Malditos Huincas «(R) Evoluciona» (2020)
espera un momento...

Malditos Huincas «(R) Evoluciona» (2020)

Malditos Huincas «(R) Evoluciona» (2020)

jueves 15 de octubre, 2020

Este artículo ha sido visitado 103 veces, de las cuales 1 han sido hoy

Escrito por: Gonzalo Manzo

Desde los subterráneos del puerto de Valparaíso surge el primer álbum de larga duración del trío de punk rock psicodélico, Malditos Huincas, una mezcla de sonidos asociados a géneros musicales como el hardcore, el noise, el grunge y el postpunk que a lo largo de una docena de canciones y desde un discurso visceral, tanto a nivel político, como a nivel existencial, busca entregar un mensaje enmarcado en la deuda social que tiene el país hacia su gente, visibilizando el clamor popular por los cambios necesarios para una vida digna. Sobre R(evoluciona), la banda comenta: “representa un despertar social a través de la revolución, siendo esta el único medio para alcanzar una evolución en la sociedad. Se utiliza la imagen de una mujer (Ilustración por Berndardo Catrilef), como símbolo de lucha en contra de un sistema creado por y para los hombres”.

Felipe Godoy en bajo y voz, Felipe Baldrich (miembro de Xilos) en batería y Nicolás Alegre (miembro de Terroristas) en guitarra y voz entran con todo a nuestros oídos con “Canción para el Libertario” en los que se emplaza un potente llamado: “Te invito hermano y hermana a abrir los ojos, a no ser esclavo de este sistema corrupto y carcelario”. Se trata de un frenético hardcore punk que prende la mecha de cara a lo que se viene. “Solo Quiero”, con su introducción que deambula inquieta entre pasajes tensos que se abren paso hacia la canción en sí, con un ánimo un poco más emocional que el de su predecesor, y un desarrollo de alta carga expresiva que nos traslada a un final instrumental que refleja el carácter decidido del hablante lírico, encarnándose de esta manera el afán de desahogo explícito de la pieza.

Un riff pujante y denso que nos lleva, de la mano de efectos lisérgicos, a recorrer “Triste Realidad” con un andar pausado y una fuerza aletargada, logran que la música aparezca agarrar fuerzas en este tercer corte que nos insta enérgicamente a alzarnos en la lucha. El cuarto track nos despabila con esta “Cuenta Regresiva” donde se distingue un bajo centellante, con gran peso y riqueza tímbrica apoyada por el sonido del ataque de la uñeta que, en momentos, se funde con un efecto chorus, acoplándose perfectamente a la guitarra, conformando una firme sección de cuerdas. Se expresa, desde la letra, la urgencia por destruir los cimientos de este sistema para construir luego una sociedad desde los preceptos de la anarquía y la libertad. Nuevos colores se agregan al abanico sonoro de “(R)evoluciona”. Se vislumbran los “Fuegos del ayer”, una mirada retrospectiva que reflexiona sobre la manera en que fuimos criados, muchas veces a través de la imposición y no del pensamiento crítico, todo esto mediante la contraposición de acordes “luminosos” con acordes disonantes, generando una sensación de inestabilidad y de que algo no anda bien.

Cuando la brutalidad de la realidad social es evidente en las calles, los noticiarios se encargan de tergiversar los hechos, lo cual queda demostrado en “Traga TV”, que nos presenta un panorama en el que las manifestaciones sociales resultan criminalizadas. Punk rock enrabiado en todo su esplendor es lo que presenta esta canción a mitad de camino. En “Como Pueden” se siente la angustia la desesperanza que roza la locura frente a un estado inoperante que sistemáticamente oprime a su gente. Se trata de una atmósfera cambiante que refleja la desestabilización físico-mental resultante de una dinámica social en que se busca, más que vivir, sobrevivir.
“Filosofía Sin Valor” es un manifiesto, una declaración de principios en la que se expone una sociedad impersonal en la que nuestra educación valórica ha sido pospuesta. La banda junta energía durante el desarrollo para luego liberarla primero de manera estruendosa y después de forma más relajada, como si el hablante ya pudiese descansar después expresar su malestar generalizado. Ya en recta final, “Mierdavisión” y su ska-punk multiforme nos dan cuenta de la alienación de la que es víctima gran parte de la población que consume programas de televisión, exhibiendo un panorama desolador que desemboca en una irónica “Infeliz”, donde se deja oír un sonido primitivo con ritmos oscilantes, por instantes oscuros y densos, pasando también por momentos de mayor luz y distensión (al igual que ocurre en muchos otros momentos del álbum), siempre desde el característico fulgor del punk rock.

“Autoatentados” muestra en todo su esplendor la cualidad rítmica de Felipe Baldrich, que plasma finos arreglos en su instrumento, manejando bien la dinámica y los cambios de ritmo, preocupándose de mantener el tempo sin perder nada en cuanto a pasión ni expresión. Nos desligamos del “Trance” a modo de descalentamiento con este epílogo de 6 minutos que resume parte de la esencia de este trío punk que al igual que su música deambula entre sentires y cargas mentales que buscan su liberación en estos 40 minutos de historia porteña. Se destacan solos de guitarra simples, precisos, en el momento justo, también juegos de voces trabajados, en los que, al igual que en vivo, se nota la química musical, los años de ensayo. La base rítmica es fructífera: el bajo es metálico y con peso, funcionando de manera cohesionada y resultando una excelente amalgama entre la guitarra y la batería, la cual, a su vez aporta con diversos matices, constituyendo una entidad con personalidad propia.

Desde un primer momento se puede pensar que entre el punk y la psicodelia no hay puntos en común; el primero se caracteriza por transmitir un sentimiento de descontento generalizado frente al sistema, el segundo busca la expansión de la consciencia mediante técnicas milenarias y el uso de sustancias alucinógenas. Punkrock: anarquía. Rock psicodélico: Apertura de conciencia. Dos mundos aparentemente opuestos pero que en R(evoluciona) confluyen de manera perfecta. Admirable el trabajo de Malditos Huincas en este álbum de larga duración que va directo al actual repertorio punkrockero latinoamericano.


.

Este artículo ha sido visitado 103 veces, de las cuales 1 han sido hoy

Gonzalo Manzo
Otros artículos del mismo autor