Vuelveteloca: La furia antes de la calma
espera un momento...

Vuelveteloca: La furia antes de la calma

Vuelveteloca: La furia antes de la calma

miércoles 15 de mayo, 2019

Este artículo ha sido visitado 129 veces, de las cuales 1 han sido hoy

Escrito por: Matías Burgos

Anunciada como una despedida para tomarse unas “vacaciones muy largas”, el pasado sábado un Bar Loreto casi lleno presenció la última presentación en vivo de Vuelveteloca, al menos por un tiempo. Desde 2006 que venían dándole duro entre shows y discos, incluso comprometiendo dos nuevos lanzamientos para lo que queda de 2019.

Sus dos últimos álbumes, “Pantera” (2015) y “Sonora” (2017), mostraron a la banda como una dualidad entre los pasajes más hipnóticos del primero y el rock eléctrico del segundo, con ritmos tribales como línea de continuidad. Ambos tuvieron buena recepción y amplia difusión, con apariciones en todo tipo de festivales tanto en Chile como en el extranjero, además de la formación de un público no menor que sabe sus canciones. Así y todo, llegó la hora para ellos de parar e irse a estudiar.

Pero antes del descanso, se mandaron un extenso set de 14 canciones en las que hubo intensidad de principio a fin, entre olas de ruido y acordes arpegiados. La apertura con ”Paramount”, tema del 2011, sacó esos aullidos de los que esperaban escuchar ese y otros temas antiguos, que avisaron incluirían en esta cita especial. Siguió la marcha siniestra de “Terror” y una tanda de lo reciente, con altos momentos en “Alta Montaña”, “Ataque Masivo” y “La Niebla”, entre otras que se disolvieron bien en el trance que a ratos parecía eterno.

También aprovecharon de estrenar un adelanto, “Un Millón De Años”, composición con ritmos más dinámicos y estimulantes, bien conectados con el viaje interdimensional al pasado que hicieron entre “Velódromo”, “Telequinesis” y “Jinete Galáctico”. Todo, envuelto en el calor sofocante del que varios escaparon un rato, yendo afuera a fumar y compartir uno que otro pito.

El final, que incluyó a miembros del pasado que se hicieron presentes sobre el escenario, fue con el mambo rock de “Shakers”, un ritual de despedida que entregó los últimos voltios que descargará Vuelveteloca en años. Un largo adiós para un largo descanso.

Foto por Bar Loreto

Este artículo ha sido visitado 129 veces, de las cuales 1 han sido hoy

Matías Burgos
Otros artículos del mismo autor