Perrosky – Cielo Perro (2016)
espera un momento...

Perrosky – Cielo Perro (2016)

Perrosky – Cielo Perro (2016)

miércoles 17 de agosto, 2016

Este artículo ha sido visitado 378 veces, de las cuales 3 han sido hoy

Escrito por: Isabella Richter

 Quiltros de estirpe:

Solo Blues, bien podría servir como título para la biografía de la banda aunque el tema que da inicio al último disco de Perrosky “Cielo perro” hable de la soledad y la impermanencia con guitarras revestidas de efectos, aullando afiladas.

Naturales de Copiapó, estos hijos del sol han sabido abrirse paso en lo que fuera la árida escena rockera de principios de siglo en Chile; primero con Perrosky, Guiso y The Ganjas bajo el alero del sello Algo Records, creado para editar sus trabajos y que a la postrer se convertiría -uno de los primeros sellos independientes del país- testigo in situ de la revolución digital en la industria musical, que dejaría obsoleto el antiguo modelo para dar paso a la proliferación de los sellos independientes a nivel mundial, constituyéndose como el sello fundacional del llamado “Nuevo Rock chileno” acogiendo a otras míticas bandas de ese período como Hielo Negro, Ramires!, Tsunamis y Yajaira.

Resistiéndose a las biografías, Gris, segundo corte del disco, es una advertencia y aversión a la tipificación a ritmo de blues, tan moderno como incisivo. Editado primero como single ahora resuena como poderoso tercer corte, T-box blues, arrastrando en sus acordes y fraseos olor a azufre y pantano, digno heredero del Blues más temprano salido de lo más recóndito del campo estadounidense…” Es algo diferente, nunca antes escuchado y es para la gente y nunca nadie de ellos sabrá lo que es…” Todo un manifiesto para uno de los mejores temas del disco. Le sigue el pequeño interludio de 40 segundos de corte lo-fi, No toques, y que reafirma con un No canto más, lúdico skiffle, armado con cuerdas acústicas en el ritmo, eléctricas adhiriendo elementos de country blues y armónica para cerrar el recorrido. En la vía, se acerca al Rock & Roll más puro, y aunque calmo, se deja influenciar por tonalidades psyche en la construcción del solo de guitarra y en los arreglos fundamentales y Adentro, la tonadita bucólica e iluminada que anticipa la despedida, cierran la primera mitad del disco. Explotando desde lo íntimo a lo público el inicio de la segunda parte con Sin rebelión, freak rock contingente, que parece escribir la velocidad con una urgente petición contestada de inmediato con el punk rock de Hijos del sol, los influjos andinos que sirven de preludio no te preparan para un “Hoy no conecto con Dios, Hoy yo tengo la razón”… ¿Qué más se puede decir?

La rabia continúa en Fuzz, un 8bit blues de feroz crítica al consumidor -ya ni humano, ni ciudadano- que bien podría ser o muy chileno o muy norteamericano, construido con un sonido tan sucio como el panorama que describe. La escapada a tal cuadro llega con, En la carretera, es ahí donde se hace más presente la experimentación de estudio, utilizando sonoridades inusuales al repertorio, para recrear ambientes cargados al noise como finalidad.

La última parada en éste viaje llega con una eulogía sanadora, liberando todas las cargas en un gospel que explora desde sonidos folk de las tribus nómadas del desierto africano hasta instrumentos de pueblos originarios de América, contando la historia de un niño cualquiera con la fortuna escrita en la frente. Sin quererlo un homenaje póstumo para el más grande todos, Alí.

En sus 12 canciones el dúo va registrando un variopinto recorrido gestado durante giras, viajes, y vivencias en los últimos dos años, donde se puede escuchar el folclor de América y más allá, aunado con elementos modernos en una reflexión analógica de la actualidad que parte desde el interior, y alcanza los ribetes del mundo.

Grabado, mezclado y producido por Felipe Ruz, Alejandro y Álvaro Gómez, con la asistencia de Tomas Stewart.

Masterizado por Fred Kevorkia, NY.

Arte realizado por Federico Lamas.

perrosky.bandcamp

Perrosky

Algorecords

Este artículo ha sido visitado 378 veces, de las cuales 3 han sido hoy

Otros artículos del mismo autor