Andrés Lecaros: “Demostré que se podía hacer música country en Chile”
espera un momento...

Andrés Lecaros: “Demostré que se podía hacer música country en Chile”

Andrés Lecaros: “Demostré que se podía hacer música country en Chile”

miércoles 05 de febrero, 2014

Este artículo ha sido visitado 749 veces, de las cuales 1 han sido hoy

Escrito por: Rodrigo Damiani

Andres LecarosRebeldía, originalidad, pasión y rock and roll, son los principales atributos que destacan a este tremendo artista nacional, Andrés Lecaros, que en conjunto con su banda Los Forajidos, acaban de lanzar su segundo largaduración, «Viaje de ida y vuelta», de esto y mucho más  en la siguiente entrevista realizada por Sonidos Ocultos al genio de la música country nacional, Andrés Lecaros.

¿Cómo la música llegó a tu vida?

Provengo de una familia de músicos; Mi mamá es profesora de música y directora coral, mi papá bajista Jazzero, sin mencionar a mis abuelos, tíos, primos, etc. Entonces podría decir que la música me acompaña desde antes de nacer.
También hay momentos decidores en mi vida, uno probablemente fue cuando de niño y veía los videos de las bandas de glam rock de la época, con esa parada de chicos malos y pensaba “mierda-yo quiero ser así”. Otro fue cuando compuse mis primeras canciones punk, entre los 12 y 13 años, o cuando conocí la música country me di cuenta de que existía la figura del songwritter, que no tenía nada que ver con lo que acá en Chile se conoce como el “cantautor”, el songwritter es mucho más duro y menos artesa.

¿Por qué decidiste interpretar un estilo no tan  masificado en Chile como es el Country?

Durante toda mi vida he escrito canciones, sin embargo, estuve muchos años metido en el underground. Participé en bandas de punk, metal, hardcore y Oi! (especialmente este último estilo) y siempre me pareció que era lo mío. Hasta que conocí el Outlaw Country. Como  muchas cosas en la vida llegué a este género por casualidad y lo primero que me llamó la atención fueron las historias, porque eran duras, crudas y por sobre todo honestas, sin parafernalia, simplemente reales.

Empecé escuchando a songwritters del outlaw country de los 60’s como David Allan Coe, Johnny Cash o Merle Haggard. Luego bajé hasta los orígenes con Hank Williams y Jimmy Rodgers y conocí a mi favorito Hank III. Después de eso sólo quería escribir en clave de country, no me importó que en Chile a nadie le gustara, o me consideraran un loco.

¿Cómo fue que encontraste ese sonido tan particular y diferenciador?

Mi sonido ha cambiado entre disco y disco. El primero fue más purista, hasta lo que hago ahora en donde si bien la temática de mis letras sigue siendo la misma, el estilo musical de las composiciones y arreglos, se pasean por todos los estilos musicales que me gustan, aunque con base de country, sazonamos, con mucho rock, blues, swing, cowpunk. Además de la actitud dura y rebelde.
Ahora, a la hora de componer es difícil establecer una fórmula precisa, pero si te puedo decir que es un tercio, de trabajo previo recolectado historias, es decir , viviendo la vida a mi manera y mezclándome con gente que tiene cosas que contar. El otro tercio es inspiración y luego lo demás es trabajo, generando, corrigiendo las letras y los arreglos musicales.

El disco debut de Andrés Lecaros y los Forajidos «Baladas para Perdedores», ¿cómo se forjo?

El disco Baladas para Perdedores salió a finales del 2010 y fue el broche de oro del trabajo con mis primeras composiciones en clave de country, que se venía gestando desde el 2007 aproximadamente. Ese disco es muy querido para mí, porque demostré que se podía hacer música country en Chile, que podía pasarme “por la raja” a todos los que decían que no lo iba a lograr.
Este disco lo grabé con el máximo Juan Pablo “Prahba” Quezada en los Estudios Santuario Sónico, y es un disco hecho a pulso, ya que nadie sabía bien como grabar un disco profesional de country en Chile, porque nunca antes se había hecho. El resultado me dejó muy conforme, ya que lo mezclamos de forma muy metódica, aunque tengo que admitir que con un poco de “miedo”, por estar innovando y no querer cagarla.

Acabas de sacar a la venta «Viaje de ida y vuelta», cuéntanos cómo se forjó este álbum y sobre el lanzamiento

Portada Andrés Lecaros- Viaje de Ida_1Apenas terminé “Baladas para Perdedores”, me puse a trabajar en este disco, que por suerte se materializó durante el 2013, para salir ahora a principios del 2014. El trabajo más grande fue el de composición, ya que aunque tenía muchas historias acumuladas, el proyecto de un disco doble de 28 canciones era por decir menos ambicioso, así que estuve de cabeza. Me siento la raja por eso, especialmente porque a mis seguidores les ha gustado mucho y eso me llena de orgullo.

El 27 de Marzo realizaré mi primer lanzamiento en Santiago en la Escuela Moderna de música, escogí ese lugar por dos razones: Que es la mejor sala de conciertos en la que he tocado, es decir que se va a escuchar impecable y porque también tengo el acuerdo con el local para que sea un evento por el arte, así la gente no tiene que pagar entrada ni nada. Para ese show voy a tener muchas sorpresas, invitados de lujo, bailarinas y otras cosas que no puedo contar aún.

¿Quiénes son los forajidos que te acompañan, cuéntame un poco de ellos?

Tuvieron que pasar muchos músicos por la banda antes de tener la formación  que tengo hoy y tengo que decir que fueron escogidos con pinzas porque aparte de ser todos los tremendos músicos, son los medios personajes y a estas alturas nos hemos convertido en una gran familia.

Para nombrarlos a todos:  Alejandro Fuentealba en la guitarra eléctrica, un trotamundos que estuvo tocando Country en EEUU entre muchas otras aventuras musicales; Erwin Kittsteiner en la armónica, músico callejero de años, blusero de alma; Patricio Bahamondes, Bajista de bandas épicas de la psicodelia rockera chilena como Arena Movediza y Sol y Medianoche ; Frank Jacket oriundo de Nos y el verdadero artista country por excelencia; Rodrigo Calderón baterista que ha participado con lo mejor de  la escena blues local, y por último a nuestra favorita y la más joven de la banda, María José Sanchez, gran cantante, compositora (vean su banda Velvet Cité).

¿Qué opinión tienes de la actual escena nacional?

Chile es un país que tiene excelentes artistas, la llevamos con el rock, blues, Hip Hop, metal, Jazz, el Soul y muchos otros. Hay gente muy talentosa y creativa, no solo músicos de oficio, sino muchos creadores. Sin embargo creo y sé que en Chile tenemos algunos  problemas especialmente  graves que voy a enumerar porque es un tema que discuto constantemente:

1- Mal Público: no se compromete, no apoya a sus artistas, prefiere ir a ver asquerosas bandas de tributo, que cualquiera de las maravillas originales que salen a cada rato. Pagan millonadas para ver bandas de afuera que vienen todos los años a enriquecerse, pero a la hora de apoyar a sus bandas locales simplemente no están. Eso no es culpa de la gente, es un problema a nivel país, por culpa de una educación de mierda donde el dinero y el estatus es la única cosa que importa.

2-Músicos Prestaculos: No puede ser que haya “gueones” que paguen por tocar o que aceptan condiciones pésimas de parte de dueños de locales mercenarios que se enriquecen a costa de su arte. Son el cáncer, porque validan todo el problema que hay en Chile con respecto a la cultura y dejan a nuestro oficio en 5ta categoría.

3-Compadrazgo: Porque no solo en las pegas y en el gobierno está el “pituto”, acá hay una manga de snob egoístas, que con la chapa de “alternativos”, se reparten sus contactos, graban sus discos en sus estudios pagados por papi y convierten su banda en una guea tipo empresa, donde el marketing es más importante que las canciones.

¿Por qué la rebeldía es tan importante en la música que desarrollas?

La rebeldía es parte importante en mi vida en general. Siempre he remado contra la corriente, me carga que me digan como tengo que ser, como vestir, como pensar, como actuar o la música que tengo que escuchar.

Ahora con respecto a mi música, yo no sé qué tan rebelde sea, porque yo lo único que hago es escribir canciones y contar historia. Ahora si me hablas de la temática de estas, claro son historias duras, del bajo mundo. Yo siempre me he sentido más cómodo con esa gente, que con la gente “linda”. Me encanta estar con borrachos, putas, drogadictos y maleantes varios, porque ahí están las historias. Probablemente mi rebeldía es la forma en cómo cuento estas historias, con muchos garabatos, bien chilenizado. Ese es el primer paso para generar música libre y honesta.

¿Cómo estuvo tu participación en el Festival independiente Woodstaco 2014?

Me encanta Woodstaco, tanto por el concepto independiente, el contacto y la protección con la naturaleza, los precios accesibles, el recinto, el público y la buena onda que se genera y las buenas bandas que tocan. Me gusta porque solo tocan bandas originales y en su mayoría chilenas, le dan espacio a muchas bandas emergentes y el público es fiel, independiente de la parrilla.
Con respecto a nuestra presentación, en Woodstaco siempre nos ha ido muy bien, la gente entiende nuestra propuesta, se lo toman con humor, bailan, ríen y lo pasan bien, que es lo más importante. Estoy muy agradecido del cariño que me ha dado el público de Woodstaco y también los organizadores que se rompen el lomo.

¿Qué les dirías a todos quienes te apoyan y disfrutan de las bandas independientes de Chile?

Mi mensaje a los músicos de Chile NUNCA RENDIRSE, hay que mantener la fe y seguir adelante con esto, porque es más que una actividad o profesión, es un DEBER, nosotros creamos la banda sonora de la vida de las personas y eso es una gran responsabilidad que no podemos ahogarla.

Gracias al público por su buena acogida y a los amigos que se han interesado en mi propuesta y han contribuido comprando discos, asistiendo a los conciertos o simplemente con una palabra de aliento ¡muchas gracias!

Este artículo ha sido visitado 749 veces, de las cuales 1 han sido hoy