Sanbekanuta en SCD Plaza Egaña
espera un momento...

Sanbekanuta en SCD Plaza Egaña

miércoles 25 de julio, 2018

Este artículo ha sido visitado 123 veces, de las cuales 1 han sido hoy

Escrito por: RodForChoice

El pasado viernes 20 de julio la gente de San Bernardo Suena Fuerte organizó una exhibición de lo mejor de las bandas de San Bernardo en pleno mall Plaza Egaña. Ahí dónde Ñuñoa se encuentra con La Reina y la música resuena entre los espacios del retail. Destaca la facilidad del acceso, gracias al metro y una docena de opciones de locomoción, motivo más que pertinentes para que cambiemos la ruta del reporteo, motivados por el aguante de una agrupación que está comprometida con la cultura y, por supuesto, los nuevos músicos.

Un aporte real para generar instancias con bandas que no tienen la facilidad de usar los espacios de las salas SCD de otra forma. Todo inicia con Cholu. Power trío a la vista. Aún nos queda la duda, pues hacen evidente un problema interno de la baja de un músico al último minuto y comienzan con nerviosas imprecisiones que perfectamente pasaban desapercibidas si no las hubiesen comentado al micrófono. Abren con Centinelas y suena un rock folk de raíz de cantautor. Viene con respeto el primer aplauso por el aguante y los huevos para presentarse con el 75% de sus capacidades.

Paulatinamente nos sumergimos y nos soltamos junto con ellos y su “Conexión“. Hay una intimidad implícita en las letras que invitan a flotar y a dedicarlas al desamor. Somos casi 40 personas entre prensa, audiencia y músicos. También hay niños en la audiencia que bailan y aplauden un beat más fácil de seguir. Show bien construido y con una propuesta interesante que al final incluyó al artista callejero Mala Nota acompañando con su violín en los últimos dos temas, dando cuenta del perfil colaborativo que pretende San Bernardo Suena Fuerte, organizadores del evento. Break pa comer algo ad hoc mientras preparan el escenario para Prohibido.

Comienza a llegar más gente a la sala, superando las 60 personas al ojímetro. Este es un recinto que entrega las mejores condiciones para sonar bien, pero pareciera que falta mayor intuición para entender cuando viene un solo de guitarra. Tal vez falta que cada banda se presente con su sonidista, pues en esta oportunidad los operadores de sala no le achuntaron mucho. Hacer sonido en vivo no se trata de ponerle delay a los coros solamente, más aún considerando el registro que la sala ofrece. Un servicio de streaming para los que quieran repetirse el plato, o para los flojos que no fueron o para aquellos que no lograron llegar a la hora, pues sí aquí se avisa con tiempo que la boletería se cierra una hora después de iniciado el primer show. Desconocemos el fin, pero tal vez la SCD no sabe cómo es el público que va a las tocatas independientes…tal vez la audiencia no respeta ni cree en que los horarios se cumplen. Reflexión entre apuntes con tabaco.

Regresamos a Sanbekanuta sigue puntual y a las 20.30 parte una propuesta de cuarteto, a priori rock bailable en los primeros compases. Bajo punzante con sólida pulso. Otra diferencia con la banda anterior es la movilidad de la agrupación. ¿Hardcore melódico? ¿Punk rock? ¿Hard Rock? Poco importa, siempre ajenos a la idea de encasillar las bandas que escuchamos, preferimos decir que dan ganas de agarrar el skate y salir a patinar a la ctm. Botamos los apuntes y nos entregamos. 

Buena energía que logra traspasarse hasta las palmas de las butacas, dónde claramente el público ya está temperado y preparado para lo que viene a cerrar este mini festival. Turno para la única banda que habíamos visto anteriormente: Da Tribo. Parten con el estreno de su video clip llamado Trip (puedes verlo acá), acto seguido se plantan en el escenario con actitud y la seguridad que les da la calle. Esta es una propuesta urbana que nace desde la lírica de un MC que usa el verbo sin abusar de la verborrea, muy por el contrario, redacta realidades de un hip rock que se construye en torno a una banda que se para con una pachorra contestaria sobre el escenario. No obstante, se habla del respeto al otro sin hipocresías ni miradas de falsas pretensiones. 

Un equipo de barrio que cuenta con un batero virtuoso que enebra y desmenuza la elegancia de un bass player con un definición exquisita, con la desenvoltura propia de una dupla que lleva conociéndose hace años sobre la cancha. Las guitarras juegan en el diapasón sin interrumpirse, más bien complementando la armonía. Un golazo melódico. El juego de voces es otra virtud de los guitarristas. Ambos ponen un color propio a este talentoso cuadro urbano de música contemporánea. En esta tocata, invitan a este encuentro a su antiguo baterista, Mr. Stark, retirado de las canchas hace poco, pero se sube sorprendiendo con su voz, un acto de hermandad que destaca en estas propuestas verdaderas que queremos seguir descubriendo para que la música deje de estar oculta. Nos vemos en una próxima.

Este artículo ha sido visitado 123 veces, de las cuales 1 han sido hoy

RodForChoice
  • RodForChoice
  • Oculto en Vivo
  • Colaborador vitalicio, inmortalizando tocatas desde las trincheras de @sonidosocultos

Otros artículos del mismo autor