Parresía – Entre Planetas Y Cunetas (2019)
espera un momento...

Parresía – Entre Planetas Y Cunetas (2019)

Parresía – Entre Planetas Y Cunetas (2019)

martes 10 de septiembre, 2019

Este artículo ha sido visitado 28 veces, de las cuales 1 han sido hoy

Escrito por: Matías Burgos

De vez en cuando, una banda logra acercar el jazz a un público más amplio y rockero, incluso sin guitarras ni distorsión de por medio. En este caso, Parresía lo hace con una fuerza liberada que empuja sus composiciones por sendas progresivas, ácidas y ondulantes donde 70 minutos se pasan volando.

“Entre Planetas y Cunetas”, su debut instrumental lanzado en 2018, muestra a la banda explorando con destreza y por sobre todo con atrapante música en su combinación de vibráfono, bajo, saxo alto, teclados y batería. “Ivi” es un reflejo de esa sintonía que le permite a cada miembro tomar escapadas individuales, pintando con colores propios, mientras suenan firmemente afiatados. “Invisible” tiene un aura de misterio cósmico, propulsados en la inquieta batería de Fabro Cortese y las teclas láser de Diego Alarcón

En los sombríos y profundos “Reflejos De Gato”, el conjunto pasea por calmados valles floydianos que dan más espacio a la contemplación de un ambiente sonoro. Desde ahí, “Lügik” pone la infusión de funk y soul cambiándose de forma desconcertante entre velocidades, secuencias bipolares en una misma onda. Más electrónica y luminosa, “Geoplan” juega más con las intensidades agradables, sobrecogedoras en los mejores momentos.

“Ninf” derrama collages de ruido y desorden, disonancias en ráfagas desde las que asoma una estructura retorcida que se arma para después desmigajarse. “Tijeras” podría ser una genial base de hip hop, incorporando tonos clásicos en los que el vibráfono y el piano brillan, para después lanzarse cerro abajo sin frenos. “Tds” cierra con una obra de tres secciones, comenzando con un baile disco funk que hace transición a pasajes suaves, difuminándose de a poco en una inmensa oscuridad para después volver, dándose un viaje extenso en el que improvisan con la libertad que permite el virtuosismo.

“Entre Planetas y Cunetas” es un título que se entiende después de escucharlo, como el universo en el que caben los lugares donde aterrizan tanto en el disco como en los escenarios que han visitado. Hay un muy buen video de la banda en el Festival Woodstaco 2019 (acá: ) que refleja la experiencia de ver al ensamble en vivo, como mejor suena el jazz que ojalá siga infectando territorio nuevo.

Este artículo ha sido visitado 28 veces, de las cuales 1 han sido hoy

Matías Burgos
Otros artículos del mismo autor