo que sea, no es necesario tener un plan. Puedes hacerlo funcionar. No quería ser cantante. Pensé que iba a ser un maldito poeta o algo así, ¿sabes? Estaba estudiando literatura inglesa. Nunca jamás tendría las agallas de hacer lo que estás haciendo. Quiero decir, lo que quiero decir es que nunca lo sabemos realmente y nunca tenemos un plan, y está bien. Está bien surfear las olas aquí y allá y luego descubrirlo. Eso fue lo que hice. Eso es todo”, resumió a NPR.

En conclusión, según Patton, para lograr cosas hay que lanzarse, sin planear tanto. No planear te podría llevar a que las cosas resulten. Tiene asidero en el universo Patton. Y si tiene asidero ahí, es mejor considerarlo. “Creo que uno crea su propia libertad. Creo que uno crea sus propios límites y trabaja dentro de ellos”, graficó a NPR. Así que, cuando piense en la libertad, piense en Mike Patton. Recuerde, cuando diga libertad, diga Mike Patton.

Este artículo ha sido visitado 338 veces, de las cuales 1 han sido hoy

Otros artículos del mismo autor