Catoni – E=m*cy (2023)
espera un momento...

Catoni – E=m*cy (2023)

Catoni – E=m*cy (2023)

miércoles 09 de agosto, 2023

Este artículo ha sido visitado 349 veces, de las cuales 1 han sido hoy

Escrito por: Equipo SO

  • ¡Haz clic para puntuar esta entrada!
    (Votos: 1 Promedio: 5)

Por Francisco Quevedo.

Grata sorpresa fue el escuchar este disco de la banda nacional Catoni, power trío liderado por Carlos Catoni y secundado por Marcelo Mardones en las baquetas y Joaquín Quezada en el bajo. Sorpresa, sin exageraciones, ya que la propuesta es bastante agradable, tiene tintes de un rock fresco y, además, elementos que rompen el molde con respecto a lo que se suele escuchar en pastos nacionales.

“E=m*cy” está conformado por 9 canciones que deambulan entre la fuerza y las melodías calmadas, combinadas de una manera que tiene como resultado un álbum equilibrado y de fácil digestión. No sólo eso: mientras avanza, el oyente va reconociendo influencias, guiños, detalles en las letras, etc. que aluden a bandas como Divididos, Gustavo Cerati o Los Prisioneros, por citar algunas. Este punto, banal para otros, es destacable puesto que hace más cercano el disco, en especial para alguien que se enfrenta a escucharlos sin ni siquiera haber oído al grupo de nombre alguna vez.

En esta estructura, se nota que Carlos Catoni carga con el protagonismo (no por nada el proyecto lleva su apellido) y este traje no le queda grande en lo absoluto sino más bien es un traje hecho “a la medida por un sastre” diría alguien a la usanza de la vieja escuela. Catoni tiene el control, no solo por su voz; la guitarra dice presente con propiedad en varias canciones llevando la batuta con templanza, muy bien complementada por el destacado trabajo que cumple Mardones y Quezada, los Sancho Panza en la ecuación. Esta sinergia entre las tres piezas se refleja desde la primera canción y no afloja hasta la última.

Por lo tanto, canciones como “Salvaje”, “Tabula Rasa” o “1980” son la perfecta demostración de aquella sinergia antes reseñada. Más poderosos y olvidando el freno de mano aparecen “Zona de sacrificio” (coincidiendo en el nombre con una canción de Criminal) o “Yeah”, por citar dos mazazos. Como todo desenfreno, Catoni también tiene un lado más tranquilo, ese que hace bajar un poco los decibeles. Este freno de mano (ahora sí) se nota en “Déjame ir” y “Volveré”, hit que cierra el disco, la que resultó ser una movida acertada.

Aquí es cuando merece volver a resaltarse que la sorpresa inicial desatada con “Salvaje”, se mantuvo durante gran parte de los casi 32 minutos de música. Es válido recordarlo puesto que no muchos grupos en la actualidad logran ese grado de atracción y novedad. Cierto es que el hecho del descubrimiento y de la “escuchada por primera vez” lo hace atractivo en sí, pero bien podría haber sido un bodrio y en este caso no lo fue. No está demás decir que fue todo lo contrario.

“E=m*cy” no solo es un buen puñado de canciones bien producidas, bien compuestas y bien interpretadas por el power trío chileno, sino que, para este escribano, viene a simbolizar las ínfimas esperanzas que cualquier aficionado siempre deposita en la escena nacional. Siempre es gratificante, de tanto en tanto, encontrarse con discos que queden en la memoria, aunque sea por una o dos o tres canciones. Catoni lo logró con este disco y eso bien vale un pequeño y humilde reconocimiento. Ni premios, ni gaviotas ni millones de likes, basta con que entre en el radar musical de ahora en más.

Bien por Catoni.

 

Este artículo ha sido visitado 349 veces, de las cuales 1 han sido hoy

Otros artículos del mismo autor