Cargando
ANMLS – ANMLS (2018)
espera un momento...

ANMLS – ANMLS (2018)

lunes 07 de mayo, 2018

Este artículo ha sido visitado 84 veces, de las cuales 2 han sido hoy

Escrito por: Álvaro Molina

La energía antimateria de ANMLS hace que este sea un disco visceral. Hay distorsión, desenfado y nihilismo. Por lo general, los contextos dan algunas ideas que pueden transformarse en algo así como una declaración o un mensaje. En este caso, hay política, insurrección y angustia. Pero esta banda es asertiva al respecto y entrega unos demoledores 25 minutos de garage punk y hardcore conflictivo que, sumado a sus letras inconformistas, dan como resultado un debut intenso y lapidario.

Partimos firme con el riff agudo y metálico de “Tapo el Sol” y la violenta velocidad de una batería que trae de vuelta la intensidad de Black Flag y Fear, sirviendo como una introducción perfecta que abre las compuertas de este disco irreverente y furioso. ANMLS está dando su canto desde los infiernos de la resignación y la rebeldía.

“Instrumental” se alza como la vitrina del manejo y despliegue musical que tiene este cuarteto. Si bien en todos los otros temas las voces son en estilo grupal, a lo protesta, aquí se desfila sin letras por el crossover neoyorkino de la vieja escuela, la atonalidad de las guitarras y los melódicos cambios de ritmo que van creciendo hasta la desolación y la velocidad de un hardcore que deriva en la potente “No nos ven”. Rápida, intensa y abrasiva, la canción es el boot camp del disco con furia desatada, disonancias y estridencia, una patada al estómago que reafirma la crudeza del volumen y el sonido. Incluso, el garage se expande a la introspección del surf rock y el post-hardcore con “Pirata”, la piedra de resistencia con que termina el disco.

Pero está la épica “Mierda”.  Es la que perfectamente resume el disco. En sus seis minutos, el poder de esta enorme canción provoca la angustia sobre “La organización de la desinformación/Y me vienes con mentiras que manejan toda tu vida”. “Santiago come mierda”, una denuncia hacia la falsedad y las mentiras sistematizadas a las que nos han querido empezar a acostumbrar. ANMLS viene a responder con rabia que “la gente come mierda” en un sistema de cloaca que se vuelve a abordar en “Pacos”. La oda dedicada a la institución chilena habla por todos: “Después de años, no va a cambiar, lo combatimos, abuso policial […] Hoy siento asco del capitán, institución de mierda, pronto arderá”. Esa es la visceralidad de la propuesta en ‘ANMLS’, la que se une al conjunto de diez temas traídos por cuatro rabiosos asqueados con el sistema y la realidad. Al abordaje punk en Chile no le falta material, reconozcámoslo. Aquí radica esa importancia del contexto y la declaración. Y sobre eso en Chile, hay mucho de qué hablar.

Este artículo ha sido visitado 84 veces, de las cuales 2 han sido hoy

Álvaro Molina
Otros artículos del mismo autor