Montoyas – Montoyas (2019)
espera un momento...

Montoyas – Montoyas (2019)

Montoyas – Montoyas (2019)

lunes 02 de septiembre, 2019

Este artículo ha sido visitado 56 veces, de las cuales 1 han sido hoy

Escrito por: Matías Burgos

Fue en febrero de 2019, con el calor y la sed a flor de garganta, cuando Montoyas lanzó su disco debut bajo el inconfundible sonido punk rock que impulsa letras ásperas de amor y desamor, de lucha y la resignación, la rabia y la pena. Son menos de 19 minutos que contienen una descarga de emociones, en formas con la distorsión furiosa de guitarras, entre escalas mayores de bajo y baterías redoblantes. Todo en menos de 19 minutos.

Algo así como una declaración del corazón, “A Pesar” tiene una vibra positiva y melodiosa, incluso bailable con su ritmo playero, balanceada por la voz agresiva que manda a la chucha al mundo menos a “ella. “Martín Y Cristián” evoca algo de punk californiano, aunque en vez de las soleadas aguas del océano Pacífico es el caldeado torrente del Mapocho el que salpica el entorno, lanzando coros y armonías pegajosas.

Con una inyección de violencia necesaria, “Otis” pone el hardcore como un cuchillo sobre la mesa mostrando que también pueden escupir y tocar fuerte cuando quieren, sobre todo el bajo con una veloz secuencia. Lo agresor no dura mucho, porque “Sabes” y “Amor” son puro romanticismo, salpicado de nostalgia ramonera.

En “Quizás”, donde anhelan un futuro mejor esperando algo de suerte, suenan con una voz más propia incluso permitiéndose un final para el bajista, creando líneas improvisadas que funcionan como un solo. El cierre es con el incomprensible cover de “Noa Noa”, hecha famosa por Juan Gabriel y donde se toman la libertad, además de unas pilsen, para llevarla a un mambo rock.

En esta primera producción, no hay crítica social ni palabras de odio al sistema, optando primero por un desahogo más personal, quizás algo adolescente, pero a la larga transversal y vacilable en todo momento. De todas formas, es un álbum o EP corto que demuestra las ganas de probar cosas, la destreza y la energía, dando por lo tanto buenas luces para lo que venga.

Este artículo ha sido visitado 56 veces, de las cuales 1 han sido hoy

Matías Burgos
Otros artículos del mismo autor