tortuganónima – Imago (2019)
espera un momento...

tortuganónima – Imago (2019)

tortuganónima – Imago (2019)

lunes 17 de agosto, 2020

Este artículo ha sido visitado 124 veces, de las cuales 1 han sido hoy

Escrito por: Álvaro Molina

“Yo creo que me ha apañado caleta el proceso de composición como para liberar ciertas emociones que me han estado igual como molestando caleta. Y me ha ayudado mucho al entendimiento también, aprender cosas para también superar esos rollos que he tenido últimamente”, decía Felipe Valdovinos (bajo) en el minidocumental con el que tortuganónima acompañó el lanzamiento de Imago en noviembre del 2019. “Me he escudado caleta en la composición, en el tocar, y siento que ha sido un buen canal para crecer, como ya dejar de lado esas hueás y mirar para adelante nomás”.

Imago calificó casi automáticamente en las listas de “discos del año” en blogs y publicaciones, nacionales e internacionales y especializadas o no en todo el mundo del math y post rock. Merecidísimo logro. El disco es un ambicioso-gran-paso en la carrera de una banda que ya cosecha los frutos del trabajo duro. Recompensas como algunas giras internacionales (incluida una visita al connotado Dunk! Fest en Bélgica el 2018) y justos regaloneos por parte del público ya forman parte de esta notable historia.

 

Pero atrás quedó el 2019 y ahora estamos en un mundo completamente distinto y mucho más extraño. Cuesta dejar de lado un montón de cosas y también es difícil superar los rollos que todos los días impiden ese “mirar para adelante”.  Sin embargo, aunque Imago ya decantó y cumplió su etapa de maduración, la música entretejida en sus diez canciones es perfecta para estos tiempos. Como un acompañante que, en retrospectiva, vuelve a pesar de que su fecha de lanzamiento parezca demasiado lejana. Es pura emoción humana. Quizás hoy en día está pegando más la idea de conectarse con los sentimientos, por razones forzosamente obvias. Por lo mismo, siento que ahora su música cobra más sentido e incluso resuena más fuerte.

“Todos cantamos la misma canción alegre, alegre y miserable, para auto descubrirse, conocerse, recuerda, el futuro es hoy”, rima Koala Contreras (CAF) en “Penumbra”. El 2020 nos ha traído solamente canciones miserables. Pero ahí aparecen los temas de Imago que nos recuerdan nuestro propio abanico de emociones para traspasarnos una sublime cantidad de energía. Los mosaicos de locura en “Aleph” y “Tlön”, la iracunda grandeza de “Cortes de papel” o las contemplaciones de “Magnolias” reflejan el desafío con el que tortuganónima se la jugó y la logró: crear un disco cristalino que condensa a cada uno de sus miembros y, simultáneamente, entregarnos al público un mensaje diáfano de lucidez y entusiasmo a través de la música.

Justamente es todo esto lo que convierte a Imago en algo más trascendente. A casi 10 meses de su lanzamiento creo que continúa revelando sorpresas. Es un disco que suena con tal transparencia (créditos de 5 estrellas al productor Tomás Pérez y todo el equipo técnico) que las emociones volcadas en él repican en cada uno de sus rincones. Es rico escucharlo y sacarle nuevas lecturas o nuevos rollos. “Te toca perder, pero vas a volver, renovado y diferente, transportado en el mensaje”, insiste Koala en “Penumbra”. Puede ser muy loco intentar hacer sentido de lo que pasa hoy en día a partir de sonidos y letras del año pasado. Pero “el futuro es hoy”. Ahora toca seguir creciendo.

 

Este artículo ha sido visitado 124 veces, de las cuales 1 han sido hoy

Avatar
Otros artículos del mismo autor