Recordando a Ronnie James Dio
espera un momento...

Recordando a Ronnie James Dio

Recordando a Ronnie James Dio

jueves 25 de mayo, 2023

Este artículo ha sido visitado 388 veces, de las cuales 1 han sido hoy

Escrito por: Equipo SO

Por Francisco Quevedo.

El fallecido vocalista, Ronnie James Dio, sigue vivo en la memoria de miles de fanáticos gracias a sus trabajos con Rainbow, Black Sabbath o Dio, su propia banda. Su vasta carrera dejó un legado que crece año tras año.

Los que asistieron hace 14 años al concierto que ofreció Heaven & Hell en el Movistar Arena (8 de mayo de 2009) sabían que estaban frente a una institución, a un cuarteto legendario, en fin, a parte viva de la historia del rock. No se equivocaban, por cierto. Lo que no sabían, en cambio, era que esa fue una de las últimas presentaciones de Ronnie James Dio sobre un escenario ya que un fulminante cáncer de estómago lo obligaría a abandonar los shows en vivo para siempre y, casi exactamente un año después, la muerte se lo llevaría. Ronnie James Dio sucumbió el 16 de mayo de 2010.

Pese a su baja estatura, aquella visita dejó en evidencia la elevada talla artística de Dio. Ya sea en los comandos de Heaven & Hell, en Black Sabbath en lugar de Ozzy Osbourne, en Rainbow junto a Ritchie Blackmore, en Elf hace más de medio siglo, liderando su banda propia – Dio- o incluso en Ronnie Dio and the Prophet a principios de los sesenta, el sello de Ronnie James Dio siempre dijo presente. Él nació para hacer música y fue el motor de su vida.

Un arcoíris venido de Cortland

Ronnie James Padavona nació en Portsmouth, New Hampshire, el 10 de julio de 1942, aunque se le ligó muchas veces a New York debido a que sus padres eran de Cortland, ciudad de ese estado. De hecho, Dio vivió desde muy pequeño en Cortland por lo que relacionarlo con New York tiene asidero. De esa época, los recuerdos eran gratos: “Cortland era de donde siempre venía mi padre, que estaba en el ejército. Está a 250 millas de Nueva York, por lo que había muchos espacios abiertos. Una pequeña ciudad con un gran ambiente pueblerino; no tenías que cerrar con llave la puerta principal. Pedofilia era una palabra imposible de deletrear y nadie sabía lo que significaba”, reveló Dio a Metal Hammer en 2008.

Por impulso de su padre, el joven Padavona se metió en el mundo de la música, siendo la trompeta el primer instrumento que aprendió a tocar. Esta imposición paternal por la trompeta tuvo un trasfondo, según relató su esposa, Wendy Dio, al medio Consequence el año 2020. “(a Dio) le hubiera encantado ser deportista si fuera lo suficientemente alto, o si sus padres se lo permitieran. Cuando tenía 5 años, su padre le dijo: “Escucha la radio y elige un instrumento que te guste”. Ronnie quería volver a jugar béisbol con sus amigos y dijo: «Oh… ese», y era una trompeta. Entonces, su papá lo llevó a la tienda de música local, le compró una trompeta y le dijo: «Ahora vas a aprender a tocar la trompeta». Y ese fue el final de los deportes del pobre Ronnie: ¡tuvo que practicar la trompeta durante cuatro horas, todos los días!”, afirmó.

Además de dominar la trompeta, en sus primeros proyectos musicales Dio hizo de bajista. Del canto, nada había en aquel entonces. Él mismo reconoció en diversas entrevistas que su capacidad para cantar vino de su dominio de la respiración, la que aprendió a dominar con la trompeta. También se agrega al mix el haber escuchado ópera durante su infancia y juventud. “No había músicos en la familia en absoluto, pero debido a la cultura italiana, la música estaba arraigada en la ciudad. Crecí escuchando mucha ópera, lo que realmente afectó mi estilo de canto” (Metal Hammer, 2008). En ese mismo registro agregó que “(la trompeta) Era un instrumento tan fácil que eventualmente se volvió aburrido. También me convirtió en una persona entre muchas. No quería ser un engranaje en una rueda. Luego, por suerte, descubrí el rock ‘n’ roll” (Metal Hammer, 2008).

Las aventuras musicales en las que participó Dio -nombre que tomó del mafioso italiano Johnny Dio porque era “breve y al grano” (Metal Hammer, 2008)- a comienzos de su carrera se sintetizan en Elf, banda con la que editó discos a principios de la década de los setenta. Sin embargo, lo más llamativo no fueron esos trabajos, sino el haber sido teloneros de Deep Purple ¿Por qué se preguntará usted? El en ese momento aún guitarrista de Deep Purple, Ritchie Blackmore, tomó nota del talento de Dio como cantante y lo invitó a ser parte de su nuevo grupo: Rainbow.

Militando en Rainbow, Dio se hizo famoso, cosechando éxitos bajo el alero del experimentado Blackmore. “(…) Nunca sentí que ser una celebridad fuera importante. Es agradable ser apreciado, pero ser idolatrado es bastante difícil y nunca lo he buscado realmente. No, estar en Rainbow con este genio guitarrista se trataba más de cómo progresaba mi música, no de mi estatus de celebridad”, confesó a Metal Hammer (2008). Mientras estuvo en Rainbow, Dio participó en los discos “Ritchie Blackmore’s Rainbow” (1975), álbum debut del grupo, “Rising” (1976) y “Long Live Rock ‘n’ Roll” (1978), además del álbum en vivo “On Stage” y otros dos registros en vivo (Live in Munich 1977 y Live in Germany 1976). Dio estuvo en Rainbow hasta 1978, año en que decidió dejar la agrupación para buscar nuevos rumbos.

Más cerca del cielo que del infierno

Estos nuevos rumbos fueron aún más allá. En 1979, Dio había conocido al guitarrista de Black Sabbath, Tony Iommi, quien andaba en búsqueda del sustituto de un tal Ozzy Osbourne. Mirado en perspectiva, el cruce entre ambos se produjo en el momento preciso porque, después de juntarse a improvisar en una improvisada sesión, Dio pasó a ser el nuevo vocalista de Black Sabbath. De esa relajada sesión, nació la canción “Children of the Sea”, pista que fue incluida en el disco “Heaven and Hell”, lanzado en 1980. El propio Iommi lo confirmó: “(…) Cuando Ozzy se fue, la primera persona con la que me puse en contacto fue Ronnie. Les dije a los otros muchachos: ‘¿Por qué no probamos con Ronnie y vemos qué piensan?’ Esto fue cuando vivíamos en Los Ángeles, así que lo llevamos a la sala de ensayo de la casa. Teníamos esta idea de riff que se nos ocurrió, que era “Children Of The Sea”, y Ronnie comenzó a cantar algo, y pensé: ‘¡Eso es genial!’ Era un enfoque tan diferente”, dijo a Kerrang! (2022).

La llegada de Dio a Black Sabbath tuvo un fuerte impacto en la forma de trabajo del grupo. “Bueno, quiero decir, todo fue diferente para nosotros. Porque obviamente, cuando Ronnie se involucró, la escritura se volvió diferente debido a la forma diferente en que se acercó. Y fue un período realmente emocionante para nosotros, porque fue un desafío de nueve años, porque estábamos haciendo algo nuevo para nosotros, algo diferente. De alguna manera nos impulsó. Fue un reto, pero lo disfrutamos”, confidenció Iommi (Kerrang!, 2022).

Luego se lanzó el disco “Mob Rules” (1981), trabajo que confirmó el éxito logrado por “Heaven and Hell”. En este segundo LP, el baterista fue Vinny Appice en reemplazo de Bill Ward, el baquetas original de Black Sabbath. El disco en vivo “Live Evil” (1982) fue la prueba máxima de que Black Sabbath con Dio funcionaba bien. No obstante, un problema surgido a raíz de la mezcla del disco, trajo como consecuencia la salida de Dio y Appice del grupo. En concreto, el ingeniero de sonido acusó a Dio de alterar la mezcla para destacar más su voz, hecho que el vocalista de sangre italiana desmintió de forma tajante. Ese capítulo nunca ha sido del todo aclarado y pasó a engrosar esa lista interminable de mitos en el mundo del rock and roll, de esos que se alimentan en las reuniones de amigos.

Otro de los mitos fueron las polémicas en tormo a Ozzy Osbourne y Dio, en específico las opiniones vertidas por Dio sobre Ozzy y viceversa, historia que para Dio no eran más que ficción. “Nunca fui más negativo que la gente alrededor de Ozzy, o él mismo. Nunca, nunca comencé ninguna pelea con él. Nunca dije que no podía cantar o escribir. Si hubiera pensado que no tenía talento, me habría negado a cantar “Paranoid” o “Iron Man”. Comprendí su importancia para esa banda. En cuanto a disculparme, si puedes señalar alguna negatividad en lo que he dicho sobre él…”, se defendió Dio (Metal Hammer, 2008).

Una vez fuera de Black Sabbath, Dio se enfocó en su propia banda, la que bautizó Dio. En este proyecto lo acompañaron Appice, Vivian Campbell y Jimmy Bain en batería, guitarra y bajo, respectivamente. El primer álbum, titulado “Holy Diver” (1983) fue un suceso dejando para la posteridad grandes canciones como “Holy Diver”, “Don´t talk to strangers”, “Stand Up and Shout” o “Rainbow in the Dark”. El siguiente trabajo, “The Last in Line” (1984), siguió cosechando críticas positivas. Hasta la muerte de Dio, la banda (en sus distintas formaciones) grabó 10 discos de estudio, además de discos en vivo.

Cómo se sabe, la vida tiene caminos intrincados que dan muchas vueltas. En este caso, los caminos de Dio y Tony Iommi se cruzaron de nuevo. En el año 2006, ya reformulados bajo el nombre de Heaven & Hell, el cuarteto Dio-Iommi-Geezer Butler y Appice comenzó a trabajar juntos de nuevo. El resultado fue el LP “The Devil You Know” editado en 2009. El trabajo fue recibido con críticas positivas y la gira promocional de dicho disco los trajo al Movistar Arena, en ese cada vez más lejano mayo de 2009.

Esa presentación dejó grandes versiones en la memoria de quienes estuvieron allí. “Neon Knights”, Heaven and Hell”, “Children of the Sea” o “I” fueron de los puntos altos ese día, con Dio, cuándo no, dominando el escenario como si fuera el living de su casa. Natural y carismático, se mostró como un artista completo y maduro, características que ya se sabían, pero que bien valía verlas en vivo. Verlas por última vez.

Este artículo ha sido visitado 388 veces, de las cuales 1 han sido hoy

Otros artículos del mismo autor